Publicidad

'Linterna Verde', la infravalorada película con Ryan Reynolds era el verdadero camino a seguir en DC
Divulgación

'Linterna Verde', la infravalorada película con Ryan Reynolds era el verdadero camino a seguir en DC

HOY SE HABLA DE

Con un diseño de producción estupendo, un reparto de altos vuelos y ganas de seguir la senda de la aventura más tradicional, la adaptación de 'Linterna Verde', uno de los personajes más populares de DC Cómics, tenía todo para conquistar el mundo. Pero lo que pasó fue justo lo contrario. Tal vez va siendo hora de reconocer, una década después, que aquel intento mereció mucha mejor suerte.

En la noche más oscura

2008: Marvel arranca con fuerza con su primera apuesta cinematográfica y con la inestimable ayuda de Robert Downey Jr, 'Iron Man' revienta el mercado. En el verano de 2011, cuando 'Los Vengadores' aún no se habían reunido y Christian Bale aún era 'El Caballero Oscuro' favorito del mundo, Warner Bros y DC decidieron que era la hora de expandir su universo con uno de los personajes más atractivos de la casa. Un personaje, a priori, de segunda categoría, pero con un universo lo suficientemente rico y fascinante como para permitirle a su estudio esperar una continuidad cinematográfica. Total, después de 'Jonah Hex' qué podría salir mal.

Con 'Linterna Verde', Warner firma uno de sus más sonados fracasos en el cine de cómics de los últimos años. Rápidamente, la película que iba a ser la punta de lanza de un universo extendido, se convirtió en el hazmerreír del género en Internet. Siendo honestos, es justo admitir que la película de Martin Campbell está a miles de galaxias de adaptaciones estrepitosas como 'Catwoman' (¿dónde está Pitof?) o 'Elektra', pero el mundo decidió ponerse de acuerdo y enterrar una películas más que digna.

El personaje disfrutó de un gran éxito en 2005, cuando se relanzó con el trabajo de Geoff Johns, dando un lavado de cara a un personaje que resurgía de las cenizas y se volvía en uno de los títulos más atractivos del panorama. Aquel personaje "de segunda" era ahora el centro de atención. Nuevo diseño, nueva historia. Hal Jordan nos lleva a nuevos territorios. Este toque de Geoff Johns aparece en la película de Campbell, especialmente a nivel del diseño de los personajes y orígenes. Hal Jordan, un piloto de pruebas temerario y rebelde, se transforma en superhéroe intergaláctico tras ser elegido como su sucesor por un alienígena moribundo llamado Abin Sur, el guardián del sector de la galaxia donde se encuentra nuestro planeta.

El día más brillante

Mucho antes de que ninguno de nosotros soñase con que los 'Guardianes de la Galaxia' de Marvel iban a pasar a ser nuestros héroes favoritos, DC tuvo la oportunidad de reinar en el espacio exterior a través de los Green Lantern Corps. Las razas extraterrestres de la película están brillantemente trasladadas a la pantalla. De Abin Sur a Parallax, un enemigo aterrador más cercano a película de terror que a una aventura familiar.

Los Guardianes, miembros fundadores del Cuerpo de Linternas Verdes, también están bien representados. Sus diseños y voces dan personalidad a cada uno, y es un placer ver a los Guardianes en Oa, ideados con un diseño realista realmente atractivo. Todos estos diseños y efectos lucen magistrales diez años después. Por supuesto, el Sinestro de Mark Strong luce de fábula tanto bajo su uniforme verde como en el que muestra tras los créditos. A pesar de estos grandes detalles, la película fue un fiasco.

Linterna Verde

Con 200 millones de presupuesto, apenas recuperó esa inversión entre los mercados domésticos y globales. Además, la (inexplicable) mala recepción crítica hizo que todo el planeta asumiera al mismo tiempo que estábamos ante un desastre. Fue tal el énfasis que incluso su protagonista terminó convencido. Aunque es justo reconocer que ahora, con el lanzamiento de 'La Liga de la Justicia de Zack Snyder', Reynolds ha cedido y ha disfrutado de la película, reflejándolo en un jugoso hilo de Twitter hace unos días.

El primer problema llega en 2007, cuando Warner ordena a Greg Berlanti que trabaje en el guión junto a Michael Green y Marc Guggenheim, confiados en que con el éxito podrían comenzar a preparar el legado de la casa con 'The Flash'. Por desgracia, Berlanti fue reasignado a otro proyecto y reemplazado por Martin Campbell en 2009. Ese nombramiento no debería ser algo malo, pero fue un primer paso en falso puesto que el director de 'Casino Royale' nunca había realizado un largometraje con un tratamiento visual de estas características.

La galaxia de los líos

Durante la promoción de 'Deadpool', Reynolds decía: "Cuando rodamos 'Green Lantern', nadie tuvo la oportunidad de leer el guión, porque no existía. No me quejo, fue la oportunidad de mi vida, y si tuviera que volver sobre mis pasos, probablemente lo haría todo de la misma manera".

Además, hubo tomas de emergencia en enero de 2011 y una conversión 3D de última hora. Pero lo peor de todo llegó cuando absolutamente todos los implicados, de Geoff Johns a Jeffrey Robinov, responsable de Warner, se involucraron en el proceso de edición de la película. Se perdieron partes interesantes y se mutiló una película que por momentos carecía de sentido común o de ritmo. Lo que podía haber sido una alucinante space ópera de DC se convertía en una gran película pequeña.

Green Lantern Parallax

Vista hoy, 'Linterna Verde' funciona igual de bien que entonces, si es que en aquel momento lograste permanecer alejado de la ensordecedora toxicidad que acompañó a la película durante su carrera comercial. Sigo convencido de que los cimientos de un Universo DC en condiciones deberían haber salido de aquí. Esta Green Lantern es una película encantadora, ingenua, visualmente arrebatadora y con cierta película de Richard Donner sobre un hombre que podía volar como claro referente, empezando por las notas musicales del tema principal de la película, un entrañable viaje al pasado lleno de buenas ideas y un villano aterrador.

Martín Campbell, al que se menosprecia o idolatra según la propuesta ('Casino Royale' / 'Green Lantern'), presenta un festival de colores y resoluciones placenteras al que le falta un poco de pegada pero que va sobrada de sentido común. Empezando por sus poco más de cien minutos de duración. A mí dame más linternas verdes (o Jonas Hex) y guárdate esos 'Joker' y demás trabajos de artificial intensidad superheróica.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio