Netflix sufre la mayor crisis de su historia: por qué está pasando por un mal momento la plataforma de streaming

Netflix sufre la mayor crisis de su historia: por qué está pasando por un mal momento la plataforma de streaming
34 comentarios

Netflix acaba de sufrir el golpe más duro de su historia al anunciar los resultados del primer trimestre de 2022, ya que la plataforma de streaming ha perdido suscriptores por primera vez desde que apostó por la producción de contenidos originales -la última vez que bajó el número de suscriptores fue en octubre de 2011, cuando se anunció una bajada de 800.000 clientes-, lo cual ha provocado una durísima caída del 25% del valor de sus acciones en bolsa.

Duro golpe para Netflix

¿Qué ha pasado? Netflix había anunciado que tenía previsto ganar 2,5 millones de suscriptores durante los tres primeros meses de 2022, pero a la hora de la verdad ha acabado perdiendo 200.000, pasando de 221,81 millones a 221,64 millones. Y lo peor de todo es que los pronósticos no son nada optimistas, ya que estiman una pérdida de 2 millones de clientes para el segundo trimestre de este año.

¿Cómo lo ha explicado Netflix? Desde la plataforma se ha anunciado que "nuestra penetración relativamente alta en los hogares -si se incluye el gran número de hogares que comparten cuentas-, combinada con la competencia, está creando vientos en contra del crecimiento de los ingresos. El gran impulso de COVID al streaming oscureció el panorama hasta hace poco". Además, señalan reconocen que la salida del mercado ruso por la guerra con Ucrania les ha costado 700.000 suscriptores, pero también la competencia se ha puesto mucho las pilas últimamente y eso también les ha afectado.

¿Soluciones? No está nada claro cuál podría ser el siguiente movimiento de Netflix. Su prueba para hacer pagar un sobrecoste adicional por compartir cuenta no ha sido bien recibida -desde Netflix estiman que se comparten cuenta con 100 millones de usuarios adicionales-, como tampoco sus constantes aumentos de precio, pero a priori eso serviría para aumentar los ingresos, no el número de suscriptores. Lo que sí han dejado claro es que quieren mirar seriamente todo lo relacionado con compartir contraseñas...

Hay algunos mercados en los que todavía hay margen, pero todo apunta a implementar algún tipo de tarifa con un coste más reducido pero que incluya publicidad. En Netflix estuvieron años renegando de esa posibilidad, pero ha llegado un punto en el que parece la única solución viable.

Lo que está claro es que Netflix va a tener que ponerse las pilas. Sigue siendo la compañía de streaming número 1, pero esto podría suponer un importante cambio de tendencia. Veremos en qué queda todo, porque no deja de ser curioso que una noticia tan negativa haya coincidido con otro importante récord batido por una de sus series.

Temas
Inicio