Publicidad

'V Wars': la serie de vampiros de Ian Somerhalder en Netflix no termina de hincar el diente a sus interesantes ideas
Críticas

'V Wars': la serie de vampiros de Ian Somerhalder en Netflix no termina de hincar el diente a sus interesantes ideas

Publicidad

Publicidad

La nueva serie de vampiros con Ian Somerhalder. Netflix lo tenía muy fácil para vender la adaptación televisiva del cómic de Jonathan Maberry potenciando la presencia del protagonista de ‘Crónicas vampíricas’ al que antes ya habíamos podido ver en la primera temporada de ‘Perdidos’. Además, la implicación de Somerhalder va más allá de liderar el reparto de ‘V Wars’, ya que también es uno de sus productores ejecutivos y dirige un episodio de la primera temporada estrenada este jueves 5 de diciembre por Netflix.

Por mi parte, me fue imposible conectar en su momento con ‘Crónicas vampíricas’. Entiendo que evolucionó bastante respecto a su lamentable comienzo, pero hay demasiadas series y poco tiempo para ver todas las que nos gustan como para empeñarse en conseguir que otra te seduzca. En el caso de ‘V Wars’ he visto ya un par de episodios y se nota que busca dar una energía diferente a los ya desgastados relatos de vampiros pero el resultado final se queda en tierra de nadie.

Un enigmático virus

Escena V Wars

El primer episodio de ‘V Wars’ es especialmente extenso, ya que su duración se dispara hasta casi la hora de metraje. Quizá podría haberse comprimido todo más para que el ritmo te enganchase más, pero a nivel argumental se siente que todo fluye con cierta lógica -aunque se abusa de los diálogos expositivos para intentar dejarlo todo lo más claro posible al espectador-, primero llevando al protagonista y su mejor amigo a investigar un incidente en el ártico que les lleva a entrar en contacto con un virus desconocido.

Siendo una serie de vampiros uno ya tiene claro qué es lo que va a provocar, pero la clave está en cómo abordarlo para que no resulte algo monótono y ‘V Wars’ juega con ideas que funcionan mejor como concepto que en su ejecución. Y es que el inevitable alejamiento entre los dos amigos porque uno ha sido infectado y el otro no abre pie a interesantes conjeturas sobre por qué el personaje de Somerhalder es inmune al virus.

Por ahora eso solamente ha servido para alguna teoría por parte del protagonista sin unas bases solidas y para la llegada de nuevos personajes que reorientan el tono de la serie del terror a la drama y el misterio. Un esfuerzo loable por dar otro aire a la historia, pero casi todos los personajes resultan un tanto grises en términos de interés y tanto algunas formas de hacerles actuar como los diálogos parecen conformarse con parecer adecuados.

A medio gas

V Wars Netflix

Eso es algo que se traslada a prácticamente todo en la serie. No se muestra un verdadero interés en ir mas allá de una apariencia convincente, algo que sirve para que uno no llegue a desconectar, pero cuyas debilidades salen a la luz cada vez que toca ponerse mas emocionante, ya sea con el amigo del protagonista pidiéndole ayuda en una situación extrema o la drástica decisión que el personaje de Somerhalder ha de tomar al final del primer episodio.

Obviamente esto puede ir modificándose a medida que se amplia la mitología de la serie, pero hasta ahora cuesta ver que eso pueda suceder salvo que haya un giro radical en todo lo relacionado con el virus. Sin embargo, todo indica que la escalada va a ir más en la dirección de que el numero de vampiros crezca, convirtiéndose así en una amenaza global.

Ian Somerhalder V Wars

A priori no tengo grandes pegas en que ese sea el camino a seguir, ya que los ataques vampiricos si que han tenido esa fuerza visual de la que está careciendo ‘V Wars’ en otros frentes y la idea de ver a los dos amigos liderando bandos opuestos se presta a que al menos la serie pueda reconducir la situación, pero sigue quedándose la duda de como tratarían eso Glenn Davis y William Laurin, creadores de la serie y guionistas de todos los episodios de esta primera temporada.

Al final puede que simplemente todo sea un problema de enfoque, porque en todo momento da la sensación de que ‘V Wars’ podría ser bastante mejor de lo que realmente es. Esperemos que simplemente les esté costando dar con la tecla adecuada para dar con su identidad -visualmente sí que se nota algo más de esfuerzo, pero insuficientes para realmente destacar en ese apartado-, porque ingredientes con posibilidades hay en la serie.

En resumidas cuentas

El arranque de ‘V Wars’ no consigue engancharte porque no termina de saber cómo usar las ideas que plantea. Al final, todo queda apenas un poco por encima de lo deficiente y la pena es que da la sensación de que parece ser suficiente para sus responsables. Ojala sepa evolucionar y encontrar algo que realmente la defina, pero no tengo claro que vaya a estar allí para comprobarlo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios