Nicolas Cage no se arrepiente de ninguna película, aunque solo la hiciera para pagar su deuda: "Me importaba"

Nicolas Cage no se arrepiente de ninguna película, aunque solo la hiciera para pagar su deuda: "Me importaba"
19 comentarios

¿Qué tienen en común ‘La hora de la venganza’, ‘Policías corruptos’ y ‘Caza terrorista’? Aparte de sus títulos de película de Antena 3 a la hora de la siesta, todas ellas están protagonizadas por el actor irónica o postirónicamente más reconocible de la era Internet: Nicolas Cage.

De hecho, en los últimos 12 años ha aparecido en 47 películas, desde films de culto como ‘Color out of space’ hasta macarradas como ‘Willy’s Wonderland’ o auténticas bazofias directas a vídeo solo aptas para los muy cafeteros. Pero, ¿qué es lo que le ha ocurrido? ¿Cómo ha pasado el protagonista de ‘La búsqueda’ y ganador de un Óscar por ‘Leaving Las Vegas’ a convertirse prácticamente en un meme andante?

La resurrección de Nicolas Cage

GQ le ha dedicado un perfil maravilloso al que os recomiendo encarecidamente dedicar quince minutos y que ayuda a entender mejor la figura de Nick Cage en la actualidad, más allá de las extravagancias y las locuras. Todo, desde el inicio de la entrevista vestido con un traje de kung-fu hasta la visita a su futura tumba (una pirámide blanca de casi tres metros de altura con la inscripción “Omnia ab uno” que ya está construida en Nueva Orleans), sumado a las películas que ha realizado en los últimos años, nos hace pensar que le ocurre algo. Pero no es así: Nick vuelve a estar en su mejor momento. De verdad.

Puede que Nicolas Cage esté bien ahora (o todo lo bien que puede estar Nicolas Cage), pero entre 2009 y 2010, Nicolas Cage perdió las dos cosas más importantes de su vida: su padre y su carrera. ‘El aprendiz de brujo’ supuso tal fracaso (merecido) que los estudios mainstream le cerraron sus puertas. Se podía olvidar de la tercera parte de ‘La búsqueda’ (a pesar de que Disney vaya a continuar la saga como serie de televisión con otros actores) justo en el peor momento: su agente le había dejado en la ruina financiera.

Ahogado en deudas, llorando a su padre y sin ningún estudio que le quisiera contratar, el único camino de nuestro héroe era el de ir hacia delante y ganar tanto dinero como pudiera aceptando cualquier papel que cayera en sus manos. Así, Cage ha interpretado a Will Montgomery, un padre en busca de su hija secuestrada, en ‘Contrarreloj’, a Colin Pryde, un congresista involucrado en un escándalo sexual en ‘Escándalo en el poder’ o a Noah Kross, un hombre que en el 2030 no quiere ser exiliado a una colonia para ciudadanos improductivos, en ‘El agente’.

Nicolas Cage en 'Escándalo en el poder'

El peso del talento de Nick

Las obras maestras escasean en su filmografía de los últimos años, pero si uno busca bien puede encontrarse con pequeñas maravillas como ‘Mandy’, ‘Teen Titans Go! La película’, ‘Spider-man: Un nuevo universo’ o ‘Color out of space’. A estas se les unirán pronto ‘Pig’ y ‘The unbearable weight of massive talent’, la película que puede cambiar de nuevo y para siempre su carrera, en la que interpreta a un actor en quiebra llamado… Nick Cage.

Sin embargo, el actor afirma que ninguna de estas películas, ni tampoco en las que uno encuentra rascando el fondo del barril, las hizo sin darlo todo. Pide que no nos llevemos a equívocos, él siempre cuidó cada papel al máximo, y por lo que cuentan los directores con los que ha trabajado, lo más probable es que sea así.

Cuando hacía cuatro películas al año, una tras otra tras otra tras otra, aún tenía que encontrar algo en ellas que me permitiera darlo todo. Ninguna funcionó. Algunas fueron buenísimas, como ‘Mandy’, pero otras no funcionaron. Pero nunca he vagueado. Así que si hubo una idea equivocada, fue esa, que simplemente lo hacía sin que me importara. Me importaba.

Los más aficionados a las caras histriónicas y los papeles imposibles de Nick están de enhorabuena: oficialmente, estos doce años de hiperactividad han terminado, y ha conseguido pagar todas sus deudas. Ahora empieza una nueva etapa de Nicolas Cage, en la que va a volver a ser padre, escapar de ser un actor-meme y volver a dedicarse a protagonizar los proyectos que ama.

En su siguiente película, ‘Renfield’, será el mismísimo Drácula, junto a Awkwafina y Ben Schwartz. Este es el camino que quiere tomar: el de seleccionar cada proyecto de manera extrema, tanto como pueda. Es consciente de que la muerte puede llegar en cualquier momento (tiene 58 años, pero no olvidéis que ya tiene su tumba construida, ¿vale?) y pretende arreglar su carrera viviendo cada película como si fuera la última.

Pero, honestamente, ninguno de nosotros estamos preparados para la última película de Nicolas Cage.

Temas
Inicio