'Rick y Morty': la temporada 6 de la serie en HBO Max da lo que promete con una sensacional ración de hilarantes aventuras
Críticas

'Rick y Morty': la temporada 6 de la serie en HBO Max da lo que promete con una sensacional ración de hilarantes aventuras

Tal como acabó la temporada anterior, sentía bastante curiosidad por ver cómo resolverían el apocalipsis rickmortiano al principio de los nuevos episodios de 'Rick y Morty'. Ha pasado justo un año desde que nos despidiésemos de ellos y la serie vuelve a HBO Max por la puerta grande.

Como ya es habitual, este inicio resulta trepidante con sus giros y vueltas en las que vemos el rescate de esos varados Rick y Morty y cómo el primero intenta resolver el estropicio de Evil Morty o, por lo menos, que las cosas vuelvan un poco a la normalidad en su vida. Ya os podéis imaginar que no todo sale bien a la primera.

Mirando al pasado

Tampoco es que estemos ante un regreso perfecto, ya que seguimos observando algunos de esos vicios que arrastra la ficción de Dan Harmon y Justin Roiland (como el gustarse demasiado a sí misma), pero esto se compensa con una maduración continua que ha tenido la desquiciada familia durante años.

Este primer episodio aprovecha a fondo el lore que ha construido la serie, llamando directamente a otras temporadas con la intención clara de que, tanto los personajes como nosotros mismos comprobemos cómo han evolucionado. Si bien siguen siendo ligeramente caricaturescos en pro de la comedia, hay mucho más en ellos.

Ya no solo por vistazos al pasado sino también a las otras versiones de los personajes que encontramos en la multiversal mitología de la comedia animada. Sobre todo, tenemos ese debate sobre hasta qué punto Rick es un antihéroe o simplemente un narcisista desagradable.

Algo más clásico —ya sabemos cómo se trabaja en la serie— es el segundo episodio (que podremos ver la semana que viene), que le da mayor protagonismo a Summer, que sin meternos en spoilers vive su propia 'Jungla de cristal' en el famoso arcade galáctico Blips & Chitz.

Reconozcamos una cosa: la estructura de la serie hace que ver un episodio de 'Rick y Morty' y ver todos es lo mismo. El problema al que se enfrentan Harmon y Roiland es el de no bajar el nivel o, al menos, no relajarse en la calidad ni del guion ni de la animación. Afortunadamente, con estos primeros dos episodios de la temporada 6, no lo hacen.

Temas
Inicio
Inicio