Publicidad

'Mad Max, más allá de la cúpula del trueno': Mel Gibson se despide de la salvaje saga de George Miller con una aventura irregular

'Mad Max, más allá de la cúpula del trueno': Mel Gibson se despide de la salvaje saga de George Miller con una aventura irregular
23 comentarios

Publicidad

Publicidad

Esta noche La Sexta emite a las 22:30 'Mad Max, más allá de la cúpula del trueno', la tercera y última vez en la que Mel Gibson se metió en la piel de esta mítico guerrero de la autopista autoespista. En su momento fue la más critica de la saga por sus coqueteos con 'El señor de las moscas' fruto de ese aparente intento de acercarse a las aventuras de corte juvenil de Amblin tan de moda en aquellos años.

Lo cierto es que George Miller estuvo cerca de no hacer la película, ya que el productor Byron Kennedy falleció en un accidente de helicóptero mientras buscaba localizaciones para 'Mad Max, más allá de la cúpula del trueno'. Eso llegó a que fuese la única de la franquicia que no dirigió en solitario, ya que la realizó junto a George Ogilvie.

Irregular

En 'Mad Max, más allá de la cúpula del trueno' podemos hablar de dos mitades muy diferenciadas. La primera sigue al dedillo el estilo visto en las anteriores entregas y alcanza su punto culminante en una brutal pelea dentro de una jaula metálica que se encuentra entre los mejores momentos de la franquicia.

Por desgracia, la otra mitad es menos interesante por mucho que incluya una vibrante persecución final, ya que da la sensación de que Miller y Ogilvie intentan un acercamiento más accesible para el gran público, restando suciedad a la película tanto en lo literal como en lo figurado. Personalmente no me molesta tanto como a otros, por lo que ese bajón al que muchos aluden no me resulta tan pronunciado.

De hecho, mi mayor problema con ello es que la presencia de Tina Turner como la gran villana de la función se desvanece durante un tramo de película demasiado importante. Una lástima, ya que antes llenaba la pantalla con su presencia y se intuía una posible gran rivalidad que luego se resuelve de forma un tanto cuestionable.

Tina Turnet Mad Mad

Por su parte, Gibson vuelve a bordarlo como un héroe ya más veterano que perfectamente podría estar viviendo su última aventura. Finalmente así fue y sí que hay un ligero toque crepuscular en sus acciones que funcionan bien a modo de despedida por mucho que luego Tom Hardy retomase el personaje tres décadas después.

'Mad Max, más allá de la cúpula del trueno' fue la primera más cara de la saga hasta entonces con un presupuesto de 10 millones de dólares, más del doble de lo que había costado 'Mad Max 2. El guerrero de la carretera'. En taquilla no le fue mal, ya que solamente en Estados Unidos ingresó 36, pero en su Australia natal tuvo que contentarse con menos de la mitad de lo amasado por la anterior entrega. Incluso se quedó por debajo de las cifras conseguidas seis años antes por 'Mad Max. Salvajes de la autopista'...

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios