Kevin Spacey busca ser el nuevo rey del cine de serie B: estas son las tres películas que está vendiendo en Cannes

29 comentarios

"Los culpables siempre pagan". Os lo creáis o no, este es el eslogan de la primera película de Kevin Spacey desde que fuera acusado por acoso sexual a varios menores de edad, lo que le obligó a dejar 'House of cards' y el resto de sus proyectos. Aunque no llegó a ser condenado por diversas razones, Hollywood le ha puesto un cordón sanitario... pero las películas de serie B se lo rifan. La primera en la que escenifica su retorno es 'Peter five eight', que tiene un primer tráiler más horrible de lo que creéis.

Amigos hasta en el infierno

En 'Peter five eight', Spacey interpretará a un hombre que en los años 20 (aunque no lo parezca) llega a un misterioso pueblo para solucionar un crimen. Allí sacará a la luz secretos, tendrá incomodísimo sexo con las lugareñas y conseguirá esclarecer qué es lo que ha pasado. En su tráiler, la película tiene un aspecto deplorable, de cine de sobremesa en Localia, pero de alguna manera han engañado a Rebecca De Mornay para salir aquí.

No es la única película que el antiguo intocable tiene en la nevera: en el festival de Cannes ha presentado sus futuros proyectos con la intención de encontrar un distribuidor, entre los que -spoiler- no hay ni uno con buena pinta. Uno de ellos es '1242 - Gateway to the west', un drama histórico que contará la historia del nieto de Gengis Khan enfrentado a un hombre muy espiritual (Kevin Spacey) que acabará provocando su huida. Los que inexplicablemente están aquí también son Christopher Lambert, Eric Roberts y Terence Stamp. El póster es para verlo y no creerlo.

1242 Gateway to the west

La otra película en la que Spacey ha hecho aparición es 'The man who drew god', de Franco Nero, en la que el propio Nero interpretará a un artista ciego que puede dibujar a gente escuchando solo su voz y que llegado un punto es acusado falsamente de abusar sexualmente de un menor de edad. Definitivamente, a Kevin Spacey aún le quedan amigos en la industria. Otra cosa es que estos amigos sean poderosos y el público haya hecho otra cosa que no sea reírse de estos proyectos.

Temas
Inicio