Publicidad

'Podría destruirte': la soberbia serie de HBO va más allá de una exploración del consentimiento sexual
Críticas

'Podría destruirte': la soberbia serie de HBO va más allá de una exploración del consentimiento sexual

'Podría destruirte' ('I May Destroy You') se ha estrenado en HBO como acompañante en la noche de los domingos de 'Insecure', la magnífica comedia de Issa Rae. Y no cuesta nada ver los rasgos que comparten como creaciones de potentes voces juveniles, femeninas y raciales. Pero la propuesta de Michaela Coel ('Chewing Gum') es mucho más oscura y navega por aguas turbulentas.

La joven Coel crea, escribe, codirige (junto a Sam Miller) y protagoniza un drama de media hora por episodio que sigue la historia de Arabella (Coel), quien tiene dos aficiones: procrastrinar y pasárselo bien y salir de fiesta, por lo que en ese sentido encontrará difícil avanzar en el nuevo libro que está escribiendo.

Un día (y ojo porque todo esto es el primer episodio) Arabella despierta algo revuelta (vamos, de resaca), con una pequeña brecha en la cabeza, el móvil roto y un recuerdo fugaz de que alguien la violó. Pero, como se ve en el segundo episodio, la serie enseguida se distingue y no le interesa tanto una investigación de quién lo hizo o una historia de "sobrevivir al trauma" centrándose en él.

Huyendo del victimismo

Que sí, tiene algo de esto, pero Coel (quien sufrió su propia experiencia) huye del victimismo mientras explora cómo esto afecta a la vida, trabajo y relaciones personales de la protagonista. A Arabella no se la define por haber sido violada, como a nadie de la serie se le define por su comportamiento sexual. Tenía una vida y una historia antes y debe continuar.

A lo largo de la serie (he podido ver diez episodios) se ofrece una panorámica extensa de lo que es la afectividad y el consentimiento sexual y cómo sus protagonistas, con Weruche Opia y Paapa Essideu, navegan por este aspecto de sus vidas.

Es difícil definir bien 'Podría destruirte' porque, al igual que la vida y sus circunstancias, va cambiando episodio a episodio. Igualmente la historia, en el sentido de trama, no es clara y si bien se habla de consentimiento sexual en la era woke y del #metoo tampoco define qué es la serie. Y esto es lo que le da un toque muy interesante.

Una serie poco convencional en fondo y forma

Podria Destruirte

El drama es algo desconcertante al comienzo, sin saber muy bien qué está pasando y viendo todo desde el punto de vista de Arabella. A ratos, tiene cierto humor macabro pero certero. Otras veces celebra la vida. En ocasiones aborda los temas con tal franqueza que da de pleno en el quid del asunto.

Y nos busca, a nosotros los espectadores, en un juego de incomodarnos. Porque la serie es incómoda conscientemente, pero nos hace preguntarnos exáctamente qué es lo que nos está molestando, hasta qué punto apoyamos las posiciones de los personajes y qué haríamos nosotros de forma distinta.

En su ambición, 'Podría destruirte' cuenta con una dirección y un guion vibrante, demostrando que Michaela Coel es una voz distinguida a tener en cuenta. Es una serie poco convencional pero realizada de forma excelente. Es desafiante, provocadora y, en líneas generales, soberbia.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios