Solo dura 4 horas y lo puedes ver en Netflix: este fascinante anime rebosa amor por el arte
Críticas

Solo dura 4 horas y lo puedes ver en Netflix: este fascinante anime rebosa amor por el arte

Lo bueno (y también lo malo, depende de como nos pille) de las temporadas cortas de anime es que te puedes hacer una maratón intensa en una tarde y reventarte todos los capítulos de una sentada. Y es que con el fin de semana encima, es un momento perfecto para darle por fin una oportunidad a 'Blue Period' si todavía estaba en vuestras listas de series pendientes.

El manga original de Tsubasa Yamaguchi se publica en la Monthy Afternoon de la Kondasha desde 2017, y a pesar de que "solo" cuenta con 11 volúmenes se ha convertido en una de las series a tener en cuenta. 'Blue Period' ya tiene enganchados a millones de fans en todo el mundo, así que la adaptación a anime no se hizo de esperar.

El arte como inspiración para vivir

Este "slice of life" sigue a Yatora Yaguchi, un estudiante relativamente popular pero un poco macarra que pasa el tiempo con sus amigos en la calle y que en realidad siente que su vida está un poco vacía. Un día se da de bruces con el lienzo en el que está trabajando una compañera en el club de arte de su instituto y se enamora por completo de la pintura.

A partir de entonces y gracias a los sentimientos que le despierta ese cuadro, Yaguchi comienza a pintar. Poco a poco se va involucrando más en el club de arte y sus habilidades como pintor van mejorando a la vez que descubre nuevos sentimientos y una nueva alegría por la vida. Según se interesa más por la pintura, Yaguchi decide prepararse para entrar en la Universidad de Arte de Tokio, a pesar de que los exámenes son muy duros y la tasa de aceptación muy baja.

De entrada, 'Blue Period' no es un anime con muchísima acción, ni tampoco una comedia adolescente con muchísimo humor. No, no es un dramón, pero tiene un tono y un ritmo más pausado que puede que no encaje para todo el mundo. Al final, es la historia de un adolescente que siente que no termina de encajar con nada ni con nadie y que no tiene ninguna aspiración de futuro hasta que su nuevo amor por el arte le da nuevas razones para seguir adelante.

Es una historia que te engancha por la profundidad de sus personajes, no solo por Yaguchi si no por algunos de sus compañeros como Ryuji Ayukawa y Yotasuke Takahashi, quienes tienen sus propios dramas y frustraciones con sus capacidades artísticas. 'Blue Period' es un drama mucho más introspectivo, con el que te puedes sentir identificado sin necesidad de tener aspiraciones artísticas simplemente por lo bien que refleja el encontrarse en ese punto de la adolescencia en el que no sabes muy bien qué va a ser de ti.

Y ojo, aún así explora de una manera muy eficaz todo el proceso de la pintura y para aquellos que lleguen de nuevas les va a descubrir más de una curiosidad. Porque tal y como descubre Yaguchi, pintar no es solo coger un pincel e ir a saco, requiere observación, planificación, práctica, y una serie de elementos que le ayudan no solo a ser mejor artista si no también en su vida diaria y en sus relaciones con los que tienen a su alrededor.

'Blue Period' se toma su tiempo para que disfrutes de la experiencia

'Blue Period' ensalza todo el trabajo que hay detrás de una pintura terminada. No solo eso, también derriba varios mitos como que el talento innato es lo único que importa a la vez que nos recuerda que los artistas en muchas ocasiones son personas con sus propias neuras e inseguridades y cómo estas influencian sus trabajos.

Blue Period 2

Hay que ir avisando de que no esperéis una animación deslumbrante al nivel de 'Kimetsu no Yaiba' o incluso 'Komi-san no puede comunicarse', por citar otro slice of life. La animación de 'Blue Period' es principalmente funcional que consigue mucha expresividad para los personajes y mezcla de estilos muy sorprendentes, sobre todo en las secuencias sobre pintura, pero no va a ser lo primero que llame la atención sobre el anime.

La primera temporada de 'Blue Period' consta de 12 capítulos que se pueden ver en Netflix, y lo que sí que se le puede echar en cara al anime producido por Seven Arcs es que por desgracia tiene un ritmo muy irregular. Los primeros capítulos van escopetados para plantearnos la motivación principal cuanto antes y en muchas ocasiones apenas se detienen en presentarnos al resto de personajes secundarios. Y luego, a mitad de serie el ritmo se vuelve demasiado pausado en algunas ocasiones, explorando más el lado filosófico y sesudo de la historia.

Aunque quizás es precisamente por esto que 'Blue Period' es uno de esos animes que se disfrutan más de una sentada, para poder apreciar mejor el arco de personaje por el que pasa su protagonista, y tomarnos nuestro tiempo para absorber todo lo que sus creadores nos quieren contar.

Temas
Inicio