Publicidad

"No hay otra manera de avanzar que asumir el pasado". Eloy Enciso ('Longa Noite')
Estrenos

"No hay otra manera de avanzar que asumir el pasado". Eloy Enciso ('Longa Noite')

El novo cinema galego sigue posicionándose en lo más alto a nivel internacional en un año en el que ha triunfado 'Lo que arde', la última película de Oliver Laxe, premiada en el Festival de Cannes y con cuatro nominaciones en los Premios Goya. Ahora es el turno del director vigués Eloy Enciso, quien estrena 'Longa noite'.


Un largometraje sobre la represión franquista acontecida tras la conclusión de la guerra civil que ha pasado por los certámenes de Toronto, Nueva York, Sevilla y Locarno, donde concursó en sección oficial y se alzó con el Boccalino D'Oro a la mejor dirección, que concede la asociación de críticos independientes.

'Longa noite' es un bellísimo lienzo acerca de las heridas todavía no cerradas de nuestro pasado reciente, a través de rostros y palabras que transitan por la pantalla armonizando realismo y misticismo. Un discurso nítido y necesario para el momento actual.

Enciso expone en pantalla testimonios reales de víctimas del franquismo junto a textos literarios de la época, teniendo como eje central de la narración a Anxo, un hombre que regresa tras la guerra a su pueblo natal de la Galicia rural bajo un ambiente inundando por el rencor de vencedores y vencidos.

"Al principio, este personaje parece que está huyendo, escapando de algo o alguien, pero más tarde entendemos que esta deambulando, que no encuentra la salida, no sabe qué camino tomar", señala Enciso en declaraciones a Espinof.

El punto de partida de 'Longa noite' se remonta a los años 2013 y 2014, periodo en el que su director, al igual que España, atraviesa por una mala situación económica, al mismo tiempo que observa cómo el poder político y económico no actúa ante la realidad incontestable de crisis social, política y financiera que había.

'Longa noite', nuevo regreso al pasado para entender el presente

A partir de aquí se interesó por la Transición, en la búsqueda de llegar hasta el origen de los problemas. Pero rápidamente retrocede años atrás hasta la década de los 40, donde se da cuenta que las historias que lee tienen más fuerza: "Curiosamente están más lejos en el tiempo pero resuenan de una forma más potente y ayudan a entender el presente".

A esta cuestión se le unió la historia familiar de Eloy Enciso, cuyo abuelo materno tuvo una vinculación clara con la guerra al ser un cargo público republicano cuando estalló la contienda. Por fortuna no muere, pero tuvo que vivir silenciado.

"Cuando supe de la existencia de este antepasado, desconocido para mí durante tantos años, quise sacarlo del olvido", confiesa el realizador. Admite tener pudor para componer una arqueología familiar, por lo que finalmente decidió ir a la búsqueda de su abuelo no contando sus vivencias sino trasladándose a los tiempos en los que este vivió.

Tiempos en los que autores gallegos como Ramón de Valenzuela o Luis Seoane alzan su pluma contra la represión, al igual que Max Aub o Alfonso Sastre, que analizaron detalladamente aquella desgraciada época. De todos estos escritores aparecen textos en el filme, así como fragmentos de memorias y cartas personales reales de víctimas. "Yo ignoraba casi completamente lo que había ocurrido en ese primer franquismo", reconoce Enciso.

Longa Noite Franco

La memoria histórica ha estado muy presente en el cine español durante este año con películas como 'La trinchera infinita' (Jon Garaño, Aitor Arregi, Jose Mari Goenaga), 'Intemperie' (Benito Zambrano) o 'Mientras dure la guerra' (Alejandro Amenábar), todas ellas abordando el conflicto bélico y/o el franquismo desde diferentes planteamientos.

"No hay otra manera de avanzar que asumir el pasado, cómo podríamos no afrontar el lugar desde donde venimos. No se puede olvidar, hay que hacerse cargo de nuestra historia y entenderla para, cuando veamos que surgen movimientos que parecen usar mecanismos del pasado, reconocer los síntomas y saber frenarlos", comenta el director ante la casualidad o no de estrenarse en este 2019 dichos filmes de temática semejante.

La de Enciso es una película noctívaga y misteriosa, dividida claramente en dos partes. En la primera son los personajes los que pronuncian los diálogos, pero en la segunda las palabras son declamadas a través de la voz en off, provocando cierta ruptura entre lo que se escucha y lo que se ve.

Longa Noite

"Con la estructura de la segunda parte tenía mis dudas, intuía que las cartas podían tener más fuerza cuando la experiencia del espectador pudiera ser similar a la de aquellos que recibieron la carta originalmente. El potencial evocador de la palabra es lo que le otorga esa fuerza", sostiene Enciso. Y añade: "Fue en la sala de montaje donde nos dimos cuenta que esa apuesta que hicimos, tanto en guion como en rodaje, funcionaba".

Eloy Enciso: "No hay magia ni duda, todo es muy literal"

'Longa noite' supone el tercer largometraje de su director tras 'Pic-nic' (2007) y 'Arraianos' (2012), los tres con Mauro Herce como director de fotografía, figura clave dentro del novo cinema galego. "Quise hacer con Mauro una propuesta de ir adentrándonos en esa noche del título en términos estéticos pero también temáticos", relata el director.

La luminosidad que irradiaba 'Arraianos' queda relegada por la oscuridad en su nueva obra. "Tenía claro que quería hacer una película nocturna, aprovechando por un lado las nuevas tecnologías, concretamente unas cámaras que permiten por vez primera rodar en condiciones de luz muy débiles, hasta el punto de poder grabar con la luz de la luna, y por otro mis ganas de reconectarme con un cine que está muy presente en mis influencias, como es el cine mudo, el cine clásico o el cine negro", explica Eloy Enciso.

Y se queja, el autor gallego, de la tendencia que existe en el cine actual de iluminarlo todo: "No hay magia ni duda, todo es muy literal, y esto juega en contra de la propia historia del cine". Por último, preguntado por el éxito cosechado del movimiento cinematográfico bautizado como novo cinema galego, Eloy Enciso es claro:

"Hubo la feliz casualidad de que en la EGACI [Escuela Superior de Artes Cinematográficas de Galicia] se concedieran unas ayudas en las que se daba prioridad a la voluntad autoral del proyecto, además de ir dirigidas a los realizadores para que ellos pudieran luego buscar productora. Ese pequeño cambio de modelo, que no tuvo que ver con las cantidades de dinero, hizo que Oliver Laxe pudiera hacer 'Todos vosotros sois capitanes', que yo realizara 'Arraianos' o que Lois Patiño sacara adelante 'Costa da Morte'. A partir de aquí ocurre algo inesperado y, lo que en principio era una promesa, ha terminado por consolidarse".

Longa Noite
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios