Compartir
Publicidad

‘22 otra vez’: el anuncio de la Lotería de Navidad es una mezcla demencial de ‘Atrapado en el tiempo’ y ‘Este es mi barrio’

‘22 otra vez’: el anuncio de la Lotería de Navidad es una mezcla demencial de ‘Atrapado en el tiempo’ y ‘Este es mi barrio’
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un año más, como siempre por estas fechas, nuestro cine vuelve a acaparar los debates, las miradas, a ser lo más comentado por los pasillos, las oficinas y los autobuses. Ya llegó el anuncio de la Lotería de Navidad.

Tomando el relevo de uno de los más espantosos de los últimos años, aquellos interminables VEINTE MINUTOS de comedia romántica pasada de fecha que poco o nada tenían que ver con la tradicional historia de España, más en la onda de 'Menudo es mi barrio' que de 'Her', Javier Ruiz Caldera ha llegado a las tablets de nuestras abuelas para conmover. Pero poquito.

Aunque aquella lacrimógena odisea de Justino, el viejito a la Pixar que se coló en Tve, queda ya lejos (2015), Caldera (o quien sea que decide la historia de estas campañas entre platos de bogavante) ha recuperado parte de ese espíritu, pero adaptándolo a los tiempos que corren. Bueno, más o menos.

Luis Bermejo y los cupones

Atrapado en mi barrio

El anuncio, en realidad, es bien honesto: otra vez lo mismo. Dejando claro que esto es el día de la marmota (pero bien claro no, lo siguiente: la historia empieza con la emisión de la película), Caldera y ese extraordinario talento de nuestro cine y de nuestras tablas, Luis Bermejo sufrirán una serie de catastróficas desdichas una y otra vez, en un bucle eterno que se repetirá hasta que este Ebenezer Scrooge (pero poco), comprenda el verdadero significado de la Lotería de Navidad. Hacer una llave. O compartirlo, no lo sé. Bueno, el caso es que hoy no verás otra cosa en las redes.

El anuncio de la Lotería de Navidad repite el éxito y será el epicentro del cachondeo generalizado durante unos pocos días. Unos días en los que tendrás la sensación de vivir en un bucle. No sé, algunos seguimos pensando que los anuncios que hacían con Clive Arrindell (el calvo de la lotería) eran los únicos que realmente tenían espíritu navideño. Al director le irá mejor con 'Superlópez'.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio