Publicidad

"No habrá Patria 2". Aitor Gabilondo, creador de la adaptación de HBO que se ha convertido en la serie del momento
Entrevistas

"No habrá Patria 2". Aitor Gabilondo, creador de la adaptación de HBO que se ha convertido en la serie del momento

Es uno de los creadores de ficción más importantes de la última década, y ahora, con el estreno de la estruendosa 'Patria', su responsable y productor Aitor Gabilondo charla con nosotros durante un rato para comprobar las dimensiones del que puede ser el acontecimiento audiovisual de la temporada en HBO.

Aquellos conflictivos años

Han pasado cerca de tres años desde que Aitor Gabilondo decidiese apostar por la adaptación de la novela de Fernando Aramburu y llevarla a la pequeña pantalla en lo que ha terminado siendo una de las apuestas más importantes de la plataforma.

Este descarnado relato sobre dolor y perdón, sobre familias y amistades rotas, dará que hablar durante los dos meses, aproximadamente, que llevará su emisión semanal en la plataforma. Hoy, además, se estrena el primer episodio en la televisión en abierto, en Telecinco.

Kiko Vega (KV): ¿Patria es una historia muy pequeña en un contexto muy grande o una historia muy grande en una bombonera muy pequeña?

Aitor Gabilondo (AG): Yo creo que lo primero. Es una historia íntima en un contexto que desborda a personas muy sencillas, muy de andar por casa. Como todos nosotros. Pero ese contexto les atraviesa como creo que nos atravesó a todos los que nos encontramos esta realidad sin comerlo ni beberlo. Contarlo microscópicamente, de manera tan cercana, puede darnos también una lectura más universal.

KV: Hay toda una nueva generación de espectadores que puede que se acerque por primera vez a este tema con la serie, a través de una plataforma donde nosotros veíamos 'Los Soprano', quién lo hubiera dicho.

AG: Es una de las impresiones que tuve desde el principio, y así se lo comuniqué a HBO desde el primer momento. Yo creo que a la gente joven le puede atraer este universo. Casi más que a generaciones mayores, que podemos estar un poco cansados de un relato que hemos estado escuchando y viendo durante muchos años. En cambio para la gente joven, aunque apenas ha pasado una década del fin de la lucha armada, ya parece tan remoto que contado en el lenguaje de las series de televisión puede despertar su curiosidad. ¿Esto pasaba? ¿Esto era así? Aunque es una ficción y no un documental, algo que me gusta recalcar siempre, puede ser el origen de una curiosidad que los haga indagar más en este episodio de nuestra historia. Yo invito a la gente joven a que tenga curiosidad por 'Patria'.

KV: Una de las cosas que me resulta más atractiva de la serie son los pequeños detalles, como por ejemplo el bilingüismo que se intuye en las familias. Al ser una producción para Europa no sé si acentuar ese bilingüismo podía ser confuso fuera del territorio español. ¿Existió la posibilidad de hacerla enteramente en euskera?

AG: Fue la gran reflexión. Hubo más de una, pero esta seguramente fue la mayor de todas. Yo soy euskaldún y pensé, como el reparto principal, que teníamos varias opciones. Una era hacerla entera en euskera, que no era comercialmente viable para la cadena. Otra era realizar un porcentaje de la serie en euskera, que fue la que nos llevó a la gran reflexión. Si lo hacemos así, ¿a quién se lo adjudicas? No queríamos caer en que la lengua fuera una herramienta que solo tenía uno de los dos bandos. Era meterse en un jardín que no existía realmente. Hablando con todos los actores, en una reunión muy bonita que tuvimos, decidimos hacer como en la novela. Está escrita en castellano con esa forma de hablar tan reconocible y salpicado con algunas palabras en euskera. Si la novela era así, lo haríamos así. Pero sí que fue un debate importante en la producción. Tomamos esa decisión y me gusta que lo preguntes, me sorprende que no lo hagan más.

Rodaje Patria

KV: ¿Te sentiste un poquito más liberado abordando un tema tan truculento al manejar una adaptación de una obra ajena?

AG: Era dual. Por un lado tenía la novela y por otro tenía la realidad. Siempre pensé que de lo que se trataba era de adaptar el libro. Además lo hicimos con una convicción muy fuerte de que se trataba de una ficción, aunque tiene ecos y recuerdos de historias reales, siempre pensé que no debíamos perder de vista que estábamos ante una ficción. Esto no podía hacerse para sentar cátedra, porque es muy fácil con este tipo de historias el venirse arriba. Siempre intenté rebajar eso y dejarlo a los niveles que hicieron que me interesase por la historia: una ama de casa, una dependienta de una tienda de zapatos, un comerciante... eso es lo que me pareció realmente novedoso. Tertulias hemos escuchado todos muchas.

"Patria requiere el nivel de atención que te ofrece una plataforma de streaming sin cortes publicitarios"

KV: ¿Fernando Aramburu estuvo presente en alguna fase de la producción o una vez vendidos los derechos se esfumó?

AG: Exactamente como dices. Yo le conocí el día que firmamos. Como somos vascos nos conocimos comiendo. Tras conocernos me comentó que ya había hecho su obra, que yo hiciera lo mismo. Que por supuesto la vería y demás, pero que no estaría presente en ningún momento del proceso. Ha sido muy respetuoso con el trabajo de otras personas. Ha sido el autor ideal.

KV: ¿Hay alguna diferencia notable entre realizar un proyecto para una cadena como Telecinco y una plataforma como HBO?

AG: Era la primera vez que trabajaba con ellos. Ellos acababan de aterrizar. El primer contacto fue en una cafetería, aún no tenían oficinas. Es diferente. Uno busca espectadores y el otro suscriptores. Unos tienen más minutos, el otro menos. Yo intento trabajar con la mayor honestidad posible y tratar de hacer lo que creo que me están pidiendo. Son objetivos distintos, pero son historias. Siempre son historias. En eso son iguales. Tal y cómo está concebida 'Patria' requiere el nivel de atención que te ofrece una plataforma de streaming sin cortes publicitarios. También te digo que todo esto se cerró hace tres años, y el panorama audiovisual ha cambiado de arriba a abajo.

Entrevista Gabilondo

KV: ¿Te preocupaba el importante papel que juega la caracterización física de los personajes?

AG: Muchísimo. Fue otra de las claves, como lo que hemos hablado del euskera. Me importaba mucho y pusimos todas las opciones sobre la mesa. Usar dos actores por personaje, yo no quería. El paso del tiempo es fundamental en esta historia, por eso pensé en una serie y no en una película. Necesitaba ese tiempo para desplegar a los personajes. Era fundamental que fuera un único actor, porque la vida se ve en los ojos. Fue un gran reto y tenía mucho miedo a que pareciera un carnaval grotesco. Tuve la inmensa fortuna de contar con Karmele Soler, Sergio Pérez Berbe y todo su equipo, que han hecho un trabajo excepcional. Creo que es uno de los grandes valores de la historia. Estoy orgulloso de haber tomado esa decisión y de contar con un equipo como el que he tenido.

KV: ¿Habéis pensado en ampliar el universo 'Patria' con una secuela?

AG: Por mi parte no. Rotundamente. Yo creo que esta historia es esta y acaba donde acaba. No tendría sentido continuar. Otra cosa es que esta época, este universo, se siga contando. Y eso sería deseable. Desde otros ángulos, otras perspectivas. Necesito decir muy a menudo que esta es solo una de las cientos de historias que se pueden contar de estos 50 años. No me gusta nada cuando se dice que es el relato único, ni el más certero. Lo rechazo porque no lo creo. De hecho se están contando cada vez más historias desde otros ángulos, y creo que ese relato múltiple es el real. Ver todo el espectro será entonces la mejor opción de conocer esta historia. No solo en televisión.

KV: Muchas gracias por tu tiempo. Suerte no necesitáis, pero imagino que ahora tenéis por delante un par de meses de promoción agotadora. Esto me da para una última pregunta: ¿no habrías preferido subir toda la serie de una vez?

AG: (Risas) A eso no te voy a contestar.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios