'Kimetsu no Yaiba': por qué Zenitsu recibe un gorrión en lugar de un cuervo como compañero

'Kimetsu no Yaiba': por qué Zenitsu recibe un gorrión en lugar de un cuervo como compañero
5 comentarios

Cuando un cazador de demonios logra superar la Selección Final y se une al Cuerpo de Exterminio de Demonios, a cada nuevo miembro del grupo se le toma medidas para su uniforme, eligen el metal para su espada... y reciben un compañero que hará las veces de mensajero y les mantendrá al día de nuevas misiones.

Casi todos los cazadores de demonios en 'Kimetsu no Yaiba' ('Guardianes de la noche') tienen un cuervo como compañero... excepto Zenitsu Agatsuma, quien recibe un gorrión como pájaro mensajero.

Los pájaros y el folklore japonés

En la mitología japonesa a menudo se utilizan cuervos como pájaro mensajero en diferentes leyendas, y el animal en sí mismo también está considerado un símbolo de protección y es muy apreciado por sus habilidades para orientarse correctamente.** Sin embargo el gorrión está muy lejos de esta simbología y representa mucho mejor a Zenitsu al inicio de su historia**. Zenitsu es buena persona, pero es un poco cobarde, inseguro de sí mismo y a menudo hay que salvarle de las situaciones en las que se mete.

El por qué Zenitsu recibe al gorrión Chuntaro parece estar en un cuento japonés llamado 'La historia del gorrión del la lengua cortada' Un día, un leñador encuentra un gorrión herido y le alimenta con arroz, lo que no hace gracia a su mujer. Cuando el marido está de viaje y la esposa no alimenta al gorrión, así que el pájaro come almidón y como castigo ella le corta la lengua y lo echa de la casa.

Cuando el leñador vuelve, se pone a buscar al pajarillo y consigue encontrarlo. Como agradecimiento, el gorrión le da a elegir entre dos cofres, uno pequeño y uno grande, y el leñador, que es muy humilde y no tiene mucha fuerza, elige el más pequeño.

El cofre resulta estar lleno de tesoros, así que la esposa del leñador también busca a los pájaros y se hace con el cofre más grande. La mujer lo abre antes de llegar a casa y descubre que está lleno de serpientes y varias cosas terribles, así que con el susto se tropieza y cae desde un acantilado.

Kimetsu No Yaiba Zenitsu 2

Aunque este cuento en principio no tiene mucho que ver con la historia de Zenitsu, sí que sirve como metáfora de cómo se ve a sí mismo. Zenitsu no tiene fe en sus propias habilidades, por lo que habría escogido un "cofre pequeño" para sí mismo. Nadie excepto su propio maestro ve su potencial para convertirse en un tesoro, lo que hace más hincapié en su conexión con el cofre pequeño del cuento con un tesoro inesperado en su interior.

Además, el gorrión es un símbolo de la bondad, la buena suerte y del sentimiento de comunidad, reforzando las propias cualidades de Zenitsu. Chuntaro es el recordatorio perfecto para Zenitsu, aparte del buen alivio cómico que suponen, ya que ahora tiene compañeros que le ayudan en su viaje como cazador.

Temas
Inicio