"Hoy no lo haría". Jamie Lee Curtis se avergüenza de su escena de desnudo en 'Entre pillos anda el juego' pero le encanta su striptease en 'Mentiras arriesgadas'

"Hoy no lo haría". Jamie Lee Curtis se avergüenza de su escena de desnudo en 'Entre pillos anda el juego' pero le encanta su striptease en 'Mentiras arriesgadas'
19 comentarios

La carrera de Jamie Lee Curtis pasa por un gran momento, ya que al relanzamiento de la saga 'La noche de Halloween' hay que sumar el tremendo éxito sorpresa que fue 'Todo a la vez en todas partes'. La actriz visita esta noche 'El Hormiguero' y aprovechando la ocasión hemos querido recuperar unas curiosas declaraciones sobre una de las películas más importantes de su carrera.

Tal y como recordaba el personaje de Randy Meeks en 'Scream, vigila quién llama', el primer desnudo en la gran pantalla de Curtis no llegó hasta 'Entre pillos anda el juego' y la actriz no tuvo problemas en reconocer este mismo año en People que se avergüenza de haberlo hecho:

Tenía 21 años y el papel requería que Ophelia se quitase el vestido. ¿Me gustó hacerlo? No. ¿Me sentí avergonzada por hacerlo? Sí. ¿Se me veía bien? Sí. ¿Sabía lo que estaba haciendo? Sí. ¿Me gustó? No. ¿Lo hice porque era el trabajo? Sí.

La protagonista de 'Virus' también destacó que "Hoy no lo haría, es la última cosa en el mundo que haría ahora. También llevo 37 años casada, no estaba casada entonces. Y soy madre. Absolutamente no lo haría". Al respecto llama la atención que Curtis volvió a desnudarse en alguna película más posteriormente, pero ninguno de ellos fue tan comentado como el de 'Entre pillos anda el juego'.

"La puta ama"

Lo más parecido que hubo que causase tanta sensación fue su baile de striptease en 'Mentiras arriesgadas', donde se sintió mucho más cómoda que con el desnudo de 'Entre pillos anda el juego'. El año pasado comentó en el podcast People in the 90s que "no hubo ensayo ni coreógrafo" y disfrutó tanto rodándola que "será para siempre la mayor carcajada que me lleve en mi vida", en buena medida por la sugerencia de James Cameron de caerse en cierto momento ya que, según recuerda Curis, "él sabía que era demasiado sexy, demasiado real. Sabía que necesitamos romper el hechizo". De hecho, quedó tan encantada con el resultado que hace unos meses afirmó que fue la vez que más "la puta ama me he sentido en el trabajo".

En Espinof:

Temas
Inicio