Publicidad

"Alégrame el día": 90 años de Clint Eastwood a través de las 23 mejores frases lapidarias de sus películas
Listas

"Alégrame el día": 90 años de Clint Eastwood a través de las 23 mejores frases lapidarias de sus películas

El actor y director de cine Clint Eastwood ha cumplido 90 años y no muestra signos de que quiera dejar de hacer cine. Su última película 'Richard Jewell' (2019) incluso es una sólida reafirmación de las tesis de la última etapa de su carrera alabada por la crítica. Puede que su consagración como cineasta total (también hace sus bandas sonoras) haya hecho que su cine haya olvidado un poco su faceta como icono visible.

Nacido en San Francisco en 1930, Clint Eastwood se convirtió en un nombre familiar en todo el mundo por su papel de vaquero en Spaghetti Westerns y posteriormente se consagró con su duro policía en 'Harry, el sucio' (Dirty Harry, 1971) y posteriormente como durísimo instructor militar en 'El Sargento de Hierro' (Heartbreak Ridge, 1986), y una amplio catálogo de variaciones de esos modelos.

Clint2

Una de las cosas que todos sus grandes personajes tienen en común, además de sus ásperas respuestas y su inconfundible mirada apretada, son las frases lapidarias, respuestas socarronas y advertencias incorruptibles de tipo realmente cabreado que juegan con el mismo personaje y que indican que, por muy graves que sean algunos temas que trata su cine, siempre hay un sentido del humor subyacente. Repasemos algunas de sus grandes citas para que hablen ellas mismas de su cine.

La muerte tenía un precio (Per qualche dollaro in più, 1965)

Fewdollars

"Dime. ¿No se supone que el sheriff debe ser valiente leal y, sobre todo, honesto? Creo que necesitáis un nuevo sheriff".

Un resumen de la gran base ideológica del posterior cine de Eastwood en una sola frase. El final de la segunda parte de la trilogía de dólar de Sergio Leone cuestionaba los valores de la autoridad, destapando la corrupción de la administración, desde una personalidad al margen, que tan solo busca su propio interés.

El bueno, el feo y el malo (Il buono, il brutto, il cattivo, 1966)

Buenofeo

"El mundo se divide en dos categorías: los que tienen el revólver cargado y los que cavan. Tú cavas".

La última de la trilogía del dólar de Leone es, para muchos (incluído Quentin Tarantino) la mejor de las tres. También está llena de grandes frases. Probablemente, la más universalemente reconocida es este pequeño castigo a Tuco, que decía una frase similar al principio del film y que antes quiso que el bueno se ahorcara.

Harry, el sucio (Dirty Harry, 1971)

Clint Eastwood As Harry Callahan

“Se lo que estás pensando, punk. Si disparé seis balas o solo cinco. Te aseguro que yo también he perdido la cuenta, pero siendo este un Magnun 44, el mejor revolver del mundo capaz de volarte los sesos, ¿no crees que debieras pensar que eres afortunado? Contesta hijo de perra.”.

Es difícil quedarse con una sola de las grandes líneas de guion del film de Don Siegel. El policía con menos escrúpulos y la actitud más macarra del género policíaco.

Harry el fuerte (Magnum Force, 1973)

Callahan

"Un buen hombre siempre debe conocer sus limitaciones"

Harry se refiere así a su jefe cuando este le dice que no ha tenido que disparar en su vida. Posteriormente, tras sufrir la traición del cuerpo, Callahan mete una bomba en el coche del corrupto sin que este se de cuenta, repitiendo de forma irónica que un hombre debe conocer sus limitaciones, ridiculizando aún más la muerte de sus superior.

Infierno de Cobardes (High Plains Drifter, 1973)

Highplais

"Alguien dejó la puerta abierta y entraron los perros equivocados".

El primer western dirigido por Eastwood contaba con perlas como esta en un guion de Ernest Tidyman. El actor llevaba a su silencioso cazarrecompensas al terreno sobrenatural y de venganza, en lo que precedía su obra maestra 'Sin perdón' (Unforgiven, 1992)

Licencia para matar (The Eiger Sanction, 1975)

Eiger

"No me llames tío, colega o cariño"

Una de las frases que definen la actitud de Eastwood en el cine en una película cargada de buenos díálogos y que no suele contarse entre las más populares del director, siendo tan buena o mejor que otras cuantas.

El fuera de la ley (The Outlaw Josey Wales,1976)

Outlaw

“Morir no es forma de vivir”.

Una obviedad aparente, pero que tiene muchas implicaciones en relación a la forma de vida de los personajes de este Western con ecos béicos. en un guion de Philip Kaufman y Sonia Chernus.

Ruta suicida (The Gauntlet, 1977)

The Gauntlet L

-Esta moto se queda aquí.

  • ¡Vosotros tres largaos!

– Escucha, ¡Estas motos son nuestras!

– Y esta pistola es mía.

Otro uso de la lógica aplastante. Un guion de Michael Butler y Dennis Shryack que llevan una trama de protección de testigo a una road movie apasionante. Salvo el alcoholismo del personaje, este policía podría ser un Harry algo menos carroza.

Impacto súbito (Sudden Impact, 1983)

Make

"Venga, alégrame el día"

Normalmente atribuida a la primera película, probablemente la frase más famosa de Harry Cahallan fue este vacile a un macarra y una velada muestra de una posible alegría por poder matar a un delincuentillo...negro. Oh, Oh. Las implicaciones de esta escena son las que más controversia han provocado en relación al personaje en relación al "derecho moral" que aplica, puesto que se alinea de forma natural con la américa de Reagan.

El jinete pálido (The Pale Rider, 1985)

Pale Rider 2

"¿Cuánto vale tener la conciencia tranquila?”

"Verá, hay muchos pecadores por aquí. No querrá que me marche antes de terminar mi labor, ¿verdad?"

Una frase cómplice con el público, que conoce mejor al personaje que los que tiene alrededor. Un predicador que viene a purificar una colonia explotada y de paso ejercer su venganza personal.

El sargento de hierro (Heartbreak Ridge, 1986)

Sargento

Estoy aquí para comunicaros que la vida, tal y como la habéis conocido, ha terminado. Más vale que os vayáis al pueblo esta noche a reiros y a hacer el gilipollas o a restregar vuestras pichitas contra vuestras novias, o a meterla en cualquier agujero. Pero sea lo que sea hacerlo, porque mañana a las seis de la mañana, vuestros culos serán míos.

“Ahora mis cojones contra los vuestros y perdereis... así que a las 6 de la mañana, eso quiere decir a las 6 en punto de la mañana..., y lo digo para los que no hablan mi idioma.”

“Soy el sargento de artillería Highway. He bebido más cerveza, he meado más sangre, he echado más polvos y he chafado más huevos que todos vosotros, capullos”

Las lindezas de una reliquia del viejo mundo militar mundial hacia un grupo de cadetes en 'El sargento de hierro' no pueden contenerse en una sola frase. El guion de James Carabatsos, Dennis Hackin, Joseph Stinson es tan consciente de su propia capacidad de forzar la testosterona que se convierte en una pela de gallos, una parodia, pura poesía que podría ser convertida en un disco de hip hop. En castellano, además estas frases tienen un poder especial gracias a la traducción exquisita en su versión en castellano.

La lista negra (The Dead Pool, 1988)

Opinions

“Las opiniones son como los culos, todos tenemos uno.”

El regalo final de Harry Callahan, una frase llena de sabiduría que se completa con "el de los demás apesta", algo que se puede aplicar al ruido de las redes sociales y la constante necesidad de emitir una opinión por todo el mundo. Se ha integrado en el lenguaje popular de forma más activa y extendida que 'alégrame el día'.

El cadillac rosa (Pink Cadillac, 1989)

Pink

"Hay que ser muy hombre para pasear a una chica en un Cadillac rosa." "Estoy muy concienciado sobre el control de armas. Si hay una pistola cerca, quiero controlarla."

Dos perlitas de una de las menos conocidas películas de Eastwood, que tan solo protagonizó, haciendo de un cazador de fugitivos que deja una frase sobre el control de armas que le sitúa en una diana ineludible atando cabos con algunas de sus últimas películas. Un libertario americano de pura cepa.

Cazador Blanco, corazón negro (White Hunter, Black Heart, 1990)

Clint3

"Despiértame sin nos chocamos con la montaña. No quiero perdérmelo".

Una socarrona frase para definir la actitud de este trasunto de John Huston y su obsesión con cazar a un elefante en el rodaje de 'La reina de áfrica' (The African Queen, 1951).

El principiante (The Rookie 1990)

Therookie1

"Si quieres una garantía, compra una tostadora”.

"Debe de haber 100 razones para no volarte los sesos… Pero ahora mismo no se me ocurre ninguna

La primera frase hace que creas que Clint está hablando de un coche, pero realmente está hablando de una mujer. La segunda es una de sus grandes sobradas, que marcaba el paso a la fase de madurez de su carrera "pasando el testigo" a un novato Charlie Sheen.

Sin perdón (Unforgiven, 1992)

Clint Eastwood In Unforgiven

"Ned, ¿te acuerdas de aquel granjero al que disparé y los dientes le salieron por la nuca?"

"Matar a un hombre es algo despreciable. Le quitas todo lo que tiene, y todo lo que podría llegar a tener".

Aunque no se llevara el óscar a mejor guion, seguro que el texto de David Webb Peoples contribuyó a que 'Sin perdón' se llevara el de mejor película y mejor director para Eastwood, las dos muestras dejan ver el contraste entre su brutalidad habitual y un nuevo tono más maduro, amargo y ambivalente que marcará el tono de su mejor etapa como director.

Million Dollar Baby (2004)

Million

"OK, has hecho dos cosas mal. Primero, has hecho una pregunta, y segundo, has hecho otra pregunta."

De nuevo, el guion adaptado de Paul Haggis no se llevó ningún Óscar, pero hizo que la película ganara cuatro grandes y, sobre todo, le diera el de mejor actor de reparto a Morgan Freeman, que se lleva las grandes frases de la película. Eastwood ya cimentaba su gruñón de la tercera edad que también ha clavado en el cine con one liners como los de siempre, pero con un puntito de maestro sabio.

Gran Torino (2008)

Torino

"¿Te has dado cuenta de que, de vez en cuando, te puedes encontrar con alguien a quien no deberías putear? Ese soy yo".

Antes de retratar héroes reales en la última fase de su carrera, Clint Eastwood se despidió de la actuación (pese a regresar en 'Mula' con su última frase bravucona en un resumen de todos sus personajes en la tercera edad, convirtiendo a su héroe del cine en un jubilado cascarrabias que acaba siendo un héroe póstumo, dejando un comentario que reexamina la masculinidad y el racismo de su propia carrera.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios