Publicidad

La NBC también se va de compras, anuncia cuatro series nuevas y el regreso de Katherine Heigl

La NBC también se va de compras, anuncia cuatro series nuevas y el regreso de Katherine Heigl
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Estos días son como la Navidad de los amantes de las series americanas. Los principales canales comienzan a anunciar sus novedades de cara a la próxima temporada, para empezar a atraer a los anunciantes, y la NBC ya ha llamado la atención con alguno de sus proyectos. No solamente ha comprado la comedia 'Marry Me' y dos dramas que suenan ambiciosos como 'Odyssey' y 'Allegiance', también ha confirmado que Katherine Heigl vuelve al medio que la hizo triunfar con 'State of Affairs'.

La carrera de la actriz, que ganó un Emmy por 'Anatomía de Grey' y abandonó la serie tras encadenar varios éxitos de taquilla, no estaba yendo precisamente viento en popa. Por esto volverá a la televisión con un drama donde interpretará a Charleston Tucker, una analista de la CIA que debe rebuscar entre la correspondencia de la presidenta del país para evaluar qué podría suponer una amenaza real y qué no. Pero su relación con la máxima mandataria, interpretada por Alfre Woodard, no es estrictamente profesional: se tienen afecto desde que Charleston estuvo comprometida con el hijo de ella, que murió en un atentado. Por lo tanto, esperemos también una trama donde la protagonista procurará atrapar a los autores del crimen. Lo curioso, sin embargo, es que 'State of Affairs' todavía está buscando showrunner porque Alexi Hawley y Joe Carnahan ('The Blacklist') están ocupados con otros proyectos.

En la misma línea van los demás pilotos dramáticos encargados, con los que se nota que la sombra de 'Homeland' es alargada y que querían dramas con mujeres potentes como protagonistas. En el caso de 'Odyssey' se trata de Anna Friel ('Pushing Daisies') que será una soldado americana que descubre que en la guerra donde lucha nada es lo que parece y una empresa americana podría estar ayudando al bando enemigo. Así se verá involucrada en una conspiración junto a uno de los abogados de la empresa en cuestión (Peter Facinelli) y un político activista que también recibe informaciones sospechosas (Jake Robinson). Los creadores Nora Kay Foster y Adam Armus han trabajado juntos en 'Heroes', 'The Following' y 'Xena la princesa guerrera', así que quizá deberíamos tomarnos la ambiciosa premisa con algo de cautela.

'Allegiance', ¿una continuación de 'The Americans'?

'Allegiance' es el tercer proyecto dramático anunciado y otro ejemplo de como la NBC está obsesionada con los servicios de inteligencia de su país. Es la adaptación de una serie israelí llamada 'The Gordin Cell' y se centra en Alex O'Connor, un joven analista especializado en Rusia que descubre que sus padres (Hope Davis y Scott Cohen) trabajaron de espías para la Unión Soviética. ¿Lo peor? Que el Kremlin les ha vuelto a activar y tendrán que contribuir a derribar a EE.UU. de su pedestal. Vamos, una especie de continuación veinte años más tarde de 'The Americans', la serie de cable emitida en FX. Su responsable es George Nolfi, de carrera básicamente cinematográfica y que ha escrito películas como 'La sombra de la sospecha', 'Destino oculto' y 'El ultimátum de Bourne'.

Y finalmente NBC también ha encargado una comedia. Se trata de 'Marry Me', una serie que entusiasmará a quienes echen de menos 'Happy Endings': está creada por David Kaspe y tiene a Casey Wilson de protagonista, la actriz que interpretaba a Penny. Una comedia sobre una pareja cuya pedida de mano resulta desastrosa y que querrán modificar este recuerdo esperando otra vez el momento oportuno para comprometerse. Ken Marino es la media naranja de Wilson en una serie que lo tendrá difícil para interesar al público del canal. Las grandes apuestas del año pasado, 'Sean saves the world' y 'The Michael J. Fox', ya han pasado a mejor vida.

Vía | Deadline En ¡Vaya Tele! | FOX da luz verde a la adaptación de 'Pulseras Rojas' en Estados Unidos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir