Compartir
Publicidad
Nolan cree que los niños pueden apreciar '2001' mejor que los adultos
Directores y guionistas

Nolan cree que los niños pueden apreciar '2001' mejor que los adultos

Publicidad
Publicidad

A estas alturas, muchos pensábamos que Christopher Nolan tendría en sus manos el Globo de Oro por la dirección de 'Dunkerque' ('Dunkirk', 2017) pero fue derrotado por Guillermo del Toro, plantando la semilla de la duda sobre el resultado de la 90ª edición de los Premios Óscar (se celebra el próximo 4 de marzo). Será una noche emocionante...

Mientras tanto, Nolan también está dando que hablar por unas llamativas declaraciones sobre '2001: una odisea del espacio' ('2001: A Space Odyssey', 1968), una de las obras maestras de su admirado Stanley Kubrick. Según Nolan, la niñez es el mejor momento para apreciar '2001', y por eso se la puso a sus hijos cuando tenían entre 3 y 4 años. Así lo explica:

Lo hice. Creo que son capaces de absorberla en su nivel más importante a una edad temprana. Eso fue lo que me pasó a mí. La vi cuando tenía 7 años, y ése es el nivel al que opino que funciona mejor: puro espectáculo cinemático. Quedé extremadamente desconcertado, pero también excitado.

Cuando la gente habla de la edad para ver una película, parte de lo que están preguntando es: '¿Cómo analiza el contenido un niño de 7 años?'. Y si ves '2001' y reflexionas sobre ella, no puedes analizarla de ningún modo, como adulto. La experiencia es la clave.

Vi 'Star Wars' cuando tenía 7 años, y la película lo cambió todo para la gente de mi edad. Reestrenaron '2001' sobre la base de ese éxito y fui a verla con un puñado de amigos. Todos tuvimos la misma respuesta: 'No sabemos qué diablos significa, pero es excitante'. Sólo queríamos naves espaciales, el espacio exterior, la experiencia de abandonar la Tierra. Por eso, cuando la gente lee cuentos de hadas y ve películas como 'El rey león', 'Mary Poppins', 'El mago de Oz' y '2001', las experiencias elementales no están separadas por millones de millas a cuando eran jóvenes.

'Origen' ['Inception'] es el film por el que recibo respuestas más interesantes por parte de los jóvenes. Despierta algo sobre cómo puedes ver el mundo y qué pueden hacer las películas. Y cada vez más, 'Interstellar', genera respuestas muy interesantes, significa algo para ellos de un modo particular.

Lo que es interesante es la vida posterior que tienen las películas. Lanzas una película ahí fuera en un contexto de marketing muy estrecho. Le dices a la gente: 'Ésta es la experiencia. Ven a verla'. Y durante tres o cuatro semanas, si eres realmente afortunado, es un éxito en las salas de cine. Tiene una sensación muy definida. Lo interesante es la vida que perdura después [del estreno en cines]. Es fascinante para mí, como cineasta.

Creo que uno de los ejemplos más interesantes es 'Cadena perpetua' ['The Shawshank Redemption']. Cuando piensas en el lugar que tiene ahora en la cultura comparado con cuando salió... o 'Qué bello es vivir' ['It's a Wonderful Life']. Ése es un ejemplo realmente extremo. No se la he puesto a los chicos. Debería hacerlo.

¿Qué opinas? ¿Crees que Nolan tiene razón sobre '2001'?

Aún no he vuelto a ver 'Interstellar' (2014) y no he podido comprobar si mejora en un segundo visionado pero siempre he disfrutado más las películas de Nolan cuando las he vuelto a ver, sin expectativas ni sorpresas, cuando puedo relajarme y centrarme más en los detalles. Y he comprobado que cuida sus personajes mucho más de lo que se decía antes de 'Dunkerque', que por cierto tampoco he revisado tras dejarme muy decepcionado (nunca es tan interesante como el tramo inicial, aunque al final hay uno de los planos más hermosos que he visto jamás).

Las películas que hacen llorar a Nolan

Antes de hablar de '2001', en la misma entrevista, el reportero de LA Times recuerda una curiosa comparación realizada por Christopher Nolan sobre su propio cine: dice que sus películas son como tests de Rorschach, te emocionan o te dejan frío. A raíz de eso, pide a Nolan títulos de películas que le emocionan hasta el punto de llegar a las lágrimas. Su respuesta:

'El campeón' ['The Champ']. El clásico dramón. '¡Levanta, campeón, levanta!'. Creo que nuestras respuestas emocionales hacia las películas durante décadas son personales, se refieren a nuestras relaciones con esas películas de otros modos, no sólo por la narrativa en sí. Definitivamente hay otro nivel ahí. Esas cosas tienden a ser muy personales. No puedo ver 'Withnail y yo' ['Withnail and I'], el film de Bruce Robinson, sin que se forme un pequeño nudo en mi garganta. Es una loca comedia, pero hay una hermosa melancolía en ella. [Hace una pausa] Hay algo realmente obvio que no recuerdo.

[el entrevistador le pregunta si está pensando en el cine de Pixar, siendo padre seguro que ha visto alguna] He dedicado mi tiempo a las películas de Pixar. He tenido algunas experiencias maravillosas viéndolas con los críos. En realidad, de las películas animadas, con ellos siempre ha sido 'El rey león' ['The Lion King']. Es increíble. Ésa es la verdadera cumbre."

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio