Publicidad

George Lucas se sintió traicionado por Disney con la tercera trilogía de Star Wars
Otros

George Lucas se sintió traicionado por Disney con la tercera trilogía de Star Wars

Publicidad

Publicidad

El CEO de Disney Bob Iger ha lanzado esta semana sus memorias. En 'The Ride of a Lifetime: Lessons Learned from 15 Years as CEO of the Walt Disney Company' aborda multitud de temas sobre su carrera al frente del estudio, pero uno de los más interesantes fue el posterior desarrollo de una nueva trilogía de Star Wars.

George Lucas tenía la idea de que la nueva trilogía se centrase en el mundo de los microbios. Todo hubiese girado alrededor de los Whills, unas criaturas que se alimentar de la Fuerza y controlan el universo. El creador de Star Wars no tardó en hacer llegar sus planes a Iger, quien resume así el proceso:

En algún punto del proceso, George me dijo que había completado argumentos para tres nuevas películas. Acordamos que nos enviaría tres copias: una para mí; otra para Alan Braverman [vicepresidente de la compañía]; y otra para Alan Horn, que acababa de ser contratado para dirigir el estudio. Alan y yo leímos los argumentos de George y decidimos que teníamos que comprarlos, aunque dejamos claro en el acuerdo que no estábamos obligados contractualmente a usar esas líneas argumentales.

De esta forma surge la duda sobre si Iger realmente tenía la intención de usar esas historias o si simplemente querían reservarse la posibilidad de que nunca viesen la luz. De hecho, esa falta de compromiso se extendía a todas las ideas de Lucas, quien aceptó verse implicado en el proceso sin demasiado entusiasmo:

Sabía que iba a ser firme en lo referente al control creativo, pero no fue fácil para él aceptarlo. Así que aceptó a regañadientes estar disponible para consultar cuando lo necesitáramos. Prometí que estaríamos abiertos a sus ideas (esto no fue difícil de hacer, por supuesto que íbamos a estar abiertos a ideas de George Lucas, pero como con las líneas argumentales, no estaríamos sujetos a ninguna obligación.

Durante el desarrollo de la nueva trilogía no tardó en quedar claro que las ideas de Lucas iban a ser descartadas, algo que no se tomó demasiado bien:

La verdad es que Kathleen Kennedy, J.J. Abrams, Alan y yo discutimos sobre la dirección que debería seguir la saga y acordamos que no iban a ser los planes de George. Él sabía que no estábamos obligados contractualmente a nada, pero pensó que comprar sus tratamientos era una promesa tácita de que íbamos a seguirlos y le decepcionó que las descartáramos.
Había sido muy cuidadoso desde nuestra primera conversación para no confundirle y no creo que lo hiciera, pero sí pude manejarlo mejor. Debería haberle preparado para la reunión (...). En esa primera reunión sobre el futuro de Star Wars, George se sintió traicionado, y aunque todo el proceso nunca iba a ser fácil para él, habíamos tenido innecesariamente un comienzo complicado.

Estaba claro que Lucas no iba a quedar precisamente entusiasmado con el resultado, pero quedaba la duda de cuál sería la reacción una vez vista la 'El despertar de la fuerza', algo que tuvo la oportunidad de hacer tiempo antes de su estreno según recuerda Iger:

Abr
Antes del estreno mundial, Kathe mostró 'El despertar de la Fuerza' a George. Él no ocultó su decepción. "No hay nada nuevo", dijo. En cada una de las películas de la trilogía original, fue importante para él presentar nuevos mundos, nuevas historias, nuevos personajes y nuevas tecnologías. En esta, dijo, "No había suficientes mejoras en lo visual o lo técnico". No se equivocaba, pero tampoco tuvo en cuenta la presión que teníamos de dar a los apasionados fans una película que fuera quintaesencialmente 'Star Wars'. 
Habíamos creado intencionadamente un mundo que estaba en lo visual y en el tono conectado a las primeras películas, no demasiado alejado de lo que la gente amaba y esperaba y George nos estaba criticando por hacer lo que estábamos esperando conseguir. Echando la vista atrás con la perspectiva de varios años y algunas películas de Star Wars, creo que Abrams consiguió lo casi imposible, creando un puente perfecto entre lo que había sido y en lo que se iba a convertir.

'El despertar de la fuerza' acabó recaudando más de 2.000 millones de dólares en todo el mundo y actualmente es la cuarta película más taquillera de todos los tiempos. Gustará más o menos, pero desde el punto de vista económico es difícil ponerle pero alguno. Recordemos que Disney pagó 4.000 millones por Lucasfilm, así que ese aspecto era esencial para ellos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir