Publicidad

“La elipsis es una de las cosas más bonitas de este trabajo”. Isabel Peña (‘Antidisturbios’)
Entrevistas

“La elipsis es una de las cosas más bonitas de este trabajo”. Isabel Peña (‘Antidisturbios’)

HOY SE HABLA DE

La maquinaria sigue imparable. 'Antidisturbios' es uno de los acontecimientos del año y el éxito está siendo tal que incluso se ha parado, de momento, su salida en formato físico. El lanzamiento se anunció y se canceló en apenas 24 horas, así que de momento el hogar de los personajes creados por estos tres guionistas seguirá siendo Movistar+.

Guiones a tres bandas

Hemos hablado largo y tendido de cómo se ha rodado tal o cuál secuencia o de si estábamos ante la mejor serie española de la historia de nuestra televisión, pero pasado una vez asimilado el impacto de la prodigiosa serie escrita por Rodrigo Sorogoyen, Isabel Peña y Edu Villanueva también nos apetecía charlar un poco más sobre su trabajo en equipo durante todos estos años.

Kiko Vega (KV: Empecemos por el final. Qué os traéis entre manos

Isabel Peña (IP): Pues hoy hemos quedado para cerrar cambios pendientes de un guión que escribimos hace mucho tiempo y que si todo sale bien Rodrigo rodará en otoño de 2021, porque debería estar en rodaje ahora, pero ahora con lo de la pandemia está parado. Así aprovechamos para depurar un poco más el guión. Además ahora está localizando y me va a contar un par de cambios de los que todavía no sé nada.

KV: Todos vuestros tontean muy seriamente con el terror en algún momento. En ‘Madre’, el corto (firmado por Sorogoyen en solitario), todo el tiempo. En ‘Antidisturbios’, al final. ¿Cómo os lleváis con el género? ¿Os vais a atrever a hacer una de terror?

IP: La verdad es que no.

RS: ¡Cómo que no! Yo ahora estoy trabajando en una cosilla de terror, pero a los dos nos gusta todo. El terror es factible, por qué no. Ahora Isa está con un guión de terror.

IP: Acabo de escribir con un amigo un guión de género que espero que sea su primera película como director. Pero sí que es verdad que en nuestros trabajos hay algo de oscuridad. Creo que el terror que nos gusta no es tanto el de zombies como el que nos rodea cada día. Nos divierte llevar a los personajes al sitio más oscuro posible. Con el personaje de Laia nos pareció que ese era el lugar.

KV: También hay mucho humor negro en vuestras historias. En ‘Antidisturbios’ los personajes de Moreno y Leire Costa parecen vivir en su propia comedia.

RS: La verdad que no lo hacemos como una fórmula, creo que nos divertimos mucho escribiendo y eso se queda. Y como tendemos a joderle la vida al personal, a provocar cosas, creo que tenemos una tendencia entre nosotros a la diversión. Pero no es una cuestión de fórmula, que necesitemos desengrasar en algún momento. La vida tiene de todo. Si solo hay drama creo que nos aburriríamos.

IP: Eso es. No es racional, si fuera más pensado, más con fórmula, no nos saldría igual. Igual que tenemos momentos puntuales de horror también podemos reírnos. Un día en la vida de cualquiera puede tener todos los géneros cinematográficos.

KV: ‘Impares’, ‘La pecera de Eva’ y el salto con ‘Stockholm’. Cómo os planteáis ese paso tan importante en vuestra carrera

IP: Esto nunca nos los planteamos. Nunca lo hacemos, de hecho. Van sucediendo. Estábamos trabajando juntos y él tenía una idea para un corto. Trabajando juntos nos hicimos amigos, hablábamos mucho de cine. Él me contó una idea que empezaba con “chico conoce chica” y terminaba con “chica muere” y me pareció muy interesante. El concepto y hacerlo con él. Nos pusimos a trabajar y cuando lo terminamos Rui pensó que podríamos hacer una peli. Me pareció una locura, claro. Poco después fundó Caballo Films y fuimos algo más conscientes de poder hacerlo. La productora empezaba a cabalgar y nosotros podíamos hacer una película pequeña. Fue una conexión casi perfecta. Luego la producción fue muy exigente, a pesar de ser un rodaje de un par de semanas. Nosotros seguimos con nuestros trabajos, pasaron dos años en total. Luego nos fuimos a Málaga con la peli acabada y ahí la vida ya cambia. Después nos llamó Gerardo Herrero para saber si teníamos algo escrito y por ahí andaba una versión de ‘Que dios nos perdone’. Pasó tanto tiempo desde que escribimos ‘Stockholm’ hasta que cambió nuestra vida, incluidas varias etapas en el paro, que tuvimos tiempo de escribir la película.

Sorogoyen

KV: Somos especialistas en montarnos nuestras propias movidas e interpretaciones y aunque ya habéis desmitificado el guiño Persika, tengo que preguntaros si el personaje de Javier Pereira en ‘Stockholm’ es de alguna manera la génesis del que interpreta en ‘Que dios nos perdone’.

RS: Claro, eso lo enreda todo. Es broma, no, no. No al menos de manera consciente en su momento, pero luego lo he hablado con Isa varias veces que el personaje de ‘Stockholm’ es un psicópata. Es verdad que éramos más inocentes entonces y no lo escribimos como tal, pero yo creo que en el fondo sí tenía claro que había una psicopatía en él.

KV: ¿Qué os pasa con Roberto Álamo? ¿Por qué ese sufrir siempre?

IP: No lo sé, a lo mejor porque el tío es muy grande y es más difícil ver sufrir a alguien con ese físico. La verdad es que no es algo que hagamos de manera consciente. La vulnerabilidad de Úbeda nos enternece mucho.

RS: La verdad es que tampoco era premeditado. Ha salido así. Pero nos gusta mucho ver dos personajes tan opuestos como Úbeda y Alfaro, porque no mola hacer lo mismo de siempre con el mismo actor de siempre.

KV: ¿Es 'Antidisturbios el Macguffin con mejor reparto de la historia del cine español?

RS: La verdad es que puede que lo sea. Utilizamos a esta gente para hablar de muchas otras cosas, aunque desde el primer momento queríamos estar en la historia de los antidisturbios.

IP: Es como lo de la fórmula que decíamos antes. No tenemos un plan maquiavélico, solo es una lucha constante con una pizarra en blanco. Algo que nos excite como guionistas a los dos y a Rui como director. Cuando lo encuentras es muy guay, pero durante buena parte de ese proceso solo sabes que necesitas algo complejo, algo que parezca una cosa y nos lleve a otra. No empezamos con una idea concreta, vamos buscando y muchas veces naufragando.

antidisturbios cena

KV: Las elipsis llaman mucho la atención, ¿era innegociable?

RS: Desde que supimos que el cierre del grupo iba a ser esa cena tuvimos muy claro ese salto de tiempo, sí. Tuvimos una escena en otra versión del episodio seis en la que, durante la cena, se hacía una alusión a una escena de hospital, pero nunca molaba. Nos dimos cuenta de que era mejor ir por elipsis, mucho mejor. La elipsis es una de las cosas más bonitas de este trabajo.

KV: Cuando rodáis 'Madre' ya tenéis 'Antidisturbios' en la cabeza?

IP: Sí.

RS: Algo había hecho, seguro.

IP: Durante el rodaje de 'Madre' hablamos de las tramas con Edu, de visita en el set. Más o menos lo teníamos por arrancar pero con una idea base ya muy formada. Igual no al 100% pero estábamos seguros de la foto general.

KV: Es que parece que un rodaje mucho más relajado, como si hubiera servido para tomar aire

RS: Parece y de hecho lo fue. Fue muy cómodo, se dieron unas circunstancias muy chulas. Nada fue premeditado, pero me parecía bien entonces hacer una película así. Hacerla rápido, no esperar dos o tres años, sabiendo que 'Antidisturbios' después. Podía haber esperado y no rodar nada, pero entre 'El reino' y 'Antidisturbios' me pareció una buena idea.

KV: Y cuando se rueda el corto, ¿la película estaba ahí, esperando?

RS: Sí, aunque en realidad tenía una idea bastante más oscura de lo que acabó siendo 'Madre'.

KV: No se entiende la serie sin los sonidos de Olivier Arson, ¿está implicado desde el principio?

RS: Él está implicado en el sentido en que yo le voy contando cosas sobre la marcha. Nos conocemos desde hace mucho, somos amigos, tengo una confianza especial con él o con Alberto del Campo o con Isabel. Pero hablar de música, sobre todo cuando estamos rodando, hablamos muy poco. No es un curro muy exhaustivo durante ese periodo. Pero luego, cuando ya hay imágenes, ya hay un diálogo entre nosotros.

KV: ¿Qué probabilidades hay de ver más 'Antidisturbios'?

RS: No lo sabemos, pero yo creo que pocas.

IP: A ver, tenemos que encontrar algo que nos vuelva muy locos para seguir. Hacer una temporada dos porque sí no nos apetece. Dedicamos tanto tiempo de nuestra vida a estas cosas que nos tiene que gustar mucho, y no sé si lo vamos a encontrar. Pero si no aparece no pasa nada porque sé que haremos otra serie con Movistar. Todo ha sido muy guay y queremos volver a trabajar con ellos.

RS: Sí, estamos tan contentos con cómo ha salido todo que sin tener ni idea de qué vamos a contar te podemos asegurar que haremos otra serie con ellos.

rodaje

Antes Isabel Peña menciona el nombre de Edu Villanueva, otro de los socios de Caballo Films y escritor junto a Sorogoyen y Peña del guión de 'Antidisturbios'.

KV: Estás en el equipo desde el primer día, ¿por qué 'Antidisturbios' para dar el salto?

Edu Villanueva (EV): Yo soy guionista, y desde 'Stockholm' cada uno de los cuatro socios que estamos en Caballo (Sorogoyen, Del Campo y Borja Soler, que ha dirigido un par de episodios), pero desde entonces cada uno ha seguido su camino. Con 'Antidisturbios' es la primera producción para tele y nos pareció el momento adecuado para incorporarme a su equipo de guión.

KV: ¿Cómo os repartís el trabajo?

EV: La verdad es que sale de una manera muy natural. Nos hemos compenetrado muy bien. Si Rui estaba más liado por rodajes o post-producciones Isabel y yo estábamos más en pizarra. A la hora de repartirnos los guiones nos los repartíamos y luego los revisábamos entre los tres, dándonos notas entre todas. También nos cruzábamos los guiones. La segunda versión de uno la hacía otro y así.

KV: ¿Alguna presión especial?

EV: La que más noté yo, pero que desapareció enseguida, fue la de unirme a un equipo tan consolidado, tan de primerísimo nivel. Estaban en un nivel muy top y para mí ese era el mayor reto. Tenía que estar a la altura. Por parte de Movistar, fueron muy exigentes y analistas, pero desde el mejor sentido posible. Muy inteligentes. Caminamos todos en la misma dirección.

KV: Movistar está haciendo un trabajo increíble.

EV: No se están atando a ninguna fórmula, ni obligándose a hacer nada para todos los públicos. Se están arriesgando mucho y luego además se demuestra que funciona. Y 'Antidisturbios' es un gran ejemplo. A primera vista no parece que vaya a ser lo más comercial del mundo, como 'Arde Madrid', y luego funcionan y tienen una gran acogida.

Antidisturbios Bernabeu

KV: ¿Se os pasa por la cabeza en algún momento que estáis haciendo una película larga?

EV: La verdad es que no. Hemos hecho las cosas como nos gusta verlas a nosotros. Pero sí hemos querido huir de mecanismos artificiosos, como los cliffhangers que te hacen ir de capítulo a capítulo. Pero no porque creamos que sean mejores o peores, es porque nuestra serie iba a ser así.

KV: ¿Ha habido algo que hayáis dejado fuera?

EV: No. Tenemos tanta confianza en Rui, y le estimulan tanto los retos que no nos hemos encontrado nada que hayamos pensado que no podría hacerse. Sí que pensamos que mucha escena de acción se come un rodaje, y sí que hemos vigilado el número y saber dónde poner el foco y nuestros esfuerzos. Y luego en montaje hemos dejado fuera cosas. Y en guión. Pero esas están bien dejadas. Y muchas vienen de Movistar, y se agradece. Nos dábamos cuenta de que tenían razón con el paso de los días. Y en montaje hay cosas que nos gustaban escritas, pero que luego en pantalla no funcionaban demasiado.

KV: ¿Esperabais la acogida y el ruido de la serie?

EV: No, para nada. Sabíamos que teníamos algo potente, pero desde dentro nunca sabes si estás en lo cierto, si desde fuera se verá igual. Pero no esperábamos una recepción tan alucinante. De crítica y de público. No esperábamos nada de eso y te da un subidón importante. El ruido y la polémica que ha salido después sí que nos ha pillado un poco más por sorpresa.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios