La familia de Chadwick Boseman rechaza la polémica por el Óscar de Anthony Hopkins y hay explicación del anticlímax de la gala: "El objetivo era que no hubiese apatía"

La familia de Chadwick Boseman rechaza la polémica por el Óscar de Anthony Hopkins y hay explicación del anticlímax de la gala: "El objetivo era que no hubiese apatía"
42 comentarios

Uno de los momentos por los que recordaremos la 93ª edición de los Óscar fue ese abrupto final tras el premio de mejor actor. Las apuestas daban como ganador a Chadwick Boseman, y parecía que la Academia quería terminar la noche con un homenaje al fallecido protagonista de 'La madre del blues', sin embargo, el Óscar fue para Anthony Hopkins por su trabajo en 'El padre'.

A Boseman no le importaba tanto el Óscar como a sus fans

Hopkins ganó por un aclamado trabajo que hace poco fue galardonado con el BAFTA y se ha convertido en el actor de mayor edad en ganar el Óscar (83 años). Su victoria inesperada, que habría sido recibida con normalidad en otras circunstancias, se convirtió en motivo de una fuerte polémica en Internet y los medios.

Tal ha sido la indignación de los que esperaban la victoria de Boseman que la familia del actor ha tenido que intervenir públicamente para ofrecer una declaración sobre lo ocurrido en la gala. Como era de esperar, rechazan que haya sido un desprecio y desean todo lo mejor a Hopkins.

"Estoy seguro de que [Anthony] habría hecho lo mismo", ha dicho Derrick Boseman, el hermano de la estrella, que ha ejercido como portavoz de la familia. Ha recordado a los indignados que todos los nominados eran "excelentes y merecedores del premio" y señala que Chadwick daba el valor justo a los Óscar: "siempre me los describía como una campaña". Si bien lo habría considerado "un logro", aclara que nunca fue "una obsesión" para el actor.

"Valió la pena porque todo el mundo estaba hablando de ello"

Por otro lado, se han aclarado detalles sobre el extraño final de los Óscar. Anthony Hopkins no tenía permitido atender a la gala vía Zoom (desde su casa en Gales) y se rumorea que Olivia Colman, su compañera de reparto en 'El padre', debía recibir el Óscar en su nombre. Esto ha sido rechazado porque Colman está ocupada con un rodaje y, al parecer, solo estuvo en la gala hasta que entregaron el galardón de su categoría (actriz de reparto).

Por otro lado, se ha recordado que salvo excepciones por premios póstumos, la Academia suele recoger el premio cuando el ganador no está en la ceremonia, para evitar "sorpresas" como lo que hizo Marlon Brando. Lo cierto es que Joaquin Phoenix leyó el contenido del último sobre y despidió rápidamente el evento, dejando atónito al público.

Uno de los responsables de la ceremonia ha respondido a las críticas. Se trata de Rob Mills, ejecutivo de Walt Disney Television (propietaria de ABC, que retransmite la ceremonia), quien ha explicado que la entrega de premios "no debía acabar con alguien que no estaba presente". Pues hombre, si uno de los nominados no estaba... Evitar el desinterés de la audiencia, esa ha sido la justificación para cambiar el orden y dejar el Óscar de mejor actor para el final.

"Fue un riesgo calculado, que creo que aún así valió la pena porque todo el mundo estaba hablando de ello. De manera similar, nadie quiere que pase lo del sobre equivocado, como pasó hace tres años, pero todo el mundo estaba hablando de ello."

"Creo que alguna gente pensó que quizá se habían perdido algunos premios. '¿Por qué la mejor película antes?', '¿Qué está pasando? Esto es de locos?', '¿Cómo es posible que pase esto? ¡La mejor película tiene que cerrarlo!'. Alguna gente estaba enfadada, a alguna gente le encantó, y ése era realmente el objetivo, que no hubiese apatía."

Mills añade que la decisión despeja toda duda acerca de si los organizadores conocen los ganadores antes del inicio de la ceremonia, confesando indirectamente que esperaban el premio para Chadwick Boseman.

Temas
Inicio