Compartir
Publicidad
'Dirk Gently: Agencia de Investigaciones Holísticas' sigue igual de loca y divertida en su segunda temporada
Críticas

'Dirk Gently: Agencia de Investigaciones Holísticas' sigue igual de loca y divertida en su segunda temporada

Publicidad
Publicidad

‘Dirk Gently: Agencia de Investigaciones Holísticas’ (''Dirk Gently's Holistic Detective Agency'') se estrenó en BBC America el 22 de octubre del año pasado, aunque yo fui uno de los que no le dio una oportunidad hasta que llegó a Netflix España el 11 de diciembre, justo un día después de la finalización de su primera temporada. Al principio era muy escéptico por un gran motivo: Max Landis, uno de los peores guionistas de Hollywood en la actualidad, capaz de idear premisas jugosas para luego destrozarlas.

En este caso tomaba como base la novela de Douglas Adams del mismo título y no sé hasta qué punto tener una referencia sobre cómo enfocar la historia fue clave para que la primera temporada sea lo más interesante que ha salido de Landis hasta la fecha. Tenía miedo de que eso cambiase con la segunda, pero con dos episodios ya vistos tengo que decir que la serie sigue manteniendo sus constantes vitales ofreciéndonos el divertimento más loco de la televisión.

No toques lo que ya funciona

Dirk
A partir de aquí encontraréis algunos spoilers de los dos primeros episodios de la segunda temporada

Suele decirse que los extremos no son buenos, pero ‘Dirk Gently: Agencia de Investigaciones Holísticas’ se basa en ello sin complejos a todos los niveles. Hay saturación de personajes -aún más-, varios personajes tienen una actitud excesiva, algo que ocasionalmente se traduce en sus reacciones gestuales, y los diálogos hay momentos en los que no dan respiro al espectador, ya sea por su agilidad o por su contenido.

¿Una patada hacia delante continua? Podría parecerlo, pero ya en la primera temporada se demostró que había un plan y que sabían a dónde querían llegar. Aquí volvemos a encontrarnos con esa sensación ante la aparición de varios nuevos personajes en paralelo a volver a situar a nuestros protagonistas de cara a la acción -el primer episodio tiene eso como principal objetivo-, pero ese tono estrafalario que caracteriza a la serie logra que sigamos entretenidos incluso cuando la narración puede ser ligeramente confusa.

Eso se traduce en que podemos conocer algo más sobre el Proyecto Blackwing, que sin duda tendrá una mayor importancia en la serie de aquí en adelante -espero que no acaben caricaturizando demasiado su utilización y que hasta cierto sea una especie de punto de cordura en toda la locura que impera-, y que conocemos a Suzie, quien tiene toda la pinta de ir a convertirse en la villana de la temporada -o una de ellas al menos, que huele a sobredosis- tras conseguir de forma inesperada esos poderes mágicos con los que noquea a Bart.

Muchas novedades para no bajar el ritmo

Escena Dirk

Más allá de Suzie, se introducen varios personajes con desigual fortuna, ya que la serie sigue jugando con tantos elementos que hay algunos que quedan algo desatendidos y solamente la esperanza en que todo acabe encajando impide señalar que quizá Landis se haya pasado. Por mi parte, me quedo con el curioso sheriff interpretado por Tyler Labine, quien, por cierto, vuelve a trabajar junto a Alan Tudyk tras la excelente ‘Tucker y Dale contra el mal’.

Por su parte, los directores teniendo que hacer frente a un difícil reto para que todo encaje con cierta naturalidad y los actores -o al menos sus protagonistas- con la oportunidad de lucirse. Seguro que no fui el único que pensó exactamente lo mismo que Todd cuando le comenta a Farah que seguro que va a suceder algo más raro poco después. En cierto modo, ‘Dirk Gently: Agencia de Investigaciones Holísticas’ se ha metido en un callejón sin salida y solamente puede potenciar cada vez lo que funcionó en la primera temporada con la esperanza de no pasarse de la raya -miedo me da esa profecía- y romperlo todo.

En resumidas cuentas, ‘Dirk Gently: Agencia de Investigaciones Holísitcas’ sigue siendo la misma serie que era. Te pueden gustar más o menos las nuevas tramas y personajes, pero el sentido del humor, el ritmo, los diálogos, el acabado visual y prácticamente todo lo demás sigue la misma línea sin, al menos por ahora, caer en la repetición, así que si te gustó la primera, no dudes en seguir viéndola. SI no fue el caso, no esperes grandes cambios porque no los hay.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio