Publicidad

'En el corredor de la muerte': Miguel Ángel Silvestre se luce en la sobria y discreta miniserie de crimen real de Movistar+
Críticas

'En el corredor de la muerte': Miguel Ángel Silvestre se luce en la sobria y discreta miniserie de crimen real de Movistar+

Publicidad

Publicidad

Reconozco que tenía muchas ganas de hincarle el diente a 'En el corredor de la muerte', la nueva miniserie original de Movistar+. Cuatro episodios en los que seguimos el caso contra Pablo Ibar, acusado en 1994 de triple asesinato en Estados Unidos y condenado a muerte.

La carta de presentación de la serie no podía ser mejor: Miguel Ángel Silvestre encarna al protagonista en una ficción basada en el libro homónimo de Nacho Carretero, autor de 'Fariña'. No es la única vinculación con el célebre libro, sino que Diego Sotelo, guionista principal de la 'Fariña' de Antena 3, se ponía al cargo de la adaptación junto con los responsables de Bambú (Ramón Campos y Gema R. Neira).

A lo largo de cuatro episodios, dirigidos por Carlos Marqués-Marcet ('Los días que vendrán'), 'En el corredor de la muerte' repasa los veinticinco años que han pasado desde aquel junio de 1994, cuando un joven pelotari que decide pasar un tiempo con su madre en Florida es detenido e incriminado por la policía en la muerte de tres personas. 

Siempre convencidos de su inocencia, sus padres (Laura de la Uz y Ramón Aguirre) y su novia (Marisé Álvarez) lucharán incansablemente para conseguir que Pablo tenga un juicio justo. Pau Poch, Ben Temple, Nick Devlin y Eric Goode completan el reparto principal de la serie.

Una propuesta sobria y bilingüe

Una de las primeras cosas que llama la atención de la serie es que Movistar+ ha apostado por rodar la serie en inglés y en español. Es más, me atrevería a decir que la gran mayoría de líneas de diálogo están en inglés, una decisión justificada debido a la localización del caso pero que no deja de ser una rareza en la producción audiovisual.

Tras la explosión del género tal y cómo lo entendemos ahora, estamos en un momento en el que el espectador más curtido empieza a tener que saber navegar entre la multitud de estrenos "true crime" que hay. Mismamente al tiempo que 'En el corredor de la muerte' hace su debut en Movistar, Netflix estrena 'Creedme'.

En este sentido, la producción de Bambú corre el riesgo de pasar despercibida. No es que falle nada, simplemente no destaca. Es una miniserie discreta cuyo mayor aliciente es que cuenta una historia que nos toca algo más de cerca debido a la procedencia de Pablo Ibar... que, de hecho, tuvo un seguimiento mediático importante hace unos años.

Porque, en líneas generales, 'En el corredor de la muerte' es un buen drama de crimen real. Miguel Ángel Silvestre tiene presencia y realiza un gran trabajo protagonista y el resto del elenco no se queda nada atrás, sobre todo Marisé Álvarez. La producción, por otro lado, es la acostumbrada en las series de Movistar+ y pocos peros se pueden rascar.

A la hora de mostrarnos la historia de Pablo los guionistas abogan por no abusar del plano emocional. Sin embargo, uno hubiera deseado algo menos de sobriedad en según qué partes de la historia. Sin meternos en "¿spoilers?", hay un par de momentos en especial que no logran transmitir toda la fuerza que posee intrínsecamente.

El resultado es una miniserie interesante que, si bien puede ser notable dentro de la ficción española, no logra sobresalir en el amplio mar de propuestas de crímenes reales que pueblan las plataformas televisivas. 

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir