'El cuento de la criada' se acomoda en una sólida temporada 5: la serie en HBO Max afila las estacas de un enfrentamiento que corre el riesgo de caer en la indiferencia
Críticas

'El cuento de la criada' se acomoda en una sólida temporada 5: la serie en HBO Max afila las estacas de un enfrentamiento que corre el riesgo de caer en la indiferencia

Un día antes de lo previsto, ha llegado la esperada (y, por qué no decirlo, prometedora) temporada 5 de 'El cuento de la criada' a HBO Max y con ella nos volvemos a sumergir al mundo de Gilead y Canadá. Al mundo de sufrimiento y trauma como se encargan de recordarnos los dos primeros episodios de la misma.

Después del salvaje final de la pasada temporada 4, el primer episodio transcurre en la mañana siguiente: June (Elisabeth Moss) regresa a casa con las manos ensangrentadas, eufórica y ligeramente desquiciada. Ha hecho justicia y todo este episodio gira en torno a ella asumiendo este "salvamento" en lo que navega por todo el trauma de su estancia en Gilead.

June vs Serena

Algo en lo que la serie de Bruce Miller se encuentra realmente cómoda. Quizás demasiado ya que, si bien sigue incidiendo en los temas pertinentes que llevan trabajando durante ya tantos años, la sensación general es que poco les queda ya por contar. Han mareado tanto la perdiz que ya solo les queda intentar quemar trama.

A estas alturas de la serie ya todos los que seguimos viendo sabemos que, a pesar de jugar continuamente con si revolución tal o cual, esta es la historia de June. Y June no es, precisamente, una heroína. Es más, aquí de hecho se incide aún más en el que todo con la protagonista son motivos personales, motivos egoístas incluso.

Por lo que, una vez destapadas las caretas, sí que resulta interesante ver por dónde va la guerra personal con Serena (Yvonne Strahovski) y los tintes políticos que inevitablemente tienen. De hecho, el segundo episodio (dirigido por Moss) nos lleva por la élite gileadiana solo para comprobar que, por muy de renombre que seas, sin apoyo de los hombres no se llega muy lejos.

El cuento de la indiferencia

Handmaidstale 502 Sg 01932rt

Si bien 'El cuento de la criada' sabe lo que quiere contar en esta temporada 5, la ejecución queda un poco "a conveniencia". Quiero decir, ya de por sí es una serie en la que todo está tan anclado a la realidad, todo es intenso y nos embauca tanto en que todo se puede torcer para mal, que los giros y devenires resultan faltos de emoción.

Esto se une a la certeza de que tendremos sexta temporada, lo que causa una certeza de que las cosas no se van a tocar demasiado. Entonces, existe una sensación de que más allá del viaje a la oscuridad de nuestra protagonista, la serie se repite a sí misma y, por tanto, poco cuenta ya.

Lo que no quiere decir, para nada, que 'El cuento de la criada' se haya vuelto aburrida. Para nada. El guion sigue sabiendo colocar los resortes adecuados para que, incluso con su estilo tranquilo y dentro de su tono, sigamos teniendo motivos para verla. Esto incluye, sí, alguna escena inusualmente sangrienta.

Lo malo de esto es que uno siente que esta nueva temporada se queda bastante por detrás de lo anterior. Volviendo a esa oscuridad y algo de visión de túnel que creíamos haber superado a pesar de haber sido señas de identidad de la serie.

Así que, en definitiva, si bien 'El cuento de la criada' ha regresado tan sólida como siempre, esa sensación de haberse acomodado puede hacerle bastante daño según avance la temporada. Por muy interesante que sea a priori este enfrentamiento entre June y Serena, se corre el riesgo de caer en la indiferencia.

Temas
Inicio
Inicio