‘Todo a la vez en todas partes’ es la película del año: el verdadero multiverso de la locura está en la magistral encrucijada existencial de A24
Críticas

‘Todo a la vez en todas partes’ es la película del año: el verdadero multiverso de la locura está en la magistral encrucijada existencial de A24

Con permiso de la increíble ‘Top Gun: Maverick’, la gran sorpresa de 2022 ya está aquí. ‘Todo a la vez en todas partes’ (Everything, Everywhere, all at once, 2022) se estrena en España el 3 de junio y es candidata a ser experiencia definitiva en la gran pantalla de este año. No solo se ha convertido en la película más taquillera de la historia de A24, sino que supone un paso adelante dentro de la política de producción de la compañía y cómo se percibe en el gran público.

SI con ‘X’ (2022) se quitaron buena parte de la imagen de productor de terror “bergmaniano” asociada por películas como ‘El faro’ (The Ligthouse, 2018), con el nuevo trabajo de Daniel Kwan y Daniel Scheinert, conocidos por haber realizado la insoportable 'Swiss Army Man', no solo demuestran que la pareja de directores pueden y han sabido ser mucho, mucho más que provocadores de saldo, sino que se mete en la gran aventura fantástica con tintes ochenteros y de cine oriental, no exenta de extravagancia marca de la casa, pero definitivamente más ambiciosa.

Cuanto menos se sepa de ella mejor, pero lo único que debería conocerse previamente de ‘Todo a la vez en todas partes’ es que nos cuenta la historia de Evelyn Wang, una inmigrante china que descubre que es la única que puede salvar nuestro mundo y para ello debe explorar otros universos en donde hay infinidad de versiones de ella misma, que le van aportando habilidades que no sabía que tenía pero que también complicarán su misión hasta descubrir que la clave de todo está en descifrar sus problemas internos más enterrados.

Acción, surrealismo y crisis de identidad en la madurez

Lo que se presenta como una aventura de realidades paralelas, con un marcado estilo del cine Amblin, va evolucionando hacia una odisea de acción y artes marciales llena de explosiones visuales e ideas filosóficas que la transforman en una versión costumbrista de ‘Doctor Strange en el multiverso de la locura’, pero que cambia el tono de tebeo pulp tenebroso de aquella por una exploración inesperada y mucho más imaginativa del concepto de las dimensiones paralelas, dando la sensación de que durante sus casi dos horas y media puede suceder cualquier cosa.

Además de la estrella del cine de Hong Kong Michelle Yeoh, la protagonista sobre la que circula la trama casi como un homenaje a su carrera, en su reparto también figuran otros rostros conocidos como Jamie Lee Curtis, en un brutal papel que la convierte en un especie de Michael Myers implacable, o Jenny Slate. Además, en ‘Todo a la vez en todas partes' presenciamos el regreso flamante de Jonathan Ke Quan, mítico Data deLos Goonies’ o Tapón en ‘Indiana Jones en el templo maldito’ en un papel sorprendente que muestra su habilidad en el cine de acción.

Everything

Para completar el aroma a la década de los 80, James Hong, el Lo Pan de ‘Golpe en la pequeña China’ (1986) hace un pequeño pero muy divertido papel dentro de un desarrollo que condensa docenas de ocurrencias insólitas por minuto. Los Daniels juegan con ideas de ciencia ficción laxa, pasando por ‘Terminator’ y acabando en ‘El único’ (2001) de Jet Li, a la que parece responder con otra estrella de acción Hong Kong adquiriendo habilidades, pero en su propuesta las escenas vertiginosas se complementan con extractos de cine fantástico en su sentido más amplio.

Una obra de culto en proceso

Porque en el fondo, ‘Todo a la vez en todas partes’ recupera la idea de fantasía como una llave de comprensión de la crisis de la mediana edad no muy diferente a lo que le ocurría a Robin Williams en ‘Hook’ (1991), y, mientras plantea un argumento que podría salir en una novela de Philip K. Dick, entre ‘Ubik’ o ‘Podemos recordarlo por usted al por mayor’, la idea alcanza un valor metafórico casi elemental, con parecidos a ‘La historia interminable’ o ‘El mago de Oz’, a la que hace constantes referencias visuales.

Los Daniels también son fieles a su estilo y llenan su viaje de humor escatológico, aunque en esta ocasión tiene mucho más sentido en cuanto a que un elemento clave de la mitología tiene que ver con muchas de las ideas más salvajes y absurdas, consiguiendo que en su vorágine de situaciones acabe teniendo lógica interna. Sí que puede hacerse notar que su segunda mitad tiene menos interés por la acción imparable, pero pasa a una profundidad insólita en el estudio de su personaje que deja ver una dramedia con el conflicto de ‘Lady Bird’(2017) en su núcleo.

Everything Mulitiverse A24 Getty Ringer 0

Con un clímax que consigue aunar todos los aspectos con los que juega la película en su recorrido, no es difícil que salte una lagrimilla mientras hay alguna broma sobre dildos. Esa es la experiencia de ‘Todo a la vez en todas partes’, complicada de definir, tan inclasificable como la obra de Richard Kelly, y que probablemente acabe dejando un legado equiparable al de ‘Donnie Darko’ (2002) en su día. Destila tanta creatividad, tal trabajo laberíntico de edición, tanta falta de pereza en imaginar, presentar y rodar sus ideas, que es imposible asimilarla en un único visionado. Un viaje surrealista de existencialismo pop y kung-fu totalmente impredecible, frenético e inesperado: un clásico instantáneo.

Temas
Inicio