Compartir
Publicidad

Risas enlatadas, ¿A favor o en contra?

Risas enlatadas, ¿A favor o en contra?
45 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las risas enlatadas pueden considerarse un engaño, un artificio sonoro introducido en la postproducción de una serie o programa de televisión, que intenta avisar al "tonto" espectador de cuándo ha acabado un chiste, así como de la intensidad y la forma en que debe soltar su carcajada. Hay algunos escépticos que incluso ven conspiraciones en estas risas grabadas, interpretándolas como mensajes subliminales que intentan inducir al espectador la forma en que se debe percibir una determinada situación. Es una forma de verlo...

Por otro lado existe una minoría que considera a las risas enlatadas un recurso correcto, que enfatiza los momentos más divertidos de la escena y que ayuda al espectador a percibir esa situación como verdaderamente cómica.

Argumentos no faltan para ninguna de las dos posiciones, pero yo hoy me voy a convertir en abogado del diablo y os voy a exponer las razones por las que estoy a favor de las risas de fondo, ya sean enlatadas o de público real.

Y es que hace unos años pudimos comprobar cómo algunas series que ya incluían risas enlatadas decidieron eliminar este recurso y sustituirlo por el vacío, dejando en medio una pausa dramática que no hacía sino confundir al espectador sobre el objetivo de estos segundos en silencio. Estaréis conmigo en que una pausa dramática no es lo más recomendable para una sitcom.

Existen comedias que nunca han incluído risas enlatadas, véase 'The Office' o 'Aquí no Hay Quien Viva', ya que al tirar de guión y rapidez argumental no hay lugar para este tipo de artificio. Sin embargo, las sitcoms de toda la vida se centran más en los gestos, la forma de actuar, los golpes y las caídas, existiendo largos periodos de tiempo en que un personaje no habla, tan sólo actúa, gesticula o se mueve por la escena. En estos momentos de silencio se requieren llamadas de atención a la audiencia para que no deje de mirar la pantalla y se fije en lo que está haciendo el personaje. Y qué mejor forma de hacerlo que incluyendo una risa de fondo...

Lo que no puedo defender es el protagonismo de la risa enlatada frente a la interpretación de los personajes en la escena. Me estoy refiriendo a ese ruido de fondo que traspasa la risa para convertirse en grito, en reacción desmedida cuando un determinado actor aparece en pantalla. Es cierto que algunas series incluyen estas reacciones a través de un público real, mediante un regidor que anima al público a jalear al personaje, pero cuando estas reacciones son incluídas en la post-producción resultan un tanto ridículas, notándose excesivamente que están introducidas con calzador. Buen ejemplo de ello son 'Cosas de Casa' o 'Matrimonio con hijos'. He aquí el ejemplo:

Por último, las risas enlatadas no son el único artificio que se introduce en las emisiones para destacar una escena o un diálogo, también los dramas utilizan sus propias llamadas de atención. Decidme, ¿Qué sería de 'Perdidos' si no fuera por los golpes instrumentales de Michael Giacchino? ¿Os imagináis la escena en que se descubre quién esta está dentro del ataúd sin un mísero acorde musical? O volviendo a la comedia, ¿Os imagináis 'El Show de Benny Hill' sin su música característica? ¿No, verdad? Entonces, ¿Por qué prescindir de este tipo de recursos?

Sea como sea, ¿Qué pensais vosotros? ¿Estais a favor o en contra de las risas enlatadas?

Vídeo | Youtube En ¡VayaTele! | La historia de las risas enlatadas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos