Publicidad

'Gran Hermano' sufre una fuga de anunciantes por el caso de presunta violación a una concursante

'Gran Hermano' sufre una fuga de anunciantes por el caso de presunta violación a una concursante
30 comentarios

Publicidad

Publicidad

Mediaset afronta una de sus peores crisis de imagen de los últimos tiempos. El procedimiento judicial en torno al caso de violación de una concursante de 'Gran Hermano' durante la edición de 2017 ('Revolution') ha tenido como respuesta la espantada de una veintena de marcas que han decidido retirar toda publicidad del programa en su presente edición ('GH VIP 7').

Entre estos anunciantes se encuentran marcas tan potentes y conocidas como Nestlé, Telepizza, Adeslas, MediaMarkt, etc. todo un grupo de firmas que han hecho su decisión pública en los últimos días con mensajes como este: 

Tal y como relatamos en su momento, en noviembre de 2017, se expulsaba de 'Gran Hermano' inmediatamente y "por conducta intolerable" a José María, mientras que Carlota abandonaría la casa temporalmente. Una situación muy extraña de la que parecía haber un tupido velo.

Poco después sabríamos la razón: tras la fiesta celebrada la noche anterior, José María habría abusado sexualmente de una Carlota en estado ebrio, cometiendo presuntamente una violación. Lo turbio del tema es que nadie de la organización evitó que sucediera en ese mismo momento en un programa en el que se les vigila las 24 horas.

Lo que sí que se facilitó es que Carlota, tras enseñarle el vídeo (y de la peor forma posible, según El Confidencial), pusiera la denuncia. Una denuncia que ha derivado en un juicio que se ha ido celebrando en las últimas semanas y que ha puesto en entredicho la actuación de Mediaset en todo este caso a raíz de las declaraciones de la víctima.

"Una campaña denigratoria", según Mediaset

Gh Revolution

Este último giro ha sido la gota que ha colmado el vaso y que ha provocado la estampida de anunciantes. Algo que Telecinco y su grupo matriz achacan a una campaña de desprestigio en un comunicado público:

"Mediaset España lamenta profundamente la confusión creada por la  campaña denigratoria contra 'Gran Hermano' sobre hechos ocurridos dos  años atrás. Las acciones de desprestigio están siendo avivadas de manera  desleal desde los espacios y programas informativos de Antena 3,  LaSexta, Onda Cero y algunos de sus portales verticales, a los que  también se suma el diario La Razón, con el que comparte accionista el  grupo editor.
Mediaset España se compromete a trabajar  responsablemente para superar esta situación a la mayor brevedad  posible, protegiendo uno de los programas preferidos por la audiencia  española.
Como es público y conocido, Mediaset España se  pronunció desde un primer momento sobre los hechos detectados dentro de  la casa de 'Gran Hermano' hace dos años. En la declaración oficial se  afirmaba que la compañía permanecería atenta a los resultados de la  investigación y al esclarecimiento total de los hechos, respetando la  intimidad de las personas afectadas.
Desde nuestro firme y  demostrado compromiso en contra de todo tipo de abusos, es preciso  recordar que el caso se encuentra en manos de la justicia, en un proceso  del que Mediaset España no forma parte ni ha sido llamada a declarar".

Además de este comunicado público, Paolo Vasile ha hecho llegar a las marcas una carta en la que aclaran su actuación en este caso, asegurando haber puesto los medios en todo momento para que Carlota pudiera denunciar y que ellos no forman parte del proceso judicial.

Claro, no formar parte del proceso no implica que no estén implicados, aunque sea a un nivel ético, en esto. Personalmente creo que desde el momento en el que pasó, en Telecinco no supieron cómo actuar y esto ha provocado que se haya llegado a donde se ha llegado y el echar la culpa a terceros solo responde a una falta de autocrítica exasperante.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir