Compartir
Publicidad

‘Más extraño que la ficción’, una delicia metalingüística para amantes del cine

‘Más extraño que la ficción’, una delicia metalingüística para amantes del cine
Guardar
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Qué difícil resulta decir que una película te ha encantado. Por un lado se corre el peligro de crear expectativas demasiado altas y provocar en los siguientes espectadores precisamente que no les guste. Por otro, siempre puede haber alguien que se dedique a sacarle fallos para llevarte la contraria. Y, por último: sé que mi opinión no tiene por qué ser compartida y el excesivo entusiasmo a veces no parece ecuánime. Sin embargo, es lo único que puedo decir sobre 'Más extraño que la ficción’ (‘Stranger than Fiction’). Tuve la oportunidad de verla el año pasado y, en mi fuero interno, se lanzó directamente al puesto número uno de la lista de mis películas favoritas. Si no la puse en el ranking que publiqué fue porque nos ceñíamos a las que se estrenaron en 2006.

El guión es un constante juego metalingüístico, muy difícil de crear, pero llevado con impresionante maestría. A la vez que te cuenta una historia sencilla, pero deliciosa y con un humor fino, aunque totalmente hilarante; logra todo un estudio sobre el cine y sobre la literatura. Por lo tanto, funciona en dos niveles de lectura unidos de forma impecable.

Más extraño que la ficción
La postmodernidad nos ha conducido al nacimiento de lo metalingüístico y, si el cine tiene que evolucionar o cambiar para mostrarnos algo diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, éste me parece un camino extraordinario. El guión convencional está muy visto, sin embargo, no me suelen convencer los experimentos que se hacen para desbancarlo. ‘Más extraño que la ficción’ lo que hace es servirse de él para ir más allá. Este juego, pues claramente, se trata de un juego, supone un enorme acierto.

En mi opinión, ésta es la película que llega a donde ‘Olvídate de mí’ (‘The Eternal Sunshine of the Spotless Mind’)sobre la que podéis leer aquí mi opinión— no alcanza. Aunque está muy en el estilo de Gondry y Kaufman, el guionista Zach Helm hace un trabajo mucho más logrado, pero es probable que, precisamente porque ‘Stranger than Fiction’ resulta más perfecta que las de estos autores, sus seguidores la rechacen o la consideren inferior, pues parece que está más dirigida a cualquier tipo de público.

El director alemán criado en Suiza Marc Forster, es autor de la cursi ‘Descubriendo Nunca Jamás’ (‘Finding Neverland’), con Johnny Depp y Kate Winslet, y de ‘Tránsito’ (‘Stay’), que protagonizaron Naomi Watts e Ewan McGregor. Su obra más conocida es ‘Monster's Ball’, con Halle Berry, que era un buen film, pero demasiado dramático. ‘Más extraño que la ficción’ resulta muy diferente a sus anteriores films, en cuanto a su realización. Y creo que también supone un avance enorme en su carrera, que espero que sea reconocido como tal. La dirección artística y los encuadres están muy cuidados, con lo que Forster despliega una serie de planos compuestos de forma muy estética y limpia, muy actual, casi publicitaria, pero que no se pone por encima de la narración, como ocurre a veces con directores demasiado preocupados por lucirse. Su compromiso con la historia es grande y la transmite de maravilla con un ritmo perfecto y logrando una enorme implicación emocional en el espectador.

Will Ferrell stranger
Que Forster era buen director de actores ya lo había demostrado. Pero lo confirma con ‘Stranger than Fiction’. De todas formas, cuenta con un elenco envidiable, que era difícil que le fallara. El protagonista, Will Ferrell, a quien pudimos ver, por ejemplo, en ‘Melinda y Melinda’, de Woody Allen, es un tipo gris que trabaja como inspector de Hacienda y que vive conforme con su vida insulsa. Un pobre hombre, en pocas palabras. Su transformación es lo que mueve toda la película. La forma en la que logra evolucionar quizá ya la hayáis leído o visto, pero prefiero no decirla y recomiendo a quien no sepa en qué consiste, que vaya al cine sin informarse más. El actor resulta que ni pintado para el personaje y desarrolla sus papel estupendamente, transmitiendo toda la emotividad que requiere. La única pega que se le podría poner es que es muy poco agraciado, lo que hace que un aspecto de la historia sea algo difícil de creer (sólo algo difícil, no imposible). Por ese motivo, Jim Carrey —que ya protagonizó un film muy similar a éste, ‘El show de Truman’— habría estado mejor en el papel. Pero por todo lo demás, Ferrell está indiscutible.

emma thompson queen latifah
Maggie Gyllenhaal, hermana en la vida real de Jake, es la protagonista femenina. Considero que esta actriz, que hizo un excelente trabajo en la curiosa película ‘Secretary’, no está lo suficientemente valorada. Su papel en ‘Más extraño que la ficción’ es encantador y ella está a la altura en todo momento. En cuanto a los secundarios, no podrían ser más de lujo: Emma Thompson y Dustin Hoffman. También están inmejorables, especialmente la actriz inglesa, aunque Hoffman resulta muy divertido. Por último, en un papel que se podría considerar terciario, Queen Latifah demuestra de nuevo la fuerza interpretativa que tiene.

Después de repasar todos los aspectos de la película y decir que me han parecido magníficos no es difícil sacar una conclusión, además de que ya la había adelantado al principio de la crítica. Pero no tengo ningún problema en repetirla: una delicia, una obra maestra. Lo mejor que vi el año pasdo y no me extrañaría que se convirtiese en la mejor película estrenada en 2007, según mi opinión, aunque quizá este año se le presenten más competidoras de las que le salieron durante el flojito 2006.

Aquí podéis ver un trailer de la película, sobre la que adelantábamos información aquí, aunque repito que es preferible verla sin saber nada de ella y dejarse sorprender, como sin duda ocurrirá, a cada momento.

dustin hoffman will ferrell
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos