Qué ver en Disney+: Marvel crea un espectáculo divino y hortera que parece un disco de Guns N' Roses hecho película
Disney plus

Qué ver en Disney+: Marvel crea un espectáculo divino y hortera que parece un disco de Guns N' Roses hecho película

Puede discutirse si las películas están siendo peores o no -probablemente no, pero sí es cierto que la serie hacen que haya más contenido sobrante que desluce el conjunto-, pero lo que está siendo innegable es que Marvel Studios está teniendo dificultades para que su Fase 4 sea tan querida como las de la Saga del Infinito. Las cintas funcionan, pero la mayoría se quedan a medias para conquistar a las audiencias que no son fans irredentos.

Probablemente no hay solución fácil -bueno, quizá hacer menos series mediocres-, porque lo cierto es que Kevin Feige está probando de todo en esta fase. Tenemos las clásicas películas ultracontroladas, limadas de asperezas y de virtudes, que caracterizan el nivel medio de Marvel y también hemos tenido películas donde los cineastas han podido tener un poco más de peso, como 'Eternals', 'Doctor Strange en el multiverso de la locura' o la más reciente 'Thor: Love & Thunder'.

Knockin' on Valhalla's Door

Esta última, que acaba de llegar a streaming a través de Disney+, resulta especialmente interesante por cómo su director Taika Waititi decide exprimir todo lo posible el cheque en blanco de Kevin Feige tras el éxito de 'Thor: Ragnarok'. El resumen más sencillo sería hablar de esta secuela como una repetición de los hits de su predecesora, amplificando recursos como el humor absurdo y desenfadado, la fantasía épica y colorida o las sacudidas de tono, que ya estaban en la anterior.

La realidad es un poco más compleja. Por ejemplo, sus cambios de tono son más bestias y hacen más convulsa la película, pasando de la gracieta al drama bastante duro con bastante brusquedad. A ratos la película quiere abordar temas como la decepción con los dioses, la búsqueda de propósito personal o lidiar con la muerte, mientras que también quiere chocarte con chistes de Thor negando su traumático pasado o teniendo un extraño triángulo amoroso con dos martillos.

No es que no funcione. De hecho, funciona más de lo que debería para los bandazos que pega. Para intentar razonar por qué me voy a valer del uso que hace Waititi de Guns N' Roses a lo largo de la película, porque además su manera de dirigir tiene cualidades similares a la banda de rock. Guns N' Roses hace música ruidosa y sin filtros, muy lanzada a la épica y también muy hortera, llegando también a extremos humorísticos (en su caso no del todo voluntarios) en los que muchos no entran o eligen no entrar. Un poco como las dos películas de Thor del neozelandés.

Waititi usa las canciones de GNR casi para marcar la estructura de la película, aunque realmente ha cogido mayormente las canciones del disco equivocado. En esta analogía, 'Thor: Ragnarok' sería el Appetite for Destruction, que contiene todos los hits y parece funcionar de manera redonda de inicio a fin, sin fisuras.

'Thor: Love and Thunder' parece más los dos volúmenes de Use Your Illusion, dos discos ambiciosos y desmesurados, que tienen tantas luces como momentos que igual deberían haber sido filtrados. Es una película que podría haber sido mejor de estar algo editada y con sus aciertos mejor distribuidos.

'Thor: Love and Thunder': usa la ilusión de un niño

Porque hay bastantes aciertos, algunos mejores que los de su predecesora. El villano de Christian Bale resulta fascinante por trágico y por espeluznante, pero tiene un trasfondo dramático que refleja más ideas sobre nuestra relación con la divinidad de lo que pueda parecer. Hay una secuencia de acción que enfrenta a los personajes de Chris Hemsworth y Natalie Portman contra este villano en un planeta que hace cosas visualmente atrevidas para una película de Marvel, y además está concebida y ejecutada con increíble gusto.

Hay también una interesante decisión de poner a los niños en el centro de la acción, con la que Waititi vuelve a mostrar su conexión con la perspectiva infantil y también trata de devolverles el blockbuster de fantasía. Son detalles que muestran que aquí ha habido un autor con más poder de decisión, aunque igual el uso que ha hecho del mismo no haya sido el más eficaz. Pero mira, si algo bueno nos deja esta fase 4 es películas que se atreven a probar cosas distintas e interesantes, aunque sean imperfectas. Más como esta y menos palmadas en la espalda al fan que no se preocupen de nada más.

En Espinof | En qué orden conviene ver todas las películas y series del Universo Marvel

Temas
Inicio
Inicio