Por qué 'Despierta la furia' no es solo una de las mejores películas de Jason Statham sino también un gran thriller de Guy Ritchie
Estrenos

Por qué 'Despierta la furia' no es solo una de las mejores películas de Jason Statham sino también un gran thriller de Guy Ritchie

Hay dos formas diferentes de ver 'Despierta la furia'. Por un lado, la nueva película de Guy Ritchie, cineasta que ya intentó volver un poco a los orígenes con 'The Gentlemen: Los señores de la mafia', su notable anterior trabajo, y que a priori opta por un enfoque más conservador. La otra cara de la moneda es verla como otro thriller de Jason Statham, un actor llamado a convertirse en la nueva gran estrella del cine de acción de Hollywood, algo que nunca terminó de conseguir.

Es cierto que Ritchie y Statham habían colaborado previamente en varias ocasiones, pero sus caminos no habían vuelto a cruzarse desde hace ya 16 años. Además, 'Revolver' no dejó el mismo buen sabor de boca que 'Lock & Stock' y 'Snatch: Cerdos diamantes', por lo que seguro que no era el único que empezaba a pensar que no volverían a trabajar juntos. Eso ha cambiado gracias a 'Despierta la furia', una película más cercana a un vehículo para el lucimiento personal de Statham que para que Ritchie demuestre todas sus habilidades tras las cámaras. Y tampoco hay nada de malo en ello.

Con los objetivos claros

Mi compañero Víctor ya comentó en su crítica de 'Despierta la furia' que estábamos ante una película con un trabajo de Ritchie más contenido de lo habitual. Algo innegable, ya que el cineasta opta por un acercamiento a las imágenes algo más echado hacia atrás, potenciando una precisión tanto en la composición de los planos como a través del montaje que permite a la película encontrar una inesperada sobriedad, sobre todo antes de que se desvela la primera de las sorpresas que tiene su guion.

Y es que en 'Despierta la furia' conviven dos relatos diferentes. Por un lado una historia de venganza y por otro una de atracos. Ambos están destinados a encontrarse, pero para ello la película se toma su tiempo, primero jugando con la incógnita de quién es realmente el personaje interpretado por Statham y luego tirando del hilo de su motivación para llegar al siguiente punto clave en la película.

Jason Statham Despierta Furia

Por ello, puede dar la sensación de que 'Despierta la furia' es hasta un tanto convencional tras ese atraco inicial puesto en imágenes de una forma inesperada, pero es que la limitada información que se da entonces al público resulta clave para el juego que va a proponer la película a partir de entonces. El primer objetivo es convertir a Statham en alguien especial más allá de ese carisma del que lleva años sobrado pero que luego pocas cintas han sabido aprovechar a fondo.

De hecho, H es un personaje parco en palabras y conciso a la hora de pasar a la acción. Desde el primer momento queda claro que algo oculta, pero eso no impide que 'Despierta la furia' vaya construyéndolo casi como un mito, primero por el efecto que tiene en los demás lo que hace en su nuevo trabajo y más tarde por tener el dibujo completo de sus motivaciones.

Supeditado a Statham sin ser esclavo de él

Escena Despierta La Furia

Ahí ayuda que la película sepa navegar en un territorio intermedio en lugar de limitarse a presentarlo como un héroe poco convencional. Ritchie entiende muy bien lo que Statham puede aportar al personaje y deja que lo que suceda llene al personaje en lugar de valerse de gestos muy expresivos o de esa chulería que desbordaba en sus películas de acción más inspiradas.

No obstante, 'Despierta la furia' es en todo momento más una película de  Statham que de Ritchie, pero eso no quiere decir que el trabajo de este último se diluya en aras del lucimiento personal del primero. Por un lado, Ritchie se siente cómodo con el juego narrativo que propone un guion ajeno, pero lo hace sin sentir la tentación de acercarlo tanto al estilo de anteriores obras suyas para optar por un enfoque más tenso, vibrante por momentos, sobre todo cuando se produce un atraco puesto en imágenes de forma brillante.

Imagen Despierta Furia

Todo ello teniendo siempre muy claro que 'Despierta la furia' es una película de Jason Statham que intenta sacar partido al auge de su popularidad gracias a la franquicia 'Fast & Furious'. El problema es que en muchos vehículos de acción similares se mostraba cierta pereza a la hora de abordar el material o intentar darle un fondo dramático que nunca terminaba de quedar del todo bien.

Aquí el objetivo está puesto siempre en el thriller, con pequeños desvíos ya sea para dar un poco más de fondo a algunos personajes -ahí sí que quizá me hubiese gustado darle unos pocos minutos más a Scott Eastwood, pero es que tal y como está planteada la película se correría el riesgo de acabar desequilibrándola-, algún apunte no demasiado subrayado que si bien nunca llega a dar un tono cómico a la película sí sirve para aligerar sin cargarse nunca esa tensión creciente que define a la película o cuando la acción pasa a primer plano, donde se agradece la contundencia sin regodeo de la que hace gala.

En resumidas cuentas

Despierta Furia Jason Statham

Dicho todo de otra forma, 'Despierta la furia' es un thriller que engancha, primero porque Statham tiene un carisma inusual en Hollywood durante los últimos años, pero la aportación de Ritchie resulta clave sabiendo cómo aportar lo que la película necesita para que realmente enganche pese a que en lo que cuenta este remake de la cinta francesa 'Le Convoyeur' tampoco haya grandes novedades, porque es fácil anticipar la mayoría de sus sorpresas.

Temas
Inicio