Publicidad

RSS Fantasmas de Marte

John Carpenter: 'Fantasmas de Marte', un Carpenter sin interés

44 Comentarios
John Carpenter: 'Fantasmas de Marte', un Carpenter sin interés

“Mirémoslo de esta manera. Quizá me acostaría contigo si fueras el último hombre sobre la faz de la Tierra. Pero no estamos en la Tierra.”

- Teniente Melanie Ballard

Esto del cine es un asunto mucho más complejo de controlar, cuando eres cineasta, de lo que muchos quieren (o pueden, a juzgar por algunos comentarios despectivos) ver. Pero una cosa es bien cierta: hacer una buena película es algo así como un milagro. Y esto aún en el caso de los más grandes. Fanatismos aparte (estoy seguro de que no adolezco de ninguno), dejando de lado la admiración o la veneración que cualquiera pueda sentir por un autor en particular, Carpenter se apagó demasiado pronto, justo cuando su cine tendría que haber dado sus mejores frutos. Por experiencia, por perro viejo. Las razones pueden ser muchas, y pueden dar lugar a interminables especulaciones. Desde que se rindió después de una carrera tan accidentada y tan injusta (tanto a un nivel comercial como crítico), hasta que simplemente se le esfumó el talento y la energía. Que cada cual elija lo que más le guste, pero de nada vale tapar el Sol con un dedo: ‘Fantasmas de Marte’ (‘Ghosts of Mars’, 2001) es una película indigna del director de joyas como ‘La cosa’ (‘The Thing’, 1982) o ‘Están vivos’ (‘They Live’, 1988).

Indigna porque, a pesar de su loable intento de servir como pieza que funcione a la manera de compendio de sus mejores registros, temas y hallazgos visuales, fracasa de manera casi total en todo ello, y porque su visionado causa algo que jamás creía yo que provocara un Carpenter (y que en sus películas menos logradas le diferenciaba de otros directores que lo provocaban más a menudo): aburrimiento. Pienso que solamente los más acérrimos, y por tanto (y lo digo con todo el respeto) los menos aptos para ver la realidad en este caso, son los únicos capaces de defender esta cinta con uñas y dientes. Y conozco algunos. Sin duda, como ejercicio de nostalgia por todo lo que nos ha legado Carpenter, podría valer, aunque sólo sea para lamentar la falta de ingenio narrativo mostrado con creces en otros títulos. Pero aparte de eso, poco más. Un pobre bagaje para un cineasta de raza, que tanto nos ha hecho disfrutar a los devoradores de gran cine de aventuras, fantasía y sci-fi.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos