Compartir
Publicidad
'The Expanse' prueba que ciencia ficción y política pueden maridar perfectamente en una gran temporada 3 donde solo falla el ritmo
Críticas

'The Expanse' prueba que ciencia ficción y política pueden maridar perfectamente en una gran temporada 3 donde solo falla el ritmo

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Algunos de vosotros, a tenor de la reciente cancelación de 'Nightflyers', comentábais el cómo SyFy decidió dar una oportunidad a la adaptación de Martin en vez de continuar con esa pedazo de serie que es 'The Expanse', que fue cancelada por la cadena (y rescatada por Amazon) tras la emisión su tercera temporada. Y la verdad es que, una vez terminada de ver estos últimos episodios, da rabia pensar que casi nos quedamos sin más.

La temporada 3 de 'The Expanse', que por fin llega a España de la mano, esta vez, de Amazon Prime Video, comienza con la situación de previa de guerra abierta en todo el sistema solar. La guerra fría terminó y el enfrentamiento entre terráqueos, marcianos y cinturianos (y la APE) ha estallado por fin tras duros enfrentamientos y situaciones de emergencia humana.

Todo esto mientras el equipo de la Rocinante, liderado por Holden (Steven Strait), intenta hallar el laboratorio donde Mao (François Chao) está experimentando con la protomolécula. Un ente a punto de cambiar para siempre las reglas del juego de poder.

Hay que entender, bastante más de lo que hacemos habitualmente al pensar en space opera, que 'The Expanse' es un drama militar y político ambientado en el espacio exterior. Algunos no dudan, de hecho, en tildar la saga creada por James S.A. Corey (pseudónimo bajo el que firman Daniel Abraham y Ty Franck) como una 'Juego de Tronos' espacial.

Una comparación que, si bien puede ser algo exagerada (no debe tener ni una quinta parte de los medios que dispone el drama de HBO), define bien lo que es capaz de hacer 'The Expanse' con muy pocos elementos y lo fácil que parece equilibrar la política con la ciencia ficción más pura.

Ciencia ficción y política en un maridaje equilibrado solo a ratos

The Expanse T3

Aunque no siempre esto signifique que todos los arcos de esta tercera temporada funcionen. De hecho aquí hay que reconocer que la primera mitad de estos trece espisodios es superior a la segunda porque la historia es bastante más interesante, intrigante e incluso aventurera.

En este sentido son dos arcos bastante opuestos en planteamiento y temática. Mientras que el primero es muy político, con esas maquinaciones e incluso traslado de nuestro momento político actual a un futuro no demasiado lejano, el segundo es más fantástico e incluso metafísico.

Pero el problema no es tanto en la temática (que, si bien el que una predomine no implica la ausencia de la otra) si no en la irregularidad del ritmo. De hecho esta segunda mitad se siente (incluso literalmente por la trama) ya no como una frenada sino como ir en coche por el centro de la ciudad en hora punta: si bien es algo buscado nunca sabes bien cómo llegarás al destino.

En líneas generales, creo que en esta tercera temporada de 'The Expanse', el equipo liderado por Mark Fergus y Hawk Ostby han sabido cosechar bien las semillas y la inversión de tiempo en la construcción del universo en las dos temporadas anteriores, recibe aquí una buena paga.

El resultado ha sido una gran temporada, que ha ido algo de más a menos pero que sigue siendo una de las series de ciencia ficción más estimulantes y fascinantes. Un gran ejemplo de que con un presupuesto algo más limitado (recuerda a 'Battlestar Galactica'), se puede hacer una obra tan ambiciosa como podamos imaginar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio