Publicidad

'Insecure': la comedia de HBO pone a Issa en un rumbo al desastre en una temporada 4 no exenta de buen humor
Críticas

'Insecure': la comedia de HBO pone a Issa en un rumbo al desastre en una temporada 4 no exenta de buen humor

Publicidad

Publicidad

Aunque en esta época parece que tenemos tiempo para todo, reconozco que mi propósito de ponerme al día con series ya veteranas va un poco cojeando. Sin embargo en estos días pude ponerme al día con 'Insecure', la comedia de HBO cocreada y protagonizada por Issa Rae cuya temporada 4 aterriza hoy a HBO España.

Es muy manido eso de hablar de series como estas como "la mejor cosa que no estás viendo", pero sí que es verdad que la propuesta de Rae es muy refrescante dentro de su género semiautobiográfico, metiéndonos en una montaña rusa emocional por temporadas e implicándonos con Issa y su panda.

Porque, de hecho, ese era el objetivo original de Issa Rae con su serie: el simplemente mostrar las inseguridades de una chica joven, cercana a los treinta, su relación con sus amigas, sus peleas, sus errores y esos momentos de tierra trágame. Y en esta cuarta temporada hay de eso. Y mucho.

Un ánimo moderado

En cada temporada hay un ánimo dominante, que se refleja de algún modo en los títulos de los episodios y en esta ocasión la palabra clave es "lowkey", que podríamos traducir como moderado, discreto, incluso suave. Así es la vida para Issa en estos momentos. Sin grandes sobresaltos, con su trabajo de gerente de unos apartamentos e intentando sacar adelante su primer gran evento: el Block Party.

Pero claro, esta discrección, esta suavidad es como el agua contra la roca. Es ver cómo se erosiona una amistad hasta que no puede más. De hecho, las primeras palabras de Issa en toda la temporada sientan como un tiro. Se refieren a Molly (Yvonne Orji) y ya sabemos que ha habido problemas.

Y que se viene a lo largo de estos episodios "flashbacks", un tsunami ante el que no sabemos cómo actuar, si no tocamos mucho nos ahogamos; si damos un paso en falso, nos ahogamos... Será el camino hacia esta fiesta y la fiesta en sí lo que vertebren los cinco primeros episodios de esta nueva temporada (los ofrecidos a la prensa y que he visto) y lo que dinamitan las cosas.

Es curioso lo bien que funciona como comedia 'Insecure' aun estando presenciando la fabricación de un cataclismo y estando con un ánimo general de bajona. Issa Rae ha querido hablar de inercia, de erosión y eso se nota en el ritmo, en el ánimo general de las protagonistas e incluso en la intención del humor.

Inercia, que no desgaste. Porque 'Insecure' está muy lejos de estar desgastada y el guion sigue destilando un humor preciso en las ironías que se presentan en la vida de Issa y sus amigas, un amor hacia Los Ángeles en general e Inglewood y sus habitantes en particular, una selección musical impoluta y una mirada certera hacia la vida de los que rondamos (y superamos) los treinta.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios