Publicidad

'Patria' 1x08: el final de la serie de HBO llega con un frío episodio que cierra con clase su historia sobre el dolor
Críticas

'Patria' 1x08: el final de la serie de HBO llega con un frío episodio que cierra con clase su historia sobre el dolor

Se acabó lo que se daba. La flamante ganadora del premio Ondas a mejor serie dramática del año llega a su fin cerrando todas las deudas pendientes y las heridas abiertas de las últimas siete semanas. 'Patria' llega a su fin con un emotivo aunque algo frío desenlace. Casi mejor así.

Abriendo cartas, cerrando heridas

No podíamos despedirnos de esta guerra de madres sin salir de la duda del año. ¿Cuál fue la implicación de Joxe Mari en el asesinato del Txato? ¿Logrará Bittori encontrar la paz que tanto busca para cerrar así el papel que no pidió en la vida y le ha tocado vivir? ¿Acercarán posturas los dos frentes? Lo bueno de la serie de Aitor Gabilondo es que no habrá 'Patria 2', así que todas las cuestiones planteadas llegan a su fin con este octavo y último episodio.

El grueso del episodio se desarrolla en los últimos preparativos y ejecución del asesinato del marido de la protagonista, con Joxe Mari incapaz de mostrar la frialdad esperada en la unidad del comando terrorista durante el plan y la operación posterior. La dirección del episodio tendrá en vilo al espectador que necesite conocer con urgencia el desenlace de aquel estallido de violencia que abrió la serie y sobrecogió a la audiencia.

Elena Irureta conmueve como ha hecho a lo largo de la temporada, y su frase "llueve como la tarde que te mataron" se quedará a vivir una temporada en nuestras cabezas. Allí contará a los pies de la tumba de su marido la esperada respuesta llegada desde la cárcel donde el etarra cumple condena. El simple hecho de responder a la cuestión de Bittori no caerá del todo bien en casa de la Miren que tan odiosa y magnífica ha creado Ane Gabarain.

Patria S1e8

El último episodio de 'Patria' no tiene una intensidad especial ni brilla por encima del resto. El trabajo de Félix Viscarret y Óscar Pedraza, directores de cuatro episodios cada uno, es equilibrado desde el principio, evitando caer en la llamada de atención a la hora de distraer a la audiencia o salirse del camino a seguir que Gabilondo había diseñado a partir de la novela de Fernando Aramburu. Si acaso quedará para el recuerdo un extraño diálogo telefónico sobre almorranas que uno no termina de saber si es un golpe de humor o un ajuste de cuentas del karma de la ficción.

A lo largo de sus ocho episodios la serie de HBO ha sido lo más honesta posible con su propuesta. No era nada sencillo de lograr y resulta agradable que al final todos los caminos hayan conducido a la última escena de la serie, un inolvidable momento que funde dos posturas enfrentadas en un gesto que, a lo mejor, no es más que otra máscara de falsedad y apariencia engañosa. O tal vez no. ¿Acaso conocemos realmente a las personas que tenemos cerca?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios