Publicidad

Los actores de Hollywood, cada vez más divididos ante la huelga

Los actores de Hollywood, cada vez más divididos ante la huelga
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Pintan bastos en el sindicato de actores (SAG) ante la renovación de su contrato con los estudios y su amenaza de huelga. La votación para decidir si se convoca un paro o no sigue en pie, pero el SAG no ha podido ponerse de acuerdo sobre el día en el que se realizará esa votación, después de una reunión que duró 30 horas y en la que hasta se intentó sustituir al negociador principal con los estudios. Lo único que quedó claro en esa reunión es que en el sindicato hay un cisma importante que no favorece en absoluto su posición.

Por lo que parece, las posturas están polarizadas en dos grupos; uno, denominado 'Membership First', que agrupa sobre todo a actores de Hollywood, y que quiere ir a la huelga, y el otro, llamado 'Unite for Strength', compuesto por intérpretes de Nueva York y otras partes del país y que prefiere evitar el paro. Ninguna de las dos partes se pone de acuerdo y, de hecho, hasta han llegado a enviar cartas a los socios del SAG y publicar anuncios en los periódicos para intentar convencer a los indecisos de su postura.

Entre los periodistas que siguen el conflicto, empieza a extenderse la sensación de que la huelga es bastante improbable, no sólo por la maltrecha situación de la economía estadounidense y el duro golpe que un paro de intérpretes supondría para una ciudad tan dependiente del show business como Los Ángeles, que aún está recuperándose de los efectos de la huelga de guionistas, sino porque la división interna en el SAG y el hecho de que todos los demás sindicatos hayan aceptado un contrato muy similar al que les ofrecen los estudios, les va a colgar una mala imagen desde la que es muy complicado ejercer presión.

Además, no hay que olvidar que AFTRA, que engloba a bastantes actores de televisión, ya renovó su contrato con los estudios antes del verano, por lo que sus socios no seguirían una huelga que ellos ni apoyan ni van a convocar. El resultado de todo esto es que el SAG necesita ponerse de acuerdo rápidamente en una postura común de cara a las negociaciones, ya que el antiguo contrato expiró el pasado mes de junio, y que la perspectiva de una huelga parece una bomba de relojería en el mismo seno del sindicato.

Vía | Los Angeles Times, TV Squad En ¡Vaya Tele! | Los actores aplazan dos semanas su decisión sobre la huelga

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir