Compartir
Publicidad
"Si alguien quiere ver mierda, tiene mucho donde elegir". Enrique Urbizu ('Gigantes')
Entrevistas

"Si alguien quiere ver mierda, tiene mucho donde elegir". Enrique Urbizu ('Gigantes')

Publicidad
Publicidad

'Gigantes' regresa este viernes 22 de marzo a Movistar+ con su segunda y última temporada tras su presentación en el Festival de Málaga. Pronto conoceremos cuál es el destino de los hermanos Guerrero, pero antes tuvimos la ocasión de charlar en una mesa redonda con el director Enrique Urbizu y con los actores Daniel Grao, Carlos Librado e Isak Férriz sobre lo que nos espera en estos seis nuevos episodios.

En la charla hubo tiempo para hablar de la situación de los personajes, de cómo se encaró el proceso de cara a dar cierre a la serie, de la libertad que tuvo Urbizu o de a qué hermano sacrificarían cada uno de ellos en caso de ser necesario para seguir con vida:

La nueva situación de los Guerrero

Daniel Grao fue el primer en comentarnos que en esta segunda temporada "todos los personajes en general están muy solos y muy contra las cuerdas. Eso hace que tengan que tomar ciertas decisiones que le da la potencia que tiene a la segunda parte", mientras que Carlos Librado destaca que "intento separarme lo más posible de ellos, pero un suceso hace que Clemente se acerque más a sus hermanos y a la sangre que lleva en las venas de lo que desearía".

Isak Férriz nos desveló que "Tenemos un reencuentro en el octavo episodio y a partir de ahí, por una peripecia de guion que no puedo contar, cambia la dinámica, el sentido de su destino. Posponen su duelo final", aunque es el propio Urbizu quien separó muy bien la línea del momento en el que todo cambia:

El punto de inflexión es cuando Daniel le dice a Tomás "éramos gigantes, no teníamos que pedir ayuda a nadie y ahora mendigamos como las monjas". En esa situación se encuentran esos dos hermanos huidos y eso sí que es nuevo para la familia Guerrero.

El final de la serie

Hermanos Guerrero

Un aspecto clave de esta segunda temporada es que se está vendiendo como el final de la serie, algo que sin duda ha marcado la forma de encararla por parte de sus responsables. Cuestionado al respecto y sobre la posibilidad de seguir la historia más adelante, Urbizu apuntó lo siguiente al respecto:

Los guionstas y yo siempre estuvimos convencidos de que la serie era autoconclusiva, que no debería prolongarse mucho debido al carácter de los personajes. Esta especie de Gigantes que sobreviven a circunstancias imposibles. O son Superman o son de Cascorro. Los de Cascorro tienen un final menos eterno. Siempre supimos que tenía que tener esa unidad y esa extensión.

Cuando rodamos los seis primeros, ya estaban escritos el siete y el ocho. Estábamos rodando la primera parte teniendo cada vez mayor certeza de que la fórmula de seis y seis, en continuidad, como serial. Y esos personajes no pueden acabar millonarios en las Bahamas (...) Y eso te lleva a una estructura que no puedes recargar.

Hay bastantes opciones de en tres, cuatro años recuperar de alguna manera si quiere la cadena. Tampoco estaría mal que lo hiciera un equipo nuevo y que se hiciera algo tipo 'True Detective'.

La influencia de Abraham

Gigantes Urbizu

Como era de esperar, los hermanos Guerrero tendrán que hacer frente a todo tipo de amenazas en estos seis episodios, pero los tres actores tienen muy claro que el enemigo a batir sigue siendo su padre por mucho que ya no esté entre ellos. Eso sí, Librado realizó una interesante reflexión sobre cómo vería actualmente Abraham a Clemente:

Yo creo que de Clemente estaría orgulloso. En la primera temporada le quiere llevar a un camino que él no quiere y al final donde quiera que esté estará riéndose y diciendo "Ves, cabrón, al final eres otro perro más".

Una gran familia en el rodaje

Eso sí, Librado también tiene claro que "no hay rival que le pueda ganar a toda una educación a palos sin permitir que entre un ápice de emotividad o cariño". Eso sí, ahora el gran reto tanto de él como de Grao y Férriz es volver a trabajar con Urbizu, quien señaló lo siguiente:

Yo volvería a trabajar con todos. Me encanta esa sensación de lo que en el cine de Hollywood llamaban la cuadra, con perdón, pero es así, la escudería. Esto lo ves en el cine de John Ford y de otros directores. Hay un grueso de actores que están ahí de manera permanente que pueden construir cualquier cosa. A veces piensas en la siguiente y dijes "Pues trae al casting de 'Gigantes'. Los cambiamos de sitio". Ha sido un ecosistema no ya placentero, sino un buen sitio en el que vivir.

Uribuz

Los propios actores confesaron que estaban deseando hacer la promoción para volver a estar juntos, pero Urbizu se hizo el remolón ante la posibilidad de volver a trabajar con ellos en su próxima película al decir que la protagonista sería una señora hecha y derecha.

La dirección y la libertad artística

Otro cambio destacable de esta segunda temporada es que Urbizu se ha encargado de dirigir todos los capítulos, tarea que compartió con Jorge Dorado en la primera. Sobre esa experiencia quiso destacar lo siguiente:

Creímos que podía entender muy bien el espíritu de 'Gigantes'. Yo le conocía personalmente porque cuando era joven estuvo en el equipo de 'La vida mancha'. De su solvencia y profesionalidad no dudaba nadie. Tampoco era cuestión de ofrecer la mitad de la serie a otros perfiles menos de televisión. El que era casi novado en televisión era yo. Jorge también aportaba una experiencia que de cara a los productores ofrecía garantías.

Estuvo desde el principio en la elaboración del proyecto y aunque las decisiones creativas generales corrían a mi cargo, estaba presente y es plenamente responsable de sus capítulos. Fue un buen ejercicio, creo que salió bien. La serie tiene unidad y mantiene el tono.

Esta segunda parte no se rodó igual, se rodó como un todo unitario, lo cual nos permitió optimizar los recursos de producción. No había que ir capítulo a capítulo. De ahí que esta vez amenace de muerte a varios para dirigirlo yo todo (Se ríen todos).

Rodaje

Además, Urbizu se mostró encantado y sorprendido por la libertad que tuvo:

Lo que yo no he visto en Movistar es a gente que te venga constantemente a decirte cómo tiene que ser tu película y cuándo se tiene que ver a tal y si se le tiene que ver o no. Y que si la abuela fuma o no. Aquí no ha venido nadie.

A su vez, quiso ser pragmático cuando le comentaron cómo vendería la serie a alguien que no tuviera claro verla, aunque su forma de expresarlo fuera bastante llamativa:

Yo proselitismo no. Somos ya todos mayores, si alguien quiere ver mierda, tiene mucho donde elegir, y si alguien quiere ver cositas mejores, que las vea, y si alguien quiere ver 'Gigantes', por favor, que no sufra. (...) La oferta es amplía y yo creo que tiene que haber de todo.

A qué hermano sacrificarían

Por último, pregunté a los tres actores a cuál de sus hermanos sacrificarían en el caso de que fuera necesario prescindir de uno de ellos para salir adelante. Tanto Férriz como Librado tuvieron bien claro que prescindirían de Abraham, comentando el segundo lo siguiente sobre dicho tema:

Yo sacrificaría a Tomás porque es con el que menos trato ha tenido Clemente. La figura paterna cuando desaparece Abraham la ocupa Daniel (...) Me tira más mi amor por mi hermano porque desde el primer capítulo se ve que es quien lo saca de la cuna y lo duerme cuando está llorando. Eso me hace seguirle hasta las últimas consecuencias.

Daniel Grao

Por su parte, Grao tiene claro que a Tomás le daría un poco igual cuál elegir:

Yo creo que a Tomás le importa poco cualquiera. Luego pagaría de alguna manera eso, porque la sentencia de los tres es esa dualidad entre pisar al de al lado si hace falta, pero al mismo tiempo nos buscamos todo el rato. No habría serie, pero en la primera serie hay momentos que dices pues ya está, que se manden a la mierda y se maten. Hay una especie de adicción al veneno sanguíneo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio