Compartir
Publicidad
'Sucesor designado', ¿un remake camuflado de '24' cambiando adrenalina por burocracia e idealismo?
Series de ficción

'Sucesor designado', ¿un remake camuflado de '24' cambiando adrenalina por burocracia e idealismo?

Publicidad
Publicidad

Las networks norteamericanas no pueden sacar pecho con los estrenos de este inicio de temporada 2016/2017, ya que ninguna de sus grandes apuestas ha llegado realmente a arrasar y, en cambio, sí que ha habido varias decepciones más o menos pronunciadas. Habrá que ver si tienen más suerte durante la mid-season, pero todo apunta a que los espectadores cada vez ven menos series durante su primera emisión.

Donde cambian las cosas es con los visionados en diferido a través de las múltiples posibilidades existentes. Si nos fijamos en esos datos, veremos que ‘Sucesor designado’ (‘Designated Survivor’) crece de una forma tan exagerada que poco menos que podemos ir dando por sentado que será renovada por una segunda temporada. El entusiasmo baja si nos fijamos en sus méritos artísticos, habiendo incluso motivos para hablar de una especie de remake encubierto de ‘24’ sin lo que hizo realmente grande a la serie de Fox.

Burocracia y patriotismo sin el gancho necesario

Kiefer Sutherland
Actualización: A partir de aquí podréis encontrar spoilers hasta el episodio 1x08 de la serie

Solvencia es la primera palabra que me viene a la cabeza a la hora de hablar de ‘Sucesor designado’, ya que se nota que sus responsables lo han cuidado todo para que no haya nada negativo que poder decir de su acabado técnico. Todo luce muy bien, se nota el dinero invertido y también que son conscientes de que el espectador ha de notar que todo sea lo más verosímil posible tras su potente punto de partida.

Hasta ahí la única pega que se le podría poner es que no existe ninguna ambición real en destacar, sino simplemente un gran esfuerzo para que nada desluzca, algo comprensible dado que se trata de una serie orientada a captar a la mayor cantidad de público posible y de todas las edades. Eso también se traslada a los guiones y ahí surge el primer gran problema, ya que ‘Sucesor designado’ sacrifica la emoción en beneficio de un enfoque más centrado en la burocracia con un toque demasiado idealista que en cualquier otra cosa.

Este último punto no sería problemático si se uniesen dos factores esenciales para ello: Que sea el verdadero eje de la serie, el motivo por el que queremos verla, y que haya alguien detrás capaz de hacer interesante un tema que de por sí puede suponer una traba para que el espectador se sumerja en lo que nos cuenta. Seguro que vosotros también estás pensando en ‘El ala oeste de la Casa Blanca’, una carta que ‘Sucesor designado’ juega parcialmente, quedándose en tierra de nadie.

Kiefer Sutherland, ¿de Jack Bauer al Presidente Palmer?

160928 Designated Survivor

Sé que ‘24’ no inventó realmente nada en lo referente a la historia que contaba, pero viendo ‘Sucesor designado’ no dejaba de acordarme de ella pensando que estaba viendo una versión sin adrenalina y centrada en el personaje de David Palmer en lugar de Jack Bauer. La primera consecuencia de ello es que todo resulta principalmente más calmado, pero también estirando más de la cuenta alguna solución narrativa.

Además, ‘Sucesor designado’ siempre opta por solucionarlo todo de una forma no decisiva que hasta puede llegar a pecar de ingenua. Obviamos así la sangre caliente imprescindible en ‘24’ para adoptar ciertas fórmulas casi propias de un culebrón -aquí se recupera la trama de los problemas del presidente con su esposa para ir en otra dirección que hasta ahora sólo ha provocado bajones de interés- con los que ir estirándolo todo.

Designated Survivor Maggie Q

Eso sí, en paralelo sí que hay una conspiración terrorista y agentes del gobierno haciendo todo lo posible por aclarar lo sucedido. De nuevo volvemos a ‘24’ con el secuestro del hijo de uno de ellos para hacer algo contra el presidente. Esa ya fue la gota que colmó el vaso hasta que luego volvieron a lo que mencionaba antes de una solución no decisiva. De esta forma, la serie se queda siempre en una posición en la que no molesta pero tampoco entusiasma.

Imagino que algunos no estaréis demasiado conforme con lo que señalo sobre el parentesco de ‘Sucesor designado’ con ‘24’ y que incluso pensaréis que se debe más a la presencia de un más que correcto Kiefer Sutherland que a otra cosa. Sin embargo, yo no puedo evitar ver un intento de coger esa serie para darle un toque a lo ‘El ala oeste de la Casa Blanca’ sin apostar realmente por nada. Parece que les está funcionando en cuestión de audiencias, pero ya veremos hasta cuándo.

En ¡Vaya Tele! | 'Designated Survivor', Sutherland contra Washington

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio