Compartir
Publicidad
El literal y absurdo mundo de las citas de 'Man Seeking Woman'
Series de ficción

El literal y absurdo mundo de las citas de 'Man Seeking Woman'

Publicidad
Publicidad

¿Sabéis eso de que el primer novio de vuestra ex bien podría ser Hitler, la primera cita después de romper es con uno que te parece un troll o escribir un primer mensaje de móvil a una cita potencial se convierte en una prueba digna de la sala de emergencias de La Casa Blanca? Pues Simon Rich también lo sabe, y en 2013 escribió un libro de relatos cortos titulado ‘The Last Girlfriend on Earth: and Other Love Stories’.

Ahora, inspirado en ese concepto, él mismo ha creado, escrito y producido ‘Man Seeking Woman’, una comedia que FXX estrenó el pasado 14 de enero. Lorne Michaels (‘Saturday Night Live’, ’30 Rock’) también es productor ejecutivo y el reparto lo lideran Jay Baruchel (‘Undeclared’) y Eric André (‘2 Broke Girls’). Dos episodios después, ‘Man Seeking Woman’ ha dejado muy claro su concepto -que por otro lado no es tan fácil de explicar sin poner ejemplos- y las grandes posibilidades que tiene.

El absurdo de lo literal

Si hay un adjetivo que define la comedia de Simon Rich es literalidad. Volved a leer la primera frase del artículo. Si el primer novio de tu ex bien podría ser Hitler, en ‘Man Seeking Woman’ ES Hitler; y ya de paso deja caer alguna que otra broma antisemita algo incómoda -hay que mencionar en este punto que el protagonista se llama Josh Greenberg. Si la primera cita después de romper es con un troll, la chica ES un troll. Y no la desprecies por ello, que todo el restaurante te mirará mal. Si consigues el teléfono de una chica mona en el tren te sientes tan amo del universo que qué menos que te llame Obama para felicitarte.

Cada episodio se compone de unas pocas secuencias-gag; entre ellos hay cierta continuidad, pero cada gag funciona por sí mismo, ya que en seguida se entiende el concepto que domina el chiste. Como toda serie con cierto esquema de sketches, hay alguno que funcionan mejor que otros. También unos aguantan más el que se alarguen en el tiempo, mientras que otros se agotan al poco de empezar; pero el nivel general de la serie en los dos episodios emitidos hasta el momento ha sido hilarante.

El punto de partida está lejos de ser novedoso, pero es esa ejecución literal de los conceptos lo que hace que sea original. Esa literalidad rápido se convierte en absurdo, que es el factor que consigue que los gags aguanten el paso de los minutos y arranquen sonoras carcajadas. A mí al menos ha conseguido sacármelas, lo cual no sucede muy a menudo.

El peligro de los sketches

Este tipo de comedias cuyo esquema se basa en los sketches tienen el peligro de agotarse o resultar cansinas. Personalmente me ha ocurrido con ‘Portlandia’, una serie cuyas dos primeras temporadas me resultaron refrescantes e hilarantes, pero que en la tercera empezó a mostrar signos de reiteración y agotamiento, y con la cuarta provocó mi abandono, así que no sé cómo ha ido evolucionando. Quizá el mundo de las citas da para más que el universo hípster, pero los conceptos acabarán por repetirse tanto que la magia estará en que sean capaces de plantearlos de forma distinta.

Pero no hay que ser agoreros. De momento ‘Man Seeking Woman’ se ha alzado como uno de los estrenos de midseason más interesantes, y tendremos un total de 10 episodios para ver cómo evoluciona. Esperemos que FXX decida darle una segunda temporada a las desventuras románticas de Josh.

En ¡Vaya Tele! | En favor de la comedia romántica o cómo 'You're the worst' aprovecha que sus protagonistas se enamoren

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio