Compartir
Publicidad
Publicidad

Gerardo Olivares rueda su segundo largometraje: ‘Bienvenido al paraíso’

Gerardo Olivares rueda su segundo largometraje: ‘Bienvenido al paraíso’
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Gerardo Olivares, director de ‘La Gran Final’, está rodando en Tánger su segunda película: ‘Bienvenido al paraíso’. Después de haber rodado en Mali y en el Desierto del Tenere, se encuentra en Marruecos en su quinta semana de un rodaje que tienen previsto finalizar el próximo 26 de marzo.

Este largometraje, que han calificado como documental ficcionado, quiere aportar, según comunica la productora, un poco de luz a las sombras de la inmigración.

La cámara acompaña durante todo el viaje tradicional de la inmigración subsahariana a los tres protagonistas de la película. Violeta (Aminata Kanta) emprende el viaje desde Mali, a las orillas del río Níger y se encuentra con los hermanos Mukela (Illiassou Mahamadou Alzouma) y Buba (Adoum Moussa) en Agadez (Níger), puerta del Desierto del Tenere y punto de partida de los grandes viajes que atraviesan el desierto. Juntos cruzan Argelia y Marruecos hasta llegar a las playas atlánticas del sur de Tánger donde emprenden el viaje por mar atravesando el Estrecho de Gibraltar hasta llegar a las costas de España. El director y guionista, Gerardo Olivares, declara que “en el año 2003, viajé a Níger para rodar" el documental 'Caravana'. "[…] Me uní a la caravana de Ibrahim, un tuareg […]. Un día nos cruzamos con dos increíbles camiones y subrayo lo de increíbles, porque el volumen de la carga que transportaban duplicaba el tamaño de los propios vehículos. Sobre la carga viajaban unas cien personas, casi todos subsaharianos. Ibrahim me contó que se dirigían a Libia y desde allí intentarían entrar a Europa”.

Olivares continúa su relato diciendo que “al regresar a Agadez —la puerta del Teneré— me contaron que la ciudad es uno de los puntos más importantes en las rutas de la inmigración, desde allí parten los grandes camiones hacia Libia y Argelia. También me hablaron de camiones perdidos en el desierto y nunca encontrados; de pasajeros que se quedan dormidos durante la noche, caen del camión y mueren de sed, abandonados; de asaltos de bandidos; de tormentas de arena… Historias que me costaba imaginar que pertenecieran a este mundo”.

El cineasta añade que “mos hemos acostumbrado a ver por televisión imágenes de africanos intentando llegar a nuestras costas en pateras, agotados y ateridos de frío. Para ellos supone el final del viaje, pero… ¿Cómo es ese viaje?” […]

Para finalizar, Olivares apunta que “para muchos es un viaje que se prolonga durante años y para algunos el final de otro; el viaje de la vida”.

Fuente: Wanda Vision y Nirvana Films

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos