Qué fue de Melissa Joan Hart, la actriz que dejó de ser Sabrina pero encontró su lugar dirigiendo películas navideñas
Actores y actrices

Qué fue de Melissa Joan Hart, la actriz que dejó de ser Sabrina pero encontró su lugar dirigiendo películas navideñas

Toda una generación la conoció como Sabrina, pero Melissa Joan Hart también fue Clarissa y algún que otro personaje icónico hasta que su llama pareció extinguirse más allá de unos cameos aquí o allí. Muchos nos preguntamos qué fue de Melissa Joan Hart a sus 46 años, pero no esperábamos encontrar esta respuesta en particular. Bienvenidos a una vida que os va a sorprender.

Destinada al éxito

"Yo sé que no se quedará sin Melissa" es una parte de la canción de los Allman Brothers que dio nombre a nuestra protagonista. Melissa Joan Hart nació el 18 de abril de 1976 en Smithtown, una ciudad del condado de Suffolk, en Nueva York, donde su madre, Paula Hart, una entonces directora de talentos, y su padre, carpintero, proveedor y criador de ostras, decidieron muy pronto que tenía talento.

Tanto, que a los cuatro años ya apareció en su primer set de rodaje para anunciar un muñeco para la hora del baño llamado Splashy, un bebé que flotaba y te salpicaba si le presionabas las rodillas. A los nueve salía en episodios de series de televisión como 'The equalizer' (que después versionaría Denzel Washington en el cine) y a los trece compartía escenario de Broadway con Martin Sheen, William Hurt o Calista Flockhart. Vamos, que el éxito no paraba de llamar a su puerta.

The Equializer

En 1991, a los 15 años, Melissa Joan Hart consiguió el papel protagonista de 'Las historias de Clarissa' ('Clarissa explains it all'), una serie de Nickelodeon que aquí TVE utilizó como intento de mantener a la audiencia que se fue junto a 'Blossom'. A pesar de que se sentía avergonzada por el papel, grabó dos discos basados en la serie y grabó un piloto para un spin-off donde contaran sus aventuras en la universidad. Pero lo que le esperaba era mucho más mágico.

Un poco brujita

Sabrina, la bruja adolescente, nació en 1962 en los cómics de Archie, y consiguió su propia serie en 1971. De hecho, un año antes ya protagonizó su propia serie de animación de 31 episodios. Sin embargo, esta vez Sabrina Spellman iba a volver por todo lo alto, con una película (que hizo que Melissa Joan Hart dejara la universidad, por cierto) que sirvió para unirla con un papel que no dejaría hasta siete temporadas después y la convirtió en un auténtico fenómeno internacional: 'Sabrina, cosas de brujas'.

Sabrina

El piloto, que era totalmente diferente de la película, fue visto por más de 17 millones de personas en Estados Unidos. Por comparación, la última temporada apenas la vieron tres millones. Entre medias, varios cambios de showrunner, de actores (con la marcha de las tías de Sabrina justo al final), dos películas, una serie de animación (con más merchandising particular), seis videojuegos, un montón de libros y cómics y una variación de cadena (de ABC a The WB) que terminó por condenarla al bajo presupuesto.

Al terminar, Melissa Joan Hart (que vendió un reality sobre su boda) era conocida en todo el mundo, pero encasillada como Sabrina. Repitió el papel en 'Yo y el mundo', 'Teen angel' o la serie 'Fuera de onda' y en algunas temporadas se decidió a dirigir algunos episodios. No volvería a hacerlo hasta una década después, pero ya le picó el gusanillo. Tardó en conseguir que la dejaran de ver como la bruja adolescente, pero en el proceso, además de bailar en 'Dancing with the stars' (fue novena), acabó por protagonizar la película navideña 'Holiday in handcuffs' junto a otro juguete roto de la industria: Mario López. Era el inicio de su futuro.

Prospero año y felicidad

Desde 2010, la actriz protagonizó la serie 'Melissa & Joey' en ABC Family, una cosa bastante blandita que no dejó mucha marca en el poco más de millón de espectadores que la vieron durante cinco temporadas. Entre medias, Joan Hart escribió sus memorias ('Melissa lo cuenta todo: historias de mi vida anormalmente normal'), fracasó totalmente al intentar financiar una película, 'Darci's walk of shame', por Kickstarter (recaudó solo el 2,6%) y abrió una tienda de gominolas en California que después fue demandada por discriminación racial.

Además de estos pequeños desastres que dañaron su imagen pública, la actriz se ganó fama de ser republicana (aunque a favor del control de las armas) y muy religiosa (es presbiteriana). De hecho, protagonizó la muy ridícula 'God's not dead 2', la segunda parte de la infame trilogía. Y entre medias, consiguió lo que más quería: volver a dirigir, en este caso también actuando junto a Jaleel White en una película navideña, 'La promesa de Santa', que recibió críticas sorprendentemente positivas para ser una cinta de este género tan... digamos, particular.

Y el resto es historia: en 2022, mientras prepara el reboot de 'Clarissa', Melissa Joan Hart se ha convertido en una directora profesional de películas navideñas como 'Feliz NaviDAD' (de nuevo con Mario López) o la de este año, 'Santa Bootcamp', sobre un campo de entrenamiento para Santa Claus de centro comercial protagonizada por Rita Moreno. No es que su carrera actoral se haya quedado al margen de la Navidad: también sale en 'Dear Christmas', 'Mistletoe in Montana', 'Christmas reservations', 'Broadcasting Christmas', 'La tienda de las ilusiones' o 'A very nutty Christmas'. Podemos decir que la bruja adolescente se ha convertido en la adulta navideña.

Temas
Inicio