'Élite': la hedonista temporada 5 demuestra que la serie de Netflix necesita una renovación profunda si no quiere acabar agotada
Críticas

'Élite': la hedonista temporada 5 demuestra que la serie de Netflix necesita una renovación profunda si no quiere acabar agotada

Seguro que ni la propia Netflix esperaba que 'Élite' se fuese a convertir en una de sus series más populares. De hecho, tanto la tercera como la cuarta temporada están en el Top 10 de series no habladas en inglés más vistas de la plataforma, y a nadie le extrañaría que la quinta lograse un hito similar.

Sin embargo, una cosa es la popularidad y otro el nivel de la serie, pues ya la cuarta temporada mostraba ciertos síntomas de agotamiento, siendo la más irregular hasta entonces con diferencia. Mucho me temo que esa tendencia se mantiene -y va a más- en la quinta, cuyo estreno tiene lugar este viernes 8 de abril, pero de la que yo ya he podido ver sus tres primeros episodios.

Demasiado reconocible

La principal sensación que deja el arranque de la quinta temporada de 'Élite' es de estancamiento, como si se estuviese resistiendo a evolucionar por miedo a que el público pierda el interés si no se echa mano de una serie de ingredientes que fueron clave para su éxito.

Un buen ejemplo de ello lo tenemos en que vuelve a haber un crimen que sirve a modo de hilo conductor para así elevar el interés hacia lo que está sucediendo mientras se juega con el suspense alrededor de qué ha sucedido exactamente. Sobre el papel un gran recurso para enganchar al espectador, pero aquí parece más que esté porque hace falta algo así que por cualquier otra cosa.

Uno de los principales problemas es que la tercera temporada tenía mucho de culminación para la serie, o al menos para sus protagonistas originales, mientras que desde entonces se ha producido un extraño cruce entre renovación y estatismo, todo ello aliñado con un tono más desenfadado a la hora de abordar su componente más sexual.

Elite Temporada 5 Escena

Sospecho que la salida de Darío Madrona, uno de los creadores de la serie, algo puede haber tenido en la larga deriva por la que está pasando 'Élite'. Por un lado se nota que la llegada de Jaime Vaca ha traído una mayor apuesta por el hedonismo, algo que alcanza su punto álgido hasta ahora durante el segundo episodio de esta quinta temporada.

Hasta puede llegar a parecer que aquí sea una forma de lidiar con cierta necesidad de liberación de la juventud asociada a la pandemia, pero sin que el coronavirus tenga la más mínima presencia en la serie. Eso se aprovecha para seguir explorando las relaciones emocionales entre los personajes, tanto los ya conocidos como los recién llegados.

Hace falta una nueva generación

Elite Temporada 5 Manu Rios Andre Lamoglia

Ahí la serie muestra dos caras muy diferentes, quedando claro que 'Élite' necesita una renovación rápida y real en lugar de seguir estirando el chicle, ya que siempre ha sido una serie de ir a por todas desde el principio, pero llega un punto en el que acabas agotando.

Quizá de ahí que los tres nuevos personajes con cierto peso sean más interesantes, incluso aunque el uso que se hace de ellos no sea particularmente memorable -personalmente me quedaría con el toque juguetón que aporta André Lamoglia-. Pero es diferente y no tiene a sus espaldas lastres con los que lidiar sí o sí, algo que aquí se nota sobre todo con Samuel (Itzan Escamilla), un personaje que había funcionado muy bien en las tres primeras temporadas pero que no ha dejado de perder fuelle desde entonces.

Elite Temporada 5 Pol Granch Valentina Zenere

Tampoco ponerse más serios de lo habitual con la trama de Georgina Amorós y Pol Granch le sienta demasiado bien a la serie, algo que cuadra por lo que se planteó en la cuarta temporada, pero no tanto por el tono adoptado por la serie hasta ahora, y menos con el que ha adoptado desde la cuarta temporada. Queda la esperanza de que pueda llevar a algo que sí merezca la pena, pero por ahora no está integrado de forma satisfactoria.

Con todo, ver 'Élite' sigue siendo tan fácil de ver como tomarse un refresco en un día de calor, pero en sus mejores momentos estaba fresquito y era uno de tus sabores favoritos, mientras que ahora está casi del tiempo -puede que lo hayas metido en la nevera unos 15 minutos antes pero no más- y, sin desagradarte, sería uno de los últimos sabores que elegirías. De hecho, casi te compensa más ponerte un vaso de agua recién salido del grifo.

En resumidas cuentas

Elite Temporada 5 Claudia Salas Martina Cariddi

Los mejores años de 'Élite' probablemente hayan quedado ya atrás. Ojalá la serie de Netflix apueste por una profunda renovación de cara a su sexta temporada, para la cual ya se han confirmado multitud de fichajes, porque hasta ahora parece que se han resistido a que haya una nueva generación de estudiantes en Las Encinas, mezclando viejos conocidos con algunos nuevos fichajes. La quinta temporada demuestra que ha llegado el momento de un nuevo comienzo.

Temas
Inicio