Compartir
Publicidad

Brendan Fraser explica su desaparición de Hollywood: sufrió lesiones físicas y acoso sexual

Brendan Fraser explica su desaparición de Hollywood: sufrió lesiones físicas y acoso sexual
67 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los grandes éxitos de 'George de la jungla' ('George of the Jungle') y 'La momia' ('The Mummy') convirtieron en una estrella a Brendan Fraser y durante años fue alternando grandes producciones con títulos más pequeños en los que poder exhibir su talento dramático. Sin embargo, a finales de la primera década del siglo XXI se esfumó de Hollywood. Es cierto que tuvo varios fracasos, pero su aparente caída en desgracia fue de lo más llamativa y ahora él ha querido explicar los motivos.

Como es lógico, el fiasco de 'Medidas extraordinarias' ('Extraordinary Measures') no ayudó mucho y hasta cierto punto llevó a pensar que eso fue lo que propició que dejase de participar en cintas más populares, pero hay al menos otras dos causas principales. La primera es que los esfuerzos físicos empezaron a pasarle factura y ya durante el rodaje de 'La momia: La tumba del emperador dragón' ('The Mummy: Tomb of the Dragon Emperor') a duras penas podía seguir adelante:

Me encajaban con cinta y hielo, hasta el punto de parecer como un cerebrito con una obsesión con las compresas frías. Compresas frías con tapón de rosca y protectores de ciclista porque eran muy pequeñas y ligeras, así que podían ir debajo de la ropa. Me estaba construyendo un exoesqueleto a mí mismo cada día. Necesitaba una laminectomía. Y la lumbar no lo aceptó, así que tuvieron que hacerlo otra vez un año después.

No fue la única lesión que sufrió, pues también tuvieron que hacerle un reemplazo parcial de rodilla e incluso repararle las cuerdas vocales, por no decir que su madre murió de cáncer a finales de 2016. Un saco de desgracias a la que además hay que añadir el daño psicológico sufrido tras un incidente con Philip Berk, antiguo presidente de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), la organizadora de los Globos de Oro:

Berk

Su mano izquierda se movió alrededor hasta agarrar mi nalga, y uno de sus dedos me tocó el perineo. Y empezó a moverlo... me sentí enfermo, como si fuera un niño pequeño. Sentí como si tuviera una bola en la garganta y pensaba que me iba a echar a llorar.

Fraser pensó en hacer público lo sucedido cuando estaba a punto de abandonar un desayunado organizado en un hotel de Beverly Hills en 2003, pero no quería tener que enfrentarse a cómo eso le hacía sentir. Finalmente sus representantes exigieron una carta de disculpa de la HFPA y recibieron una de Berk pese a que no admitía haber hecho nada malo. Todo eso se hizo notar en su ánimo:

Fraser Brendan

Me culpaba a mí mismo y me sentía fatal, porque me decía a mí mismo: "Esto no es nada, este tío se movió por ahí y me manoseó. El verano pasó y no recuerdo qué película hice después. Hizo que me recluyera. Me convirtió en huraño. No sé si esto provocó alguna reacción en el grupo, con la HFPA. Pero el silencio fue ensordecedor. El trabajo empezó a marchitarse para mí. En mi mente al menos me habían arrebatado algo... ¿estoy aún asustado? Por supuesto. ¿Siento como si tuviera que decir algo? Por supuesto. ¿He querido hacerlo un montón de veces? Por supuesto. ¿Me he parado a mí mismo? Por supuesto.

Todo esto llevó a Fraser a la depresión, a dudar constantemente de sí mismo y a participar en películas de las que cada vez se iba sintiendo menos orgulloso. Su divorcio en 2009 de Afton Smith tras una dura batalla legal. Actualmente parece que su carrera se está reconduciendo tras su participación en la televisiva 'The Affair' y pronto encabezará la adaptación a la pequeña pantalla de 'Los tres días del cóndor' ('Three Days of the Condor'). Se merece que le cambie la suerte.

Vía | Dark Horizons

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio