Publicidad

'Altered Carbon': la serie de Netflix reduce su escala en la temporada 2 para dejar respirar mejor la historia
Críticas

'Altered Carbon': la serie de Netflix reduce su escala en la temporada 2 para dejar respirar mejor la historia

Publicidad

Publicidad

A pesar de que la primera temporada de 'Altered Carbon' no me terminó de gustar, he de reconocer que tenía mucha curiosidad por ver cómo se desarrollaría la segunda, que Netflix ha estrenado hoy. Una nueva tanda de episodios cuya principal novedad era la incorporación de Anthonie Mackie como la nueva "funda" de Takeshi Kovacs.

Afortunadamente, este cambio de protagonista no ha sido la única mejora de la serie. El despojarse ese misterio sherlockhomesiano y rebajar a ocho episodios en vez de diez también sirven para compactar mejor toda esta historia de revolucionarios, gobiernos distópicos, gente que quiere a Kovacs muerto y toques cyberpunks.

Laeta Kalogridis se vuelve a poner al frente de la temporada contándonos el regreso de Kovacs. El escenario actual es un Harlan bastante cambiado desde la última vez que lo vio (unos treinta años, según comenta), un mundo clave para el Protectorado y para la revolución que planteó en su momento Quellcrist Falconer (Renée Elise Goldsberry).

La temporada del cambio

Un cambio de localización que trae consigo cierto una transformación estética y, por qué no decirlo, una sensación en todo momento de que no existen los espacios abiertos y que han ahorrado al máximo a la hora de construir decorados. Teniendo en cuenta que esta serie se estrenó como una ambiciosa superproducción de ciencia ficción, parece un paso atrás.

Pero no solo en este sentido sino que también se ve en las escenas de luchas (las cuales hay varias en sus primeros episodios), a las que se nota los trucajes. La nueva funda de Kovacs es un modificado soldado de élite y esto ya lleva a que la lucha cuerpo a cuerpo sea más importante y busquen la espectacularidad, pero no termino de salir convencido de cada escena de este tipo.

No quiero detenerme demasiado en la historia pero solo diré que el principal villano lo encontraremos en el Coronel Iván Carrera (Torben Liebrecht), representante principal del Protectorado. Por otro lado, tenemos nuevas caras como Trepp, una cazarrecompensas interpretada por Simone Missick y amiguetes como Poe (Chris Conner) que intentarán asistir en lo que puedan a Kovacs.

Lo más interesante de la temporada 2 de 'Altered Carbon' es que nos encontramos con otra historia bien distinta de la anterior. Tanto que de no ser porque hay cosas del pasado por resolver (y no solo esa epopeya amorosa en búsqueda de Falconer) se podría ver perfectamente de forma independiente.

Tanto es así que hasta me veo tentado de no comparar a Mackie y a Kinnaman como los Takeshi Kovacs de estas temporadas. Creo que solo diré que Anthonie Mackie está bastante bien, a pesar de que creo que, sobre todo al principio, no debía estar demasiado cómodo en esta serie con toda la intensidad que requiere meterse en la piel de un personaje centenario.

Una 'Altered Carbon' mejor planificada

Altered Carbon

No es que haya pegado, por lo menos para mí, un gran salto de calidad entre temporadas pero sí que Laeta Kalogridis ha cambiado la planificación de estos nuevos episodios de manera acertada. A pesar de no desplegar las ideas interesantes expuestas hace dos años (o gracias a ello, según se mire), la historia logra respirar y plantearnos algo que es, directamente, más entretenido.

Creo que, en líneas generales, a este renacimiento de 'Altered Carbon' se le notan algo más las costuras en esta segunda temporada que en la anterior. Estos nuevos episodios están aún muy lejos de la perfección que nos hubiera gustado ver en su tiempo, pero la serie abraza sus imperfecciones y eso la hace más disfrutable.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios