Compartir
Publicidad
'The Cry' ofrece una gran exploración de la depresión postparto en forma de thriller
Críticas

'The Cry' ofrece una gran exploración de la depresión postparto en forma de thriller

Publicidad
Publicidad

Anoche se produjo la primera "batalla" de la temporada entre Antena 3 y Telecinco con el estreno de dos series. La cadena de Atresmedia eligió una producción suya que ya habíamos visto en Amazon, 'Pequeñas coincidencias', mientras que la de Mediaset decidió estrenar 'The Cry', una producción de BBC. El resultado fue que la propuesta de Javier Veiga ganó a la de Jacquelin Perske.

Basada en la novela de Helen Fitgerald, 'The Cry' es una miniserie de cuatro episodios rodada en su mayor parte en Australia y que se convirtió en el gran éxito de BBC del pasado otoño. Tanto que incluso era la serie que había que ver después 'Bodyguard', lo que es probablemente su mayor éxito de 2018.

Jenna Coleman ('Doctor Who', 'Victoria') interpreta a Joanna, una mujer que acaba de tener un hijo con Alistair (Ewen Leslie) y le cuesta mucho adaptarse a su nueva vida, a la maternidad y a saber calmar a su recién nacido. Claro, que el prometido ayuda solo a ratos. Mientras viaja a Australia para visitar a la familia y, de paso, luchar por la custodia de la hija de Alistair, el niño desaparece.

Un huracán emocional

Todo esto se nos presenta como un huracán emocional, con continuos cortes que nos lleva por distintas épocas: una visita de Joanna a la psicóloga, un juicio criminal en la que ella parece la principal acusada, un flashback sobre cómo comenzó la relación entre los protagonistas y qué pasó en Australia.

Así, este aparente thriller de desaparición se convierte en algo mucho más doméstico, mucho más emocional. Sí, tenemos la clásica investigación en el que, por supuesto, los padres terminan siendo sospechosos. Vemos una lucha por mantener el relato, por mantener la imagen pública, por no desmoronarse...

Y en ese aspecto más emocional es donde mejor juega 'The Cry', Jenna Coleman interpreta de una manera soberbia a una mujer con depresión postparto. Y realiza un relato honesto de una chica que ha dado a luz y se enfrenta a ello. Glendyn Ivyn, su director, pensaba que estaba exagerando con el tratamiento de Jo:

"Pensaba que estaba haciendo una historia sobre una mujer luchando con la depresión postparto y, quizá, con alguna otra psicosis sin diagnosticar. (...) Muchas mujeres lo han visto y me han dicho que así es como es. Que nunca han visto a una nueva madre representada con tanta honestidad. Pensé que yo estaba exagerando."
The Cry2

Es un retrato honesto e incluso incómodo de ver, con Joanna tratando por todos los medios seguir adelante. Y ya no hablo del síndrome mencionado, sino también de la exposición a las redes sociales viendo las opiniones de todos aquellos que siguen (y buscan conspiraciones) el caso.

Si hay algo que falla en este thriller doméstico es el cómo equilibra los elementos. Yo, personalmente, he sentido que al poner tanto peso en el personaje de Coleman han descuidado el desarrollo de la investigación. Hasta que no se descubre qué ha pasado, estamos con un whodonit que no logra ser demasiado intrigante en pantalla.

'The Cry' es una miniserie honesta y emocional, narrada como si estuviésemos en la mente de Joanna, vagando entre pasado, presente y futuro juntando lo actual con recuerdos continuamente en una miniserie que nos lleva por donde quiere. 

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio