"No creo que nadie en particular se haya cargado el cine de acción, hay demasiados inútiles haciendo la misma película una y otra vez". John McTiernan
Entrevistas

"No creo que nadie en particular se haya cargado el cine de acción, hay demasiados inútiles haciendo la misma película una y otra vez". John McTiernan

Es uno de los grandes maestros vivos, y aunque lleve prácticamente dos décadas sin tocar una cámara o haya tenido que pasar una temporada en prisión, a John McTiernan siempre se le espera. Aprovechando su visita al BIFFF, mi casa desde hace ya diez años, pude conversar un rato con el responsable de alguna que otra película favorita de todo el mundo.

Un genio agradecido

No sé cuántos directores pueden presumir de rodar tres clásicos de manera consecutiva que, además, iniciaron franquicias que siguen vigentes cuatro décadas después, pero McTiernan lo hizo con 'Depredador', 'Jungla de cristal' y 'La caza del octubre rojo'. Entre clases maestras y proyecciones de alguno de sus clásicos, el director de 'El último gran héroe' nos atendió y volvió a mirar atrás con nosotros.

Kiko Vega (KV): Eres uno de los grandes directores de acción de todos los tiempos, pero también un maestro del cine fantástico. ¿Te identificas más con el género que te ha traído a presentar 'Depredador' al BIFFF?

John McTiernan (JM): Nah, yo solo hago películas. Punto. Es lo que hago. Películas de acción, de aventuras… pero bueno, también es cierto que tengo dos proyectos que me encantaría realizar, uno de ciencia ficción y otro con una carga importante de terror.

KV: Hoy veremos 'Depredador' una vez más, ¿cómo recuerdas los días anteriores a tener la criatura final?

JM: En realidad siempre estuvimos rodando la parte con los personajes humanos, apurando hasta el final con la criatura, pero es cierto que cuando el monstruo llegó, sí, era realmente terrible. Joel Silver y yo nos reunimos inmediatamente para buscar una solución. Cambiamos el calendario otra vez y lo estiramos unas semanas para que Stan Winston tuviera tiempo de presentar un monstruo mucho mejor y más aterrador.

KV: Empezaste con 'Nómadas' y 'Depredador', dos títulos de cine fantástico que prepararon la llegada de 'Jungla de cristal'. ¿En algún  momento llegaste a pensar “vaya, estamos haciendo algo realmente increíble”?

JM: Para nada. Solo estaba haciendo una película. Lo hacías lo mejor que podías, todo nuestro corazón y nuestra cabeza estaban puestos en ese rodaje, pero es imposible que pienses que estás haciendo algo bueno, mucho menos un clásico. Sabía que tenía la oportunidad de hacer una buena película. Todos los implicados estábamos convencidos de que podíamos hacer algo especial, éramos un equipo ambicioso. Éramos una cuadrilla de ambiciosos cineastas y nos salió una película directamente del corazón.

KV: Posiblemente sea la película más especial y querida de tu carrera, por qué crees que 'Die Hard' es tan única.

JM: Esto lo mantuve en secreto con el estudio, pero lo que hice fue estructurar la película desde su guión como si fuera una comedia de Shakespeare. Imagina ‘El sueño de una noche de verano’ como una panorámica de todos los estratos sociales. Tuve mucha suerte porque 'Depredador' funcionó muy bien y el estudio me confió este proyecto. Joel Silver fue muy valiente haciéndolo. Me enseñaron el guión, tres o cuatro veces, pero no me gustaba. Los villanos eran terroristas y los terroristas no molan, no son “entretenidos”. Nadie disfruta con ellos. “Debemos cambiarlo”, les dije. Y lo conseguimos. “Hagamos que sean ladrones, a todo el mundo le gustan los ladrones”.

KV: Ladrones excepcionales, no se vaya a enfadar Hans Gruber.

JM: Joel y su increíble directora de casting, Jackie Burch, son los responsables. Ella había visto a Rickman representando 'Las amistades peligrosas' en Londres y tuvo claro que debíamos contratarlo. Ahora volvemos a lo que comentaba de la panorámica social del sueño de una noche de verano. Tenemos a Bruce como working class hero y a Alan como antagonista total de muy refinada clase alta. Y sus roles son completamente opuestos a lo que se supone que deben representar. Cogemos esa panorámica y la ponemos en vertical. Eso es lo que quise hacer con 'Jungla de cristal'.

KV: 'Depredador', 'Jungla de cristal' y 'La caza del octubre rojo'. Tres clásicos consecutivos que además iniciaron franquicias que siguen vigentes cuarenta años después. Cómo ves tu legado ahora.

JM: No las he visto.

KV: ¿Tampoco has visto 'Prey'?

JM: No.

KV: Después de estos tres hits parece que te tomas un respiro y te vas a las selva. ¿Necesitabas un poco de calma lejos de ese tipo de producciones?

JM: 'Los últimos días del Edén' fue una reacción que tuve a un momento muy concreto de mi vida en el que no quería volver a hacer películas de acción. Quería hacer algo diferente. Era una buena idea para hacer una película, pero no salió bien. El reparto no fue el más afortunado y creo que el guión también podía haber salido mejor.

KV: Pasaron siete años entre la primera y la tercera aventura de John McClane, pero el género iba rápido. Michael Bay empezaba, Pierce Brosnan era un Bond moderno y luego estabas tú. ¿Te sentías entonces de la vieja escuela a pesar de manejar un monstruo como ‘Jungla de cristal: la venganza’?

JM:  No, creo que solamente éramos diferentes cineastas con distintas formas de ejecutar el estilo de cámara. Y estas dos junglas ahora sí eran historias muy distintas. Estábamos haciendo una película de colegas y el estilo cambiaba de manera radical, como el ambiente o el espacio. La segunda entrega era básicamente un remake de la primera, yo quería hacer una película diferente. No quise hacer 'La jungla 2: alerta roja' porque no quería hacer otra vez la misma película. Tampoco por eso mismo quise hacer ninguna de las secuelas de la tercera.

KV: Cómo se sintió devolviendo al personaje a su terreno.

JM: Fue un rodaje muy divertido y creo que hay mucha diversión en el resultado final. Me encanta el personaje de Sam (L. Jackson). La verdad es que llevaba muchísimos años sin ver la película y el otro día la encontré en la televisión y es increíble cómo este tipo cruza esa calle, rebosante de dignidad. El tipo blanco es el imbécil, él es el republicano. Tú eres el recto, el otro es el que está jodido. Y no me había dado cuenta de cómo había clavado esa escena hasta que la vi la otra noche.

KV: ¿Es 'El último gran héroe' tu mayor frustración profesional?

JM: Guardo buenos recuerdos de ese rodaje, pero creo sinceramente que fue el estudio el que lo destruyó todo. El mayor problema de todos fue el de la terrible campaña de publicidad de la película. Quisieron venderla como una cinta de acción mientras yo les recordaba que lo que teníamos entre manos era 'Cenicienta' y no el último grito en el cine de acción, qué coño estáis haciendo. Y además insistieron en estrenar la semana siguiente de 'Parque Jurásico'. Un desastre total.

KV: ¿Quién crees que se cargó el cine de acción para siempre?

JM: No creo que nadie en particular se haya cargado el cine de acción, hay demasiados inútiles haciendo la misma película una y otra vez. Yo no podría hacer algo así. ¿Rodar la misma película dos veces? Joder, hay gente que lo ha hecho docenas de veces. Ahora en los estudios no buscan directores, solo buscan dinero. No les importa un carajo la película que se traigan entre manos. A los estudios les da igual que sus películas sean de criaturas, de superhéroes, de magos o de mastodontes extintos, lo que está claro es que no hacen películas sobre personas.

KV: Serán las plataformas de streaming el último clavo en el ataúd?

JM: No lo creo, creo que siempre quedarán las salas de cine, aunque haya menos que hace una década creo que las salas permanecerán.

KV: ¿Alguna película que te haya gustado últimamente?

JM: 'El hombre del Norte' me ha gustado mucho. El guión es el de 'Hamlet', pero la película me ha parecido realmente buena.

KV: ¿Y con cuál de tus películas te quedas?

JM: Con 'El secreto de Thomas Crown'. El estudio lo dirigía Frank Mancuso, con el que hice el Octubre Rojo, y me gustó mucho la historia. Fue divertida, es divertida.

KV: ¿Podremos ver alguna vez la secuela?

JM: No.

Por cierto, me gustaría compartir con vosotros el momento más bonito de la entrevista, que fue algo que pasó ya sin grabadora. Por supuesto, llevé algo para que McTiernan plantase una buena dedicatoria, y me decidí por el póster del primer Die Hard. Cuando el director estaba garabateando sobre el rostro de Willis, le pregunté si había hablado con él recientemente. Y tras emocionarse y responder que lo había hecho hace unos pocos meses, me confirmó que no era capaz de hablar de ese asunto en público. Es un tío duro, pero tiene corazón.

Gracias BIFFF, gracias Jonathan, gracias Javi.

Poster
Temas
Inicio
Inicio