'Wonder Woman 1984': cómo Max Lord ha pasado de ser fundador de la Liga de la Justicia en los cómics al gran villano de la película
Otros

'Wonder Woman 1984': cómo Max Lord ha pasado de ser fundador de la Liga de la Justicia en los cómics al gran villano de la película

Cuando me enteré de que el villano de 'Wonder Woman 1984' iba a ser Maxwell Lord, no pude evitar sonreír. No es que el personaje encarnado por Pedro Pascal fuese precisamente un supervillano clásico de la heroína pero sí que tienen un interesante historial detrás. Con ella y con gran parte del Universo DC.

Así que vamos a repasar un poco la carrera del personaje en los cómics y cómo ha ido de magnate de la Liga de la Justicia a ser el villano al que se ha enfrentado la superheroína interpretada por Gal Gadot en la cinta dirigida por Patty Jenkins.

Un empresario manipulador que "funda" la Liga de la Justicia

Maxwell Lord Justice League

Maxwell Lord IV fue creado por Keith Giffen, J.M DeMatteis y Kevin Maguire para llevar las riendas de una de las etapas de la Liga de la Justicia más recordadas y divertidas. En mayo de 1987, después de las cenizas de 'Crisis en Tierras Infinitas' y que la tragedia se cerniese sobre la anterior encarnación del supergrupo, su cuartel general volvía a llenarse de vida bajo los auspicios del empresario.

Al igual que en 1963 Loki propiciaría la reunión de Los Vengadores en Marvel, casi medio siglo después algunos de los héroes de DC se enfrentarían a amenazas terroristas sin sospechar que detrás de ello se encuentra un gran magnate. Y detrás del magnate, un gran ordenador de tecnología alienígena con un plan de dominar el mundo.

Al contrario que en la película, Maxwell Lord IV es hijo y heredero de una dinastía empresarial consagrada a productos químicos. Si bien sí que mantiene cierta faceta de estafador logró posicionarse como CEO de una franquicia internacional de héroes al servicio de la ONU y otras instituciones, a pesar de los recelos de Batman y compañía.

Durante esta etapa se publicó 'Invasión', un crossover en el que se activaba los poderes latentes del empresario otorgándole un leve poder de control mental que no duda en utilizar para conseguir sus fines. Un poder diferente al de la película pero igualmente juguetón.

El camino del villano

Cuenta Atras Crisis

Después de la etapa de la JLI, Lord no se prodiga demasiado en los cómics, pero sí que podemos constatar el rumbo que va tomando su vida con un odio creciente hacia los metahumanos. Los 90 fueron duros. La muerte de Superman, la destrucción de Coast City por parte de Mongul y la muerte de su madre habían dejado sin esperanza a un personaje que empezaría a elucubrar una venganza. Algo peligroso cuando tienes acceso a información confidencial.

Ayudó mucho el clima propicio para ello por parte de una época llena de crisis que parecían socavar la confianza en los héroes. Lord, miembro entonces de Checkmate, se revelaría en los dosmiles como un villano que ha estado años reuniendo información sensible de Batman y la Liga de la Justicia Internacional y asesinaría a Ted Kord (Blue Beetle) en 'Cuenta atrás a Crisis Infinita'.

Su gran plan pasaba por hacerse con el control de Hermano Ojo, la gran red de espionaje montada por Wayne e infestar a humanos con nanovirus, convirtiéndoles en máquinas de matar. En 'Proyecto OMAC' veríamos esta gran venganza en una historia en las que el villano manipularía y enfrentaría entre sí a la Trinidad en una saga que terminaría con Wonder Woman rompiéndole el cuello a Lord.

Lord Murder

Un asesinato retransmitido a todo el mundo, lo que supondría una grave crisis de imagen de la Amazona y de los grandes héroes en general. Luego, como suele pasar, el personaje viviría en nuevas versiones (como en New 52) y como responsable del proyecto ARES en 'Wonder Woman: Tierra Uno'.

Una buena versión de Max Lord

Servidor no puede dejar de pensar en que, de no ser por la luminosidad que Patty Jenkins y Warner han querido inyectar en las películas de Wonder Woman, este hubiera sido un final muy interesante para la cinta.

Pero nos quedamos con esa imagen, también apropiada, de que matar es la última salida a pesar de que el cuerpo pide acabar con ese gusano arribista. En líneas generales creo Jenkins ha captado bien quién es Maxwell Lord IV y considero que es un buen viaje del villano. Algo precipitado, eso sí, pero que ha sabido contar en Pedro Pascal para salir adelante.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio