Publicidad

'El Método Osmin', un programa tan insulso como su entrenamiento

'El Método Osmin', un programa tan insulso como su entrenamiento
10 comentarios

El pasado sábado viernes Cuatro estrenó 'El Método Osmin', un programa dirigido para llenar las noches del fin de semana y que está a camino entre el coach show y la trash tv más casposa que te puedas encontrar. El programa consiste en que un concursante se someta durante 30 días al entrenamiento de Osmin, un personaje merecedor de un estudio aparte que tiene un entrenamiento muy particular: grandes cantidades de ejercicio aeróbico por la calle, una dieta consistente en agua pescado y ensalada y la ausencia de sexo durante los días que transcurra el entrenamiento.

El programa se apoya en la personalidad de Osmin, un entrenador agresivo, estrambótico y fuera de lo normal que presiona a los concursantes a límites realmente extraños: poniéndoles motes, haciéndoles realizar prácticas fuera de lo común y llevándoles a estados que cualquier personal no aguantaría si no estuviera en un programa de televisión. 'El Método Osmin' es eso, no hay más. Un entrenamiento extremo, diseñado para ser un espectáculo y que dista mucho de lo que tendría que ser un programa de ejercicios orientados a estar en forma y perder peso.

El programa es aburrido, sin más. A mí personalmente ver durante una hora como un ser extraño presiona a un desconocido no me divierte. 'El Método Osmin' intenta llevar todas sus situaciones hacia la comedia y lo gracioso pero el problema es que el propio Osmin es tan agresivo y serio que no lo consigue en ningún momento, generando así situaciones que incomodan al espectador al llevarte al lugar de la vergüenza ajena. Si bien el programa tiene ciertos momentos entretenidos en los que te puede sacar una sonrisa, el visionado continuado del mismo acaba saturando debido a la falsa intensidad que se transmite.

Y digo falsa porque el programa tiene una edición muy exagerada, la cual se nota inmediatamente al ver como, por arte de magia, los concursantes cambian de opinión acerca de Osmin y dejan de sufrir de la manera que lo estaban haciendo minutos antes. Quizás el programa podría funcionar si llevaran las situaciones al extremo cómico pero teniendo a un personaje tan intenso y, aparentemente, serio como Osmin parece algo casi imposible. En definitiva, 'El Método Osmin' es un programa muy prescindible que no merece la pena ni ser visto y no sólo por la franja horaria en la que se emite, si no porque verlo no aporta nada al espectador.

En ¡Vaya Tele! | 'El Método Osmin' se estrena este viernes en Cuatro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios