Compartir
Publicidad

'La muerte de Stalin' es prohibida en Rusia: "Hay un límite moral entre el análisis crítico de la historia y la pura burla"

'La muerte de Stalin' es prohibida en Rusia: "Hay un límite moral entre el análisis crítico de la historia y la pura burla"
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece que el humor de Armando Iannucci es demasiado afilado para la sensibilidad del gobierno ruso. Screendaily informa que la nueva comedia escrita y dirigida por el escocés, 'La muerte de Stalin' ('The Death of Stalin'), debía estrenarse hoy en Rusia pero la licencia de exhibición ha sido retirada.

La decisión se tomó después de una proyección privada, a la que acudieron políticos, historiadores y figuras de la industria. Yuri Polyakov, jefe de la junta, dijo que 'La muerte de Stalin' no debía estrenarse en Rusia porque es una "herramienta de lucha ideológica" y afirma que nadie "habló en favor del film como una obra de arte", motivo que al parecer valdría para esquivar la censura. Aunque el ministro ruso de cultura asegura que no hay censura en ese país.

Vladimir Medinsky realizó el siguiente comunicado en la web del ministerio:

"No tenemos censura. No tenemos miedo de críticas o valoraciones contundentes de nuestra historia. En este departamento, podemos lidiar con cualquiera. Pero hay un límite moral entre el análisis crítico de la historia y la pura burla."

"Mucha gente mayor, y bastantes de los otros, vieron esta película como una burla ofensiva hacia todo el pasado soviético, el país que derrotó al fascismo, el ejército soviético y la gente corriente. Y, lo que es de peor gusto, lo ven incluso como una burla hacia las víctimas del estalinismo."

HollywoodReporter menciona ataques a la película por "hechos históricos distorsionados" o por "reírse de símbolos soviéticos". También recoge declaraciones de Yelena Drapeko, ex actriz y miembro del parlamento:

"Nunca he visto nada tan despreciable. Es una absoluta injuria, una provocación destinada a persuadirnos de que nuestro país y nuestra gente es horrible, y que nuestros gobernantes son idiotas".

En relación al último punto que señala, eso de los gobernantes idiotas, quizá el gran problema es el desconocimiento del ácido humor de Armando Iannucci. Quizá si vieran 'In the Loop' o 'Veep' podrían comprobar que el material de Iannucci es así, independientemente del país donde estén ambientadas sus historias. O puede que no, que simplemente les resulte de mal gusto y no lo soporten, la sátira política tiene estos inconvenientes.

'La muerte de Stalin' está nominada a dos premios BAFTA, incluyendo el de mejor película británica. Steve Buscemi, Simon Russell Beale, Paddy Considine, Rupert Friend, Jason Isaacs, Michael Palin, Andrea Riseborough y Jeffrey Tambor encabezan el reparto de esta sátira que retrata la lucha de poder provocada por la muerte de Josef Stalin en 1953. Llegará a la cartelera española el 16 de marzo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio