'Nomadland': Frances McDormand brilla en una estupenda película que parte como gran favorita al Óscar
Críticas

'Nomadland': Frances McDormand brilla en una estupenda película que parte como gran favorita al Óscar

'Nomadland' lleva ya muchos meses siendo la gran favorita de cara a los próximos Óscar. Ni siquiera hubo que espera hasta el anuncio de las nominaciones para que la película de Chloé Zhao se convirtiera en la gran favorita de la noche para llevarse para casa el premio gordo de los galardones que entrega la Academia de Hollywood. Su histórico triunfo en Venecia y Toronto fue el inicio de un camino triunfal que, salvo sorpresas, se completará el próximo 25 de abril.

Dicho esto, en España debería importarnos más no tanto la avalancha de premios cosechada hasta por de 'Nomadland' como el hecho de que llega finalmente a los cines españoles este 26 de marzo. Una oportunidad de oro para disfrutar en pantalla grande de una película que, a mi juicio, se queda un paso por detrás de 'The Rider', el anterior largometraje de Zhao, y tampoco es mi favorita de entre las aspirantes al Óscar, pero eso no quita para que sea un estupendo acercamiento a aquellos que se alejaron del modelo de sociedad establecido en Estados Unidos.

Una película de Chloé Zhao

Adaptación de un libro de no ficción escrito por Jessia Bruder, 'Nomadland' echa sus raíces en las consecuencias derivadas de la crisis financiera de 2008, algo concretado aquí a partir del cierre de una fábrica que pone punto y final a la vida como había conocido hasta entonces el personaje interpretado por Frances McDormand. Ella ya había recibido un duro golpe con la muerte de su marido, pero el segundo es la estocada definitiva que hace que venda la mayoría de sus posesiones, compre una furgoneta e inicie una vida nómada a lo largo y ancho de Estados Unidos.

Obviamente, no es una vida repleta de comodidades, pero sí es la base para iniciar una serie de relaciones humanas únicas con otras personas que han decidido encaminar así su vida. Ahí se nota que Zhao sigue abordando sus obras como una especie de espejo de la realidad, valiéndose también sobre todo de actores no profesionales para potenciar esa sensación de verdad que buscan transmitir sus imágenes, sin que ello suponga sacrificar cierto preciosismo visual, que también ayuda a fijar el tono del relato.

Escena Nomadland

Sin embargo, en 'Nomadland' sí se vale de dos actores de talento reconocido como McDormand y David Strahairn, algo que perfectamente podría cortar ese embrujo realista que busca conseguir Zhao en todo momento, desde la forma de abordar la historia -en realidad mínima, lo que importan aquí son más los diferentes personajes que se van cruzando en el camino de la protagonista y reflejar cómo es ahora su vida-, el planteamiento visual y la dirección de actores.

Por suerte, Zhao cuenta a su disposición con una de las mejores actrices que hay hoy en día en Hollywood y McDormand aporta exactamente lo que la película requiere de ella. Aquí no estamos viendo a una estrella adaptada a la situación, sino a una actriz entregada a su personaje, llegando a mimetizarse por completo en su Fern. No creo que sea justo decir que ella sea la película pese a que su aportación no podría ser más esencial, pero sí tengo claro que podría haber sido la responsable de cargársela y no es para nada el caso.

Fluye

Frances Mcdormand Normadland

De hecho, fue McDormand quien adquirió los derechos del libro y contactó con Zhao para que se ocupase de la película tras quedar impresionada con lo que había hecho en 'The Rider', algo evidente una vez vista 'Nomadland', donde se explora una senda similar a ese otro largometraje de la directora de 'Eternals'. ¿También veremos a la misma Zhao en lo nuevo de Marvel? No parece probable, pero aquí sí es totalmente reconocible en su enfoque austero pero consistente.

Desde ese ritmo pausado pero no moroso que deja que las escenas fluyan, ya sea para contarnos algo a través de las imágenes o con esos diálogos sencillos pero marcados en todo momento por la naturalidad. Es cierto que algunos se sienten más trascendentes que otros, pero también se debe a que hay situaciones más importantes y definitorias que otras. La clave está en que se sientan como una progresión lógica, sea para la historia de la protagonista o para otros de los personajes.

Es cierto que algunos quizá echen en falta una visión un poco más crítica de ciertos aspectos que aborda la película. He leído más de una crítica por no ofrecer ningún tipo de condena hacia las cuestionables prácticas de Amazon con algunos de sus trabajadores, pero es que podría decirse que la protagonista se vale de ella a su conveniencia. Es una estación de paso más en ese viaje en el que antes o después se reencontrará con otras personas que viven en la carretera.

Y es que hay en todo momento algo catártico en la película pero sin querer subrayarlo en exceso -lo más parecido a ello es el momento en el que un personaje secundario recuerda el momento en el que fue más feliz en su vida-, ya que aquí todo se siente como algo pequeñito. No hay nada de heroico en llevar una vida así, pero sí admirable en esa sensación de libertad que captura Zhao ante la falta de ataduras ante la decisión de simplemente dejarse llevar por la corriente, incluso aunque sea temporalmente para acabar en el punto de partida.

En resumidas cuentas

Imagen Nomadland

'Nomadland' merece mucho la pena. Quizá sea cierto que es la obra incuestionable que se vendió en su momento y puede que no llegue al mismo nivel que 'The Rider', pero tampoco me cabe duda de que estamos ante una gran película que prolonga con mucho acierto el estilo de su directora y se apoya en una sobresaliente interpretación de Frances McDormand.

Temas
Inicio