Compartir
Publicidad
'Un héroe singular': un drama tan realista e intenso que acaba siendo una tortura para cualquier amante de los animales
Críticas

'Un héroe singular': un drama tan realista e intenso que acaba siendo una tortura para cualquier amante de los animales

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Lo que más llama la atención desde los primeros instantes de 'Un héroe singular' ('Petit paysan', 2017) es el realismo con el que se plasma la vida del joven granjero protagonista. La naturalidad con la que se mueve por el escenario y lleva a cabo su rutina diaria, con la cámara ejerciendo de testigo invisible, transmite la sensación de estar viendo un documental en lugar de un drama de situaciones calculadas.

Y es que el francés Hubert Charuel, que aquí debuta como director de largometrajes, se crió en una granja y afirma que, de no dedicarse al cine, habría seguido los pasos de su protagonista, Pierre (encarnado por un extraordinario Swann Arlaud).

Charuel controla el campo de juego, una gran ventaja como narrador. No sólo aportas detalles que conoces de primera mano, puedes dar una vuelta a los tópicos y prejuicios de este tipo de retratos, obteniendo algo original y personal, además de sincero. Son virtudes de 'Un héroe singular', ganadora de tres Premios César: mejor ópera prima, protagonista masculino y actriz de reparto (Sara Giraudeau).

Gran parte de la película está rodada en la granja familiar del realizador y, de hecho, su padre también interpreta al padre del protagonista. Hubert Charuel consideró clave transmitir autenticidad y capturar cómo es la vida que eligieron sus padres, tal cual lo ve él; una actividad que puede convertirse en una obsesión y tiene tantos aspectos positivos como negativos hacia los animales.

Por ejemplo, se refleja en pantalla la contradicción entre querer o sentir cariño hacia las vacas y la necesidad de explotarlas. Las reses son tratadas con toda la humanidad y respeto posible (no quiero imaginar cómo sería este film sin ese aspecto) pero no dejan de estar al servicio de una maquinaria, de una industria. Sirven, se les extrae alimento, su felicidad o bienestar es realmente irrelevante. Y si hay problemas, las consecuencias son terriblemente drásticas.

Cuando toda tu vida está en riesgo, y no puedes acudir a nadie

El detonante de la trama es que una de las vacas cae enferma. Pierre sabe que los síntomas encajan con una epidemia y el protocolo es claro: hay que sacrificar a toda la vacada (¿te imaginas que se hiciera lo mismo con las personas?). Pierre puede perderlo todo: no sólo a sus animales, a los que cuida a diario, sino el trabajo y el sustento de su familia. El gobierno promete compensaciones pero Pierre descubre que tardan demasiado en llegar, si es que llegan... Es una situación extrema que genera un estrés brutal al protagonista.

Hubert Charuel cuenta que cuando era niño, en las noticias informaban sobre un caso de epidemia que estaba obligando a los ganaderos a sacrificar a todas sus reses, y su madre dijo: "Si nos pasa eso, yo me suicido". Con ese recuerdo en mente, Charuel transmite la desesperación del protagonista y sus esfuerzos por salvar su estilo de vida, mientras todo amenaza con derrumbarse. La precisa interpretación de Swann Arlaud sostiene un relato sumamente tenso y emocionante. Se convierte en un verdadero thriller donde no parece haber escapatoria posible.

Aviso: si amas los animales, vas a sufrir con 'Un héroe singular'

Siempre me ha parecido absurdo que únicamente se pida objetividad a los que escribimos críticas, como si uno pudiera separarse de su cuerpo y su mente para poder analizar fríamente una pieza artística, igual que si evalúas una aspiradora. Creo que hay que ser honesto y admitir que nuestra perspectiva influye en el visionado, y las imágenes pueden afectarnos de manera intensa.

Quiero decir, 'Un héroe singular' es un estupendo debut y una película de grandes virtudes, sobre todo en lo que respecta a la puesta en escena y las interpretaciones. Y creo que es un film valioso, muestra algo que no suele retratarse con tanta veracidad y talento. PERO...

Si amas los animales, la película se convierte en una tortura. Sufres con el protagonista de principio a fin, te hunde poco a poco, y no hay alivio alguno, es un drama desolador. Y cuando crees que ya no puede ir a peor, Charuel se reserva un as en la manga para destrozarte por completo. En mi opinión, siendo una película a fin de cuentas, el detalle cruel me parece innecesario para subrayar la tragedia. Se siente gratuito. Como si el director quisiera dejar claro que no estamos viendo un entretenimiento de Hollywood.

Un héroe singular
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio