Compartir
Publicidad
'Parks and Recreation': la otra maravillosa comedia del creador de 'The good place'
Series de ficción

'Parks and Recreation': la otra maravillosa comedia del creador de 'The good place'

Publicidad
Publicidad

Llego a casa después de una larga jornada, es viernes, pongo la aplicación de Netflix para ver una de mis comedias favoritas. Oh, vaya, me había olvidado de que la segunda temporada de 'The Good Place' terminó la semana pasada... ¿por qué la vida nos trata mal? Seguro que los que hayáis seguido la comedia de Michael Schur este sentimiento os ha resultado familiar, ¿cómo llenar ese vacío? Pues la solución viene con la anterior serie de su creador: 'Parks and Recreation'.

La magnífica comedia protagonizada por Amy Poehler había permanecido hasta ahora inédita en España, pero hete aquí que, sin saber exactamente cuándo, en algún momento de enero Amazon Prime Video ha incluido en su catálogo las siete temporadas completas de 'Parks and Recreation', una de esas series que nos ha dado la vida más veces de las que le podremos agradecer.

Pero ¿de qué va 'Parks and Recreation'? Leslie Knope (Poehler) es la directora adjunta del departamento de Parques y ocio de Pawnee, una pequeña ciudad de Indiana. Knope es la imagen de mujer empoderada, apasionada y obsesionada por lo que hace: la política es su vocación y servir al ciudadano su meta. Es una rara avis ya no en el ayuntamiento, sino en su propio departamento.

Rodada como si fuese un falso documental, seguiremos a una Leslie comprometida con construir un parque. Una promesa hecha a Ann Perkins (Rashida Jones), una ciudadana que demandó que alguien hiciera algo con el gran hoyo abandonado en un solar cercano a su casa por el que se cayó su novio (Chris Pratt). Con esta premisa, la de construir un parque en ese solar, surgió una de las mejores comedias de lo que llevamos de siglo.

Una comedia que, de hecho, no comenzó demasiado bien. Aun teniendo de cocreadores a Greg Daniels y Michael Schur ('The Office'), NBC no terminó de confiar en esta propuesta y la relegó a rellenar el hueco de 'Kath y Kim' (¿de cual?, exacto) en la noche de los jueves entre 'Me llamo Earl' y 'The Office'. El resultado fue una primera temporada demasiado corta y discreta en la que no hubo tiempo de coger el rodaje necesario.

En los ocho años que he estado en el cargo, le he ahorrado a los contribuyentes más de 150 mil

Por eso muchas veces hablamos de que lo mejor es comenzar 'Parks and Rec' por su segunda temporada. No porque la primera sea mala (a mí desde luego no me lo parece), sino porque es en el momento en el que todo hace clic y la sitcom comienza a funcionar y a ser brillante gracias a que los personajes ya están del todo establecidos en sus roles y ya se empieza a notar cierta fluidez en todo.

Lo del parque pasa a un plano secundario y nos encontramos con una mordaz sátira de la sociedad (y la política) y su relación con el americano medio. Leslie Knope puede que sea, con sus obsesiones y todo, una Jed Bartlet, el culmen de lo que debería ser un político, pero está rodeada de compañeros, superiores y subalternos entre los que "servir al ciudadano" no está, ni de lejos, entre sus prioridades.

Se suceden así diversas iniciativas y acontecimientos con los que el equipo de Leslie debe lidiar. Los guionistas forjan, episodio a episodio, un tapiz complejo y en el que se entretejen la vida y costumbres de toda una comunidad: la de los habitantes de Pawnee, Indiana, con sus manías e ídolos (Lil' Sebastian). Es sátira, a ratos absurda, a ratos simplemente desternillante y, por lo general, una joya.

Un elenco irrepetible

Ron Swanson Piramide

Y es que la magia de 'Parks and Recreation' radica, por encima de todo, en esos personajes que rodean a Knope. Su jefe Ron (Nick Offerman) que representa al máximo la idea de hombre hecho a sí mismo, es ultraliberal, libertario y si trabaja para un gobierno local es para hacerlo menos efectivo. Ron Swanson es probablemente uno de los pilares de la serie, fabricante de memes y su relación con Amy es de lo mejorcito que se ha hecho en televisión.

El otro gran pilar de la comedia es Tom Haverford (Aziz Ansari), un emprendedor nato que se guía por la ley de trabajar poco, ganar mucho, ser un influencer y llevar un estilo de vida envidiable. Al igual que con Offerman, el de Ansari es uno de esos personajes con los que cuesta disociar al actor de su personaje. Es casi imposible imaginar a otro haciendo de Tom.

Cada canción que me descargo tiene que pasar una serie de pruebas rigurosas para contestar a una pregunta sencilla: ¿es un hitazo?

Leslie, Tom y Ron, con sus acuerdos y desavenencias, forman parte de la sagrada trinidad de 'Parks and Rec', pero no son los únicos grandes personajes de la serie: April (Aubrey Plaza) como la becaria desganada o la incorporación en la segunda temporada de Rob Lowe y Adam Scott como Chris Traeger y Ben Wyatt, dos oficiales del gobierno que llegan para auditar y hacer rentable el ayuntamiento de Pawnee.

Cada personaje, por muy marcado que esté su carácter, evoluciona a lo largo de los años de una manera fantástica. Empatizas con ellos a un nivel tan íntimo que si al principio te resultaban simplemente graciosos, terminas la serie queriendo casarte con cada uno de ellos. Una evolución que ha ido de la mano a las vivencias de cada una de las temporadas y los nuevos retos a los que se ha enfrentado Leslie Knope y compañía dentro (y fuera) de Pawnee.

Amazon la trae a España, pero se olvida de la localización

Parks Amazon

Por último, una pequeña queja: aunque es de agradecer la llegada a España de esta serie, la "lástima" es que nos haya llegado solo con doblaje latinoamericano, que queda como un recordatorio de que en ultramar llegó 'Construyendo un parque' mucho antes que aquí y de que en Amazon están demasiado ocupados en no traer con inmediatez sus series propias dobladas al castellano de España como para traer ajenas.

Tampoco trae subtítulos en español (ni latino ni europeo), por lo que al ver la versión original vas a tener que saber inglés sí o sí. No sé si es algo exclusivo de Prime Video España o esta falta de implicación en los mercados locales de la plataforma es global.

La verdad es que, aun con estas circunstancias, es una gran oportunidad para conocer esta sensacional sitcom. Una comedia, la de 'Parks and Recreation', que durante sus siete temporadas fue una de las series más divertidas (y relativamente desconocidas) en antena. Un magnífico reemplazo para sobrevivir la espera hasta la tercera temporada de 'The good place'.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos